©℗®™ 7 Junio 2015


Recursos para entender y atender las Altas Capacidades

Lo importante es que sea feliz

La frase que probablemente escuchemos con más frecuencia es «lo importante es que el niño sea feliz». Al pronunciar esta frase, inmediatamente imaginamos un niño o una niña corriendo, ensuciándose, riendo. Sin responsabilidades ni preocupaciones. La infancia, pensamos, debe ser eso. Todas esas imágenes lúdicas corresponden a momentos de diversión. En ese instante, los docentes al pronunciarla, se sienten respaldados para no hacer nada, en pro de la felicidad de su alumno/a. Las familias se sienten culpables por haber si quiera propuesto un ritmo de aprendizaje más intenso y también se convencen, de que lo importante, es que su hijo o hija pase la infancia «jugando».

Pero diversión y felicidad no son lo mismo.

Así, lo primero es entender ¿Qué hace que un niño se desarrolle «feliz»? Y sin duda, Abraham Maslow es un referente extraordinario en este campo. Considerado el padre de la psicología moderna, fue de los primeros en introducir el concepto de «autorealización», como ingrediente esencial de la felicidad. Autorealización es el camino que toda persona emprende, desde el mismo momento de su nacimiento, hacia el pleno desarrollo de su potencial. Es una necesidad del ser humano. Por eso, si lo que de verdad nos preocupa es la felicidad de nuestros hijos y alumnos, nos debe ocupar implicarnos en ofrecerles oportunidades y guía para que su potencial se desarrolle al máximo.

Lo importantes es que el niño sea feliz

«El niño saludable es curioso de forma desordenada y espontánea, explorador, deseoso de saber, interesado (…) La labor de los educadores es la de tentar al niño a avanzar hacia su desarrollo, ofreciéndole seguridad en cada paso, garantizado así el desarrollo del niño saludable, que se descubre así mismo y su potencial»

Abraham Maslow. El Hombre Autorealizado. Hacia una Psicología del Ser.

No podemos atender aquello que no conocemos

Si al leer el artículo anterior te has convencido de la importancia que tiene responder al alumnado -o a tus hijos- desde los primeros años de escolarización -sí, podemos identificar, evaluar y acometer medidas, incluida la aceleración de curso, desde infantil-, toca ahora entender bien qué hacer. Atender desde la suposición, el «yo creo, pienso u opino», o desde la tradición -«esto es lo que se ha hecho siempre»-, incluso desde la sistematización -«esto es lo que viene redactado en la norma / dirección del centro»-, puede hacer más daño que bien.

Ningún método es efectivo, sino parte de las necesidades personales del alumno

Steven I. Pfeiffer

Así, empieza por entender bien qué son las altas capacidades y cuántos alumnos con alta capacidad -identificados o no- hay en tu aula (o en tu casa). No se trata de convertirte en un experto académico, o de pasar horas y horas «diseccionando la rana» para saber si sus destellos neurológicos son más o menos «rojos». Hay un niño en tu aula -o en tu casa- que necesita que le atiendas ya, ahora, y bien. Y no puede esperar mientras tu te sumerges en el complejo mundo de la disección de su morfología cerebral o funcionamiento neuronal que, seamos honestos, responde más a tus necesidades de notoriedad que a las del menor.

Pero sí se trata de tener un fundamento claro de qué se entiende hoy por alta capacidad, y sobre todo, por qué y cómo debemos responder a sus necesidades de desarrollo desde el hogar, pero especialmente desde el aula:

Paso 1: Altas capacidades, el concepto

«Cuando se sabe qué buscar, el alto potencial de un niño aparece en los lugares más inesperados y se expresa de las formas menos usuales: Un graffiti lastimero, una razón muy inteligente para no hacer los deberes, un chiste ingenioso, una pregunta fascinante, un juego de palabras, la concienzuda dedicación a una actividad, hacer las cosas de forma inusual, pintarlas del revés, una pasión que perdura, el valor de defender a los indefensos, la capacidad de mantener la calma en los momentos de caos…»

Linda Silverman. 101 Giftedness. The Sleeping Dragon

Este párrafo traducido de Linda Silverman, expresa la esencia de lo que debes buscar cuando observar rasgos de alto potencial cognitivos en un niño en desarrollo. No es genialidad, sabiduría, conocimiento o resultados. Tampoco un adulto maduro y equilibrado en el pequeño cuerpo de un niño de 7 años. Siguen siendo niños y están en desarrollo. Esta es la gran idea a interiorizar. Y porque están en desarrollo, necesitan que los adultos a su alrededor, el ofrezcan guía, apoyo, herramientas y oportunidades para desarrollarse en todos los aspectos: emocional, social y cognitivo. Exactamente las mismas necesidades que cualquier otro menor.

Entonces ¿Cuál es el problema? No es otro que nuestros errores en los conceptos de partida. Desarrollarse no es adaptarse. No es hacer lo que hacen los demás, cuando y cómo los demás. No lo es para ningún menor, tampoco lo es para ellos. Desarrollarse siempre es en función de uno mismo y hacia un objetivo que es personal.

Todos entendemos que la guía, apoyo, herramientas y oportunidades que necesita un niño que con 8 años mide 1,30 y tiene un alto potencial para el baloncesto (esto es, velocidad, agilidad, flexibilidad, puntería, equilibrio, visión estratégica y desde luego, interés y pasión), no son las mismas que necesita un niño de esa misma edad, con una altura y habilidades físicas digamos «esperadas» para su edad, y que no muestra un interés y pasión especial por el baloncesto.

También entendemos que ese niño con un potencial y pasión de partida destacadas, sigue siendo un niño. No está capacitado para desarrollarse solo en el campo del baloncesto, ni meterá todas las canastas, ni hará perfectos todos los pases, ni todos los días tendrá las mismas ganas de entrenar, o de madrugar los sábados para jugar sus partidos. Su familia, su entrenador, su equipo, y los retos y campeonatos a los que se enfrenta, jugarán un papel crucial no solo para que ese niño acabe siendo, si lo desea, una figura destacada en el campo del baloncesto, sino para que mantenga viva la llama de la motivación, persista, supere los reveses, los «no me gusta», «no me apetece», «no me salió bien», asuma progresivamente su responsabilidad hacia su desarrollo, sus fortalezas (esfuerzo, superación, mentalidad de crecimiento, estrategia, sacrificio, dedicación).

Y no es porque a nosotros nos guste colgarnos una medalla y presumir de hijo o alumno en la NBA, sino porque todos nosotros somos sensibles y entendemos la felicidad que uno siente, no solo cuando llega, sino durante el proceso, de ponerte un objetivo, luchar por él, y tener quien te apoye y te ayude a progresar. Todos hemos notado ese sentimiento en Nadal o «Carlitos», debutando a los 19 entre los más grandes. Eso si es felicidad.

Es cierto que los primeros estudios sobre altas capacidades se realizaron sobre adultos que habían destacado en el campo académico. Ese sesgo en los individuos del estudios, provocó que se asociara alta capacidad con alto rendimiento académico y con un elevado CI. Pero hace ya mucho de esos años, y son muchas las investigaciones y literatura que se han publicado para romper con ese cliché. Es hora de que todos nos actualicemos:

Evolución del Concepto de Alta Capacidad

Alta Capacidad o Alto Rendimiento

Lo mejor del 2016 (1/3) : Identificación y Aspectos Generales.

En casa y en el aula, ¿Qué debo saber sobre las altas capacidades?

Paso 2: Altas capacidades, responder a sus necesidades

«Un niño es especial si creamos las condiciones en las que ese niño puede ser un especialista dentro de un grupo especializado.»

Renzulli y Reis. Enriqueciendo el Currículo para todo el alumnado

Otro párrafo para desgranar. Renzulli es el máximo exponente en la investigación del desarrollo del talento. Su escuela, su modelo, se ha extendido por todo Estados Unidos en escuelas de todo tipo y contextos socio-económico. Los resultados están demostrados, valorados, y recogidos en su modelo SEM de enriquecimiento para todo el aula. Las premisas son claras:

  • El entorno juega un papel importante en el desarrollo del potencial. Si las condiciones del entorno no son apropiadas, este potencial no se desarrollará, el talento, pues, como nos dice Javier Tourón, se pierde.
  • El potencial necesita herramientas, guía, consejo, apoyo, cuanto más especializado mejor. Esto es, que no podemos desarrollar el potencial matemático -o en cualquier otro área- de un niño cuando su capacidad de aprendizaje está por encima de nuestra capacidad de guiar. Por eso, necesitamos ofrecer un contexto a la altura de sus expectativas, por eso medidas como la aceleración educativa, el mentorazgo, los clubs de enriquecimiento, son tan importantes -y al mismo tiempo tan poco abordados- en el campo de la respuesta educativa que este alumnado requiere.
  • El potencial necesita GRUPO. Con mucha frecuencia las medidas que se adoptan con este alumnado son aisladas. El rincón o aula de enriquecimiento cuando acaba lo que hacen los demás o algún tiempo reducido con algún proyecto al que llamamos de investigación, pero es, hay que ser honesto, de «copia y pega»

No, responder a este alumnado no es ocupar su tiempo. No es darle más contenidos para que los lea para si mismo. No es que los copie en un power point para que se luzca cual mono de feria frente a unos compañeros que le mirarán cada vez con más extrañeza. Y desde luego no es ponerle de profesor o ayudante de los demás. Todas estas medidas hacen que el menor desarrolle un autoconcepto que le excluye de un contexto social al que tendrá que acudir durante muchos años de su vida.

Al adoptar este tipo de medidas, trabajamos en contra de su sentimiento de pertenencia, para luego, claro, acusarles de falta de integración y habilidades sociales para, otra vez, limitar su respuesta educativa hasta que estas «habilidades» no se desarrollen (y lo haga el menor por sí mismo, a pesar de un contexto que no lo favorece). Curso tras curso, alumno tras alumno, vemos el mismo patrón, pero venga la burra al trigo, no somos capaces de ver cuántas veces su «aislamiento» son consecuencia de medidas que la propia escuela ha estado adoptando desde los primeros años de escolaridad. Echa la vista atrás, ese alumno, ahora apocado y solitario, era el alma de la fiesta en infantil. Luego, no son los genes, sino el ambiente.

Si me separas ¿Cómo no desarollar el sentimiento de que soy diferente? Si trabajo aislado ¿Cómo aprender a trabajar con los demás?, pero también, si trabajar con los demás supone una y otra vez, renunciar a mi propio ritmo, a mis expectativas, a mi nivel de auto-exigencia, ¿cómo disfrutar de esta experiencia?¿por qué habría de gustarme? No olvides que son niños. Lo natural, lo sano y lo equilibrado en un niño -también en un adulto- es buscar un equibilibrio entre el yo y el nosotros. Cuando el nosotros no te aporta ningún beneficio, simplemente tratas de buscar otro grupo. Pero los alumnos no tienen esa libertad.

Emociones, Ecuaciones y Negaciones

8 Errores Comunes en la Respuesta Educativa al alumnado con Alta Capacidad

Sospecho que un alumno podría tener Altas Capacidades ¿Qué hacer?

Lo mejor del 2016 (3/3) : Respuesta Educativa y Altas Capacidades

Paso 3: Más allá de lo esperado

«La educación se basa en la observación de que un alumno es en realidad dos: el que es ahora, y el que puede llegar a ser mañana» (si actuamos)

Adaptado por La Rebelión del Talento, del original de William Feather, autor y editor teatral estadounidense «La publicidad se basa en la observación de que un sujeto es en realidad dos: el que es y el que le gustaría ser»

Para muchos, la atención al alumnado con alta capacidad se debe limitar a «dejarles hacer», como si tener un mayor potencial fuera sinónimo de «venir sabido». Ningún entrenador deportivo o mentor artístico adoptaría esta actitud. Solo la escuela lo hace. Cuando leemos «el niño deberá, hará, investigará, expondrá, ayudará….», realmente suena a una concepción de «vaca lechera». Nos colocamos en la situación de esperar un resultado, una actitud, una dispoción que continuamente demuestre aquello de lo que es «capaz», por si solo. Olvidamos que mientras es menor, la responsabilidad de desarrollar su potencial es nuestra y no suya. Que no se trata de que demuestre lo que ya sabe hacer, sino de ofrecerle un contexto que le lleve un paso (o varios) más lejos. De hacerle avanzar.

Hablar de responder al alumnado con alta capacidad debe incluir verbos como retar, estimular, guiar, aportar herramientas, contexto, interacción, eliminar barreras, pensar, crear, debatir, indagar, resolver, emocionarse, apasionarse.

¿Hasta dónde pueden llegar los alumnos que son retados?

Lástima, lo que a mi me apasiona, no es «extraescolar» (sobre el feedback para el desarrollo del talento)

¡No se trata de Acelerar, sino de dejar de pisar el freno¡

Informe Templenton sobre aceleración

Para eso, también los educadores debemos mantener una actitud y disposición por traspasar nuestros propios límites y exigirnos ir más allá de lo esperado. Entender el desarrollo del talento, no como una excepción restringuida a unos pocos, sino como un modo de entender la educación para todos:

Respuesta Educativa y Altas Capacidades

Wakelet

#LaPrimerAACC


Recopilatorio de conversaciones y recursos sobre altas capacidades y respuesta educativa

Lecturas

#LaRebeliondelTalento


No están todos los que son, pero estos son mis favoritos. Importante, que estén sustentados en la investigación

Desarrollo y Aprendizaje

Experiencias

#AulaVirtual


Recopilatorio de experiencias de docentes que se enfrentaron al reto de responder a sus alumnos con aacc

Respuesta Educativa y Altas Capacidades
Entender el Concepto, esto no es

Javier Tourón

#JavierTourón


Dimensión internacional y rigor científico. Imprescindible para los que queráis profundizar en los fundamentos

Paso 4: Evaluación

El cerebro humano es de enorme complejidad, no es completamente medible con pruebas psicométricas. El único instrumento suficientemente complejo para entender a un ser humano, es otro ser humano

Linda Silverman. 101 Giftedness

Te extrañará que lo pongo al final, parece que nada puede activarse hasta que no tenemos una evaluación que «certifique» las altas capacidades de un niño. Buscamos una certeza, que los test, no nos dan, pero que nos empeñamos en usarlos como si tuvieran esa capacidad. Las altas capacidades son un constructo, como la caridad, la belleza, la bondad. ¿Es posible crear un test que nos diga con certeza que niño con 7 u 10 años, será un adulto bello, caritativo, bondadoso?. ¿Podríamos en función de esos test, separara unos de otros y tratarlos de forma diferente?. Sería absurdo. Sin embargo, es lo que exigimos, una herramientas «universal, inequívoca y objetiva» que nos diga «quién es» y «quién no es», un alumno excepcional.

La mejor herramienta para identificar el potencial de un alumno, eres tú, tutor, maestro, padre, madre, orientador. Tu pericia, tu experiencia, tu formación, tu instinto, tu visión. Tu sabes qué alumnos en tu aula están por encima del nivel de reto «medio». Tu sabes quienes se aburren o no se están desarrolando, tu sabes quién tiene capacidad para llegar más lejos, más rápido, más profundo. Solo tienes que asumir la responsabilidad que tienes hacia ese alumno/a. No es del sistema o la normativa, ni del atasco en los equipos de orientación, ni de los padres que quieren que «sea normal», ni de los compañeros que te miran raro y desde luego no del aumno que «no demanda«. Sino tuya.

Pierde el miedo a solicitar una evaluación

Entiende que el CI solo es significativo hasta cierto punto

Ni los propios autores de los test defienden el uso que les estamos dando

Además, hay que saber y mucho, sobre cómo utilizar e interpretar estos test

Y hacerlo dentro del contexto de la complejidad de las Altas Capacidades

Para no convertir las Altas Capacidades en la etiqueta negra del sistema educativo

«Lejos de la concepción escolar tradicional del aprendizaje como algo mecánico, el aprendizaje es ante todo un proceso sumamente complejo y diverso, un proceso que envuelve todas y cada una de las capacidades humanas, y que tiene un desenvolvimiento desde dentro hacia afuera, y es por tanto imposible pretender «dirigirlo» desde el exterior del propio sujeto, so pena de reducirlo a un aspecto puramente memorístico».

Sir Ken Robinson

A medida que profundices en cómo retar las altas capacidades, comprenderás que la repuesta no está en buscar recursos exclusivos para que ocupen su tiempo o proyectos originales para que acumulen más información, sino en retar su pensameinto crítico y creativo y ofrecerles un contexto e interacción que les lleve a crecer y desarrollarse al máximo de su potencial. Aprenderás entonces que el resto de alumnos también se benefician de un contexto dinámico, en el que aprender se convierte en un proceso elegido por cada alumno.

Y llegarás, espero, como yo he llegado, a la conclusión de que responder a los alumnos con alta capacidad, no es una cuestión de recursos, sino de enfoque de la educación. Retar el pensamiento crítico y creativo de nuestros alumnos y ofrecerles un contexto de aprendizaje personalizado.

Escribieron para nosotros Salvador

Creatividad

«El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de crear cosas nuevas» Piaget. Sin embargo, el pensamiento creativo es anulado, incluso estigmatizado en muchas aulas

RECURSOS PARA DESARROLLAR LA CREATIVIDAD

Pensamiento Crítico y Creativo

Pensamiento

Retar el pensamiento de los alumnos con alta capacidad, es la clave de su atención… y de la del resto de alumnos. Es también una competencia clave de nuestro sistema.

RECURSOS PARA RETAR EL PENSAMIENTO

Recursos, Concepto

Personalización

El aprendizaje es interacción. Los alumnos son diversos. Cada uno aprende y se desarrolla al mismo ritmo. Y hay un modo de combinar todas sus necesidades.

RECURSOS PARA PERSONALIZAR EL APRENDIZAJE

Entender el concepto

Formación al Profesorado

Si quieres seguir profundizando:

Suscribete a nuestro blog y estar actualizado de las nuevas publicaciones

Formate con nosotros (cursos individuales, grupos, centros educativos y centros de formación al profesorado)

Escríbenos para cualquier consulta:

A %d blogueros les gusta esto: