COMO GEPETTO Y SU PINOCHO…

COMO-GEPETTO-Y-SU-PINOCHO-01-INED21

“Como Gepetto, nuestro sistema ha diseñado un modelo de niño perfecto y, viendo que muchos niños quedan fuera de este modelo, genera herramientas, adaptaciones, metodologías para ayudar a todos a converger hacia nuestro modelo”.

La problemática que no sólo los niños de alta capacidad, sino todos nuestros alumnos y en especial los que no tienen un estilo de aprendizaje que encaje con el modelo de enseñanza secuencial y repetitivo, se encuentran en muchas de nuestras escuelas no es otra que la falta de respeto -conocimiento- hacia el deseo, la necesidad, de desarrollar nuestro potencial individual que compartimos todas las personas.

Cuando esta necesidad no se satisface se genera un desequilibrio emocional y social con diversas consecuencias. El acoso, el fracaso escolar, la desmotivación, la mala educación, la falta de implicación y responsabilidad, problemas de ansiedad y mal comportamiento, dificultades de atención …. Muchos debates sobre educación quedarían solventados si nuestra mirada estuviera puesta en el desarrollo del potencial de cada alumno en lugar de en obtener un consenso sobre cuál es la mejor medida a adoptar.

¿Cuándo deben aprender a leer los niños?

¿En qué medida debemos utilizar las Tics?

¿Por qué nos decantamos, por el ajedrez, la robótica, el teatro…?

¿Cuál debe ser el criterio de agrupamiento cuando trabajamos por proyectos?

¿Cómo trabajar la cohesión del grupo?

¿Cuál debe ser el criterio de evaluación?

¿Cuáles deben ser los contenidos de primaria, o secundaria? ¿Cuáles las opciones de secundaria o bachillerato?

¿Qué medidas tomar contra el acoso escolar, el fracaso, el abandono?

La Rebelión se estrena con este artículo, en el día de su 2º cumpleaños (el pasado 7 de Junio) como colaboradora de la revista INED21 de gran alcance y prestigio entre la comunidad de docentes de habla hispana. En él abordamos estos temas y reflexionamos sobre los objetivos de la educación, planteando el desarrollo del talento como la verdadera herramienta de la inclusión. En su primer día de publicación, ya alcanzó las 20.000 visitas y por este interés que ha suscitado lo queremos compartir con vosotros hoy:

Pincha en el enlace para acceder al artículo completo:

 Leer Artículo “COMO GEPETTO Y SU PINOCHO”

 

Por cierto ¡ FELIZ CUMPLEAÑOS REBELDES!

2 años

“¡Odio leer, Odio escribir!”

VSL-dificultades para leer y escribir

Aprendiz Visoespacial : Técnicas de Aprendizaje que Funcionan (2/2)

Adaptaciones para desarrollar destrezas de lectura y escritura.

(Extracto y Traducción del Cap. 13 del libro “Upside-Down Brilliance, The Visual-Spatial Learner”. Linda K. Silverman

Los niños viso-espaciales (VSL) aprenden a leer de una forma totalmente diferente al modo en que las escuelas enseñan a leer tradicionalmente. Y el tiempo que requieren es impredectible. En nuestras investigaciones hemos podido distinguir dos patrones de comportamiento en el aprendizaje de la lectura de los niños viso-espaciales (VSL) :

  • Lectores tempranos que aprenden de forma autónoma antes de que en su escuela se enseñe a leer
  • Lectores tardíos que tienen problemas para reconocer la letra escrita y aprender a leer de forma fluida más tarde que el resto de sus compañeros.

Raramente encontraremos niños VSL que hayan aprendido a leer al tiempo que el resto de alumnos de su misma edad.

El momento adecuado para leer.

¿Cuándo es el momento adecuado en que un niño debe empezar a leer? Hemos visto niños que aprenden a leer antes de los 3 ó 4 años. Pero para Rudolf Steiner, fundador de las escuelas Waldorf, las escuelas inician la instrucción para aprender a leer demasiado pronto.

En “Selected Writings and Speches” (Selección de artículos y charlas), Annemarie Roeper (pedagoga y experta en el campo de las alas capacidades) comparte su filosofía sobre este punto:

Mi experiencia durante 30 años ha confirmado mi creencia de que la edad y las fases de desarrollo no son intercambiables. Un niño de 3 años puede leer y tener deseos de leer. Seríamos negligentes si no le ofreciéramos a este niño la oportunidad de colmar sus deseos. Por otro lado, podemos encontrar niños de 6 años que pueden no estar preparados ni desear aprender a leer. En este caso, dañaríamos a este niño forzándole. Ambos niños acabarían por no desarrollar algunas destrezas e intereses o desarrollando problemas emocionales si los adultos no somos sensibles a sus ritmos de desarrollo personales.

¿Por qué empezamos a leer a los 6 años? Aparentemente, la mayoría de los niños auditivo-secuenciales esta listos para hacerlo a esta edad. Los niños que no están listos hasta quizá los 9 años se sienten retrasados, inadecuados, avergonzados y frustrados. Desgraciadamente, la presión sobre los maestros de primaria para que todos los niños sean capaces de leer de forma fluida al acabar segundo de primaria es enorme.

Como todo especialista en lectura sabe, los niños aprenden a leer de muchas formas diversas. Es importante para los niños sentir bien con sus avances y que para ellos leer sea algo tan natural como respirar. Annemarie explica que los niños tienen más probabilidades de aprender a leer cuando se sienten aceptados y valorados, y cuando son enseñados en la forma en que aprenden.

“Los niños no aprenden a leer hasta que no están listos y se sienten valorados en toda su persona. Así leer no es en sí una prioridad. El desarrollo de la persona debe ser, en última instancia, la verdadera prioridad… La enseñanza, como las expectativas, deben estar orientadas al desarrollo individual, y no suscritas a una norma arbitraria”.

 Cuáles son los factores que ayudan a los niños a desarrollar sus destrezas y motivación para leer?

  • Un clima que ayude a crear un auto-concepto positivo.
  • Un entorno que les aporte seguridad, de forma que toda la energía del niño se puede dirigir a crecer y desarrollarse en lugar de protegerse emocional y psíquicamente.
  • Adultos capaces de generar y transmitir esta atmósfera de seguridad y aceptación.
  • Respeto por el estilo de aprendizaje propio de cada niño, además de maestros capaces de adaptarse a este estilo o capaces de reconocer el hecho de que no son capaces de adaptarse y buscar un adulto que sí lo haga.

Trabajar en sus intereses en diversas áreas además, motivará al niño a querer aprender a leer. No importa si sus intereses son algún deporte, la ciencia ficción, los comics de spiderman, los animales o los viajes, animarle a leer textos relacionados con sus intereses será mucho más motivador para el niño.

Algunos niños viso-espaciales parecen tener problemas para decodificar palabras simples y fáciles de leer y después, un día, y sin avisar, su capacidad para leer simplemente parece haberse encendido repentinamente. En nuestro centro se suceden las anécdotas que corroboran este proceso. “Una pequeña parecía incapaz de aprender a leer a través de sus libros para principiantes. Sus padres estaban ya muy preocupados. Un día al llegar a casa se la encontraron leyendo ¡el New York Times!. Hemos visto muchos niños de alta capacidad viso-espaciales que no revelaban que ya podían leer, prefieren mantener para sí mismos esta experiencia, igual que les sucede con todo el conocimiento que atesoran. Ten cuidado con la típica “enséñale a la abuela lo bien que lees cariño” y con los niños y sobre todo niñas que esconden sus capacidades en la escuela, incluida la de aprender a leer de forma precoz, para no ser distinguida del resto de sus compañeras. En casa suelen mostrar una lectura fluida, mientras en el colegio aún silabean.

Aprender a leer palabras enteras

Los niños viso-espaciales con frecuencia tienen problemas para aprender los fonemas, tienden a aprender a leer a través de la vista. Esto sugiere un cambio en nuestros métodos de enseñanza. Betty Maxwell, experta en aprendizaje para la lectura, nos propone algunas ideas:

  • Comprueba que el niño puede retener una imagen visual. Algunos niños con TDAH perciben las cosas en un abrir y cerrar de ojos, pero tienen una pobre memoria a corto plazo visual. Haz juegos de memoria visual con ellos y aliéntales con juegos tipo palabras favoritas o instantáneas de memoria.
  • Construye un amplio vocabulario visual. Etiqueta cosas, usa diccionarios pictóricos, crea una caja del tesoro con palabras especiales.
  • Realiza juegos con estas palabras, saca 2 ó 3 palabras al azar y construye con ellas una frase loca. Saca 3 ó 5 palabras y úsalas en una historia. Distribuye las palabras en categorías. Cualquier tipo de categorización puede servir, por ejemplo “palabras de 7 letras, verbos, sustantivos, que empiezan por A o contienen una B, palabras de una sola sílaba”. Deja que los niños organicen sus propias categorías.
  • Coloca una palabra en la espalda de un chico o en su frente y juega a “adivina la palabra”, haciendo preguntas a los demás sobre que palabra puede ser, que los demás sólo pueden contestar si o no. (p.e. ¿Es un animal? ¿Tiene cuernos? ¿Da leche?…)
  • Para aprender aquellas palabras que no pueden transformarse en una imagen (preposiciones, artículos, etc..), úsalas en frases y colorearas, acompáñalo con un dibujo que represente esa frase (“El mono cruzó sobre el puente”
  • Haz dibujos de las frases, como “sobre el punte”, “dentro de la boca del dragón”, “detrás de su espalda”
  • Después de leer una historia en voz alta a tus alumnos, propón el juego de “buscar la palabra” en un par de páginas. Pídeles que busquen una palabra interesante y no palabras simples o sencillas.
  • Propón a todos los niños hacer sus propios libros. Pueden cortar o dibujar historias, después dictar las leyendas de esas viñetas. Grapa las páginas y tendrán su pequeño libro. Divertiros leyendo estos libros, ahora están aprendiendo las palabras en su contexto.
  • Una vez que los niños ya empiezan a leer un poco, usa la caja del tesoro para los fonemas. Distribuye las palabras y apílalas en grupos “palabras que empiezan por el mismo sonido, palabras que acaban con el mismo sonido, en lugar de tratar de enseñarles el sonido aislado. Recuerda que estos niños son buenos reconociendo patrones, adoran encontrar las relaciones, tienen un gran sentido del ritmo, pero una pobre memoria.
  • Enséñales las consonantes a través de trabalenguas
  • Enséñales las raíces latinas y griegas, los prefijos y los sufijos. Comprueba si pueden encontrar estas terminaciones en los libros de botánica o animales, en la caja de cereales, en libros de jardinería, etc..
  • Usa todo tipo de herramientas visuales para ayudarles con la ortografía y permite que ellos usen toda su creatividad para contar historias.

 

las-preposiciones-de-lugar-en-ingles

Qué hacer con los aprendices tardíos.

Cuando los niños tienen dificultades para aprender a leer en el tiempo que se estipula para ello, hay varias formas de afrontar esta situación. El programa de Ron Davis (“The Gift of Dislexia” (cap. 4)) es un programa muy bueno para todos los niños VSL porque potencia mucho las imágenes y es perfecto para ellos. Cuando hacemos leer a un niño VSL en voz alta, podemos darnos cuenta que a menudo se salta las palabras simples y cortas, los artículos, preposiciones, conjunciones.. es decir, las palabras que no pueden ser representadas con una imagen. El programa de Davis aporta una gráfica para estas palabras (por ejemplo, la palabra entonces se representa por una flecha). Jordi Ringle, un PT de Illinois describe varias de las técnicas de Ron Davis y las adaptaciones que hizo y el efecto que generó en sus estudiantes:

  • Los niños usaron arcilla (material manipulativo y visual) para hacer letras y después construir con ellas palabras. Buscaron la definición de estas palabras, debatieron sobre su significado y usaron la palabra para construir distintas frases, a veces mostrando con movimientos de su cuerpo lo que quieren decir o lo que sus esculturas significan (expresión kinésica, auditiva, verbal) o incluso hacían una nueva escultura para explicar el significado de las palabras (táctil, visual). De esta forma desencadenan tantas conexiones neuronales que no tienen problemas para leer la palabra cuando la ven escrita. Incluso pedí a los estudiantes hacer un dibujo de sus esculturas en el papel y escribir la palabra, para hacer un diccionario pictórico, y de vez en cuando les hacía revisar este diccionario.
  • Después de trabajar con las letras, también hicimos signos de puntuación con la arcilla, y debatimos sobre los distintos símbolos usados y lo que significaban cuando los veían escritos. Después buscamos en varias publicaciones los distintos signos de puntuación.
  • Dibujar los signos de puntuación es la mejor técnica que he visto para incrementar la comprensión lectora. Cuando aparece una coma, un guión, un signo de interrogación o exclamación, dos puntos, punto y coma, paran y me cuentan la imagen que han creado en sus cabezas sobre lo que esta ocurriendo en la historia.
  • Lo que hace de esta técnica algo tan exitoso es que aprovecha sus fortalezas para construir imágenes mentales. No les machacamos con preguntas que probablemente no sepan contestar, simplemente les digo, cuéntame lo que “ves” en tu cabeza.

 

La aproximación multi-sensorial de todo tipo resulta de gran ayuda a los niños VSLs con dificultades para aprender a leer. Pero es importante entender que cada niño puede responder de un modo distinto a las diferentes técnicas, por lo que no podemos esperar aplicar el mismo método con el mismo resultado de éxito en todos los niños, deberemos explorar distintas opciones hasta encontrar la adecuada.

Betty Maxwell sugiere las siguientes técnicas con los niños viso-espaciales en el aula o en tutorías individuales:

  • Usa una aproximación visual a la lectura en lugar de centrarte sólo en los fonemas
  • La lectura en silencio es mejor que la lectura en voz alta.
  • Permíteles usar el dedo para guiarse, les ayuda a evitar saltar de frase en frase o usa un marco que muestre sólo una frase casa vez.
  • Los niños viso-espaciales responden bien a la poesía, usa el ritmo para engancharles con la lectura (poemas, rimas, raps, canciones…)
  • Ofréceles libros, incluso para adultos, que coincidan con sus áreas de interés. Los niños viso-espaciales de alta capacidad a menudo encuentran respuestas que pican su curiosidad en estos libros avanzados, incluso cuando sólo pueden entender parte de las palabras.
  • Dales libros con muchas fotos, dibujos y gráficos, incluso comics.
  • No les pidas leer todas las palabras de una hoja. En lugar de eso, pídeles sólo que se hagan una idea general del contenido y pídeles que encuentren en el texto alguna de las imágenes que se han formado sobre el contenido.
  • Usa letras grandes.
  • Enséñales patrones de las palabras, familias de palabras, raíces y sufijos, y a decodificarlos como puzles.
  • Usa libros con muchas imágenes para despertar el interés y la capacidad de leer.

Lo más importante de todo es mantener la autoestima del niño alta. Muchos niños visuales tardan en aprender en leer, pero cuando lo consiguen se convierten en ávidos lectores. Hazles saber que estas segura de que lo conseguirán cuando estén preparados. Mientras tanto, permíteles que obtengan la información desde otras fuentes, por ejemplo, que alguien les lea las lecciones, debates, vídeos, cintas de audio y libros específicos para niños disléxicos o con problemas de visión. E incluso si la lectura continua siendo un problema, hazles saber que hay muchos modos para los no-lectores de tener éxito en su vida adulta, en nuestra era mayoritariamente visual y tecnológica.

 

Una aproximación visual a la ortografía.

Aprendí estas técnicas de Lynn Hellerstein, una optometrista conductual, y funciona igual para adultos y niños.:

  • Intenta que los niños visualicen una palabra como “perro” y, con los ojos cerrados pídeles que describan ese perro. ¿De qué color es? ¿De qué tamaño? ¿Qué esta haciendo? ¿Dónde esta?, etc..
  • Visualiza una casa, o un coche, y descríbeselo a tu amigo. Si el niño dice que no puede imaginar nada, pídele que imagine un color, y después que haga el color más brillante, más oscuro, más grande, más pequeño, encerrado en una bola, en un cuadrado, etc… Si tampoco esto funcional, pídele que te indique cómo llegar a su casa. Pregúntale si lo esta visualizando mientras te lo explica. ¿Puede visualizar las habitaciones? ¿Qué hay en su habitación?

Después de esta actividad de calentamiento, tus estudiantes pueden aprender como visualizar las palabras en sus mentes. Pídeles que piensen en una palabra con la que tengan dificultades de ortografía, pinta esa palabra en letras grandes en un color llamativo y sobre una transparencia marca con un color diferente la parte de la palabra con la que tienen dificultades. De este modo se concentran en la parte en que tienen dificultades pero al mismo tiempo visualizan la palabra entera. Ayúdales también con reglas visuales o memotécnicas (p.e. dessert tiene 2 s porque siempre quieres más, mientras desert sólo tiene 1)

Anima a tus estudiantes a dibujar sus representaciones visuales de cada palabra y compartirlo con el resto de la clase, o que la dibujen con sus dedos, y después ¡pídeles que deletreen la palabra hacia atrás! Comprobarás que este ejercicio es mucho más fácil para los niños VSL que para los auditivo-secuenciales. Cuando lo hagan con fluidez, sabrás que se han construido una buena imagen de esta palabra en sus mentes.

Adivinanza Caracol

El Arte de Escribir. ¿Por qué les resulta tan difícil?

El acto físico de escribir puede ser extremadamente difícil para algunos niños viso-espaciales cuyas mentes estallan de ideas que quieren expresar. Necesitan pues adquirir las herramientas de expresión que les permitan demostrar sus ideas.

Del mismo modo que aprenden a leer de otra forma, también aprenden a escribir en un modo distinto. El proceso de escribir consiste en la interrelación de muchas destrezas : generar ideas; transformar estas ideas en palabras, usando el lenguaje de un modo interesante y diverso; organizar los pensamientos de modo que comuniquen al lector lo que queremos transmitir; gramática; puntuación; ortografía; elegir las palabras adecuadas, estructurar las frases y escribir a mano. Sólo la primera funciones son fáciles para los VSL. Destacan en la producción de ideas, ideas maravillosas, ideas novedosas, historias fabulosas, invenciones, y resolviendo problemas. Pero el resto de destrezas que se requieren pueden suponer un esfuerzo avasallador de forma que sus ideas suelen quedar atrapadas dentro de ellos, sin poder salir. Esto destruye su autoestima.

Las personas viso-espaciales tienen más dificultades en trasladar sus ideas en palabras que los auditivo-secuenciales que piensan en palabras. Pueden ver la imagen claramente en sus mentes, pero no son capaces de recuperar los datos y encontrar las palabras que describan estas imágenes. A menudo les exige más tiempo, pero la escuela es a menudo una carrera contra reloj. Cuando las palabras les fallan, se vuelven ansiosos y esta ansiedad bloquea el proceso de transformar las imágenes en palabras. Las pruebas con un tiempo límite disparan su ansiedad.

Para que la escritura sea interesante, el escritor tiene que ser capaz de expresar la misma idea de muchas formas distintas. Para los escritores auditivo-secuenciales esto no es un problema. Pero los viso-espaciales tienden a usar las palabras como etiquetas de imágenes. Expresar las ideas de distinto modo, sería como cambiar los nombres de todos los cuadros de un museo pictórico.

Organizar los pensamientos de forma que comuniquen claramente al lector, es otra tarea secuencial que es muy simple para los auditivo-secuenciales y un arte totalmente desconcertante para los VSL. Las imágenes vienen a su mente como algo completo, no secuencial. Gerald Grow, Profesor en la Universidad de Florida, explica que para los VSL todas las ideas son igual de importantes y todos los detalles igual de relevantes e inter-relacionados, así que les resulta muy difícil decidir en qué orden contarlas. Desentramar una imagen de forma el lector pueda reproducirla igual es muy complicado.

Y después esta la gramática, el uso de las palabras, la estructura de las frases, la puntualización, … ninguno de estos detalles tiene correlación con la construcción de una imagen mental. Y por último tenemos la pesadilla de la escritura manual, una tarea difícil para muchos niños viso-espaciales, incluso para aquellos que dibujan con bastante certeza. La secuencia de la motricidad fina es para ellos tan difícil de adquirir que quizá nunca se convierta para ellos en algo automático y totalmente interiorizado.

dificultad para escribir

Disgrafía o una grafía muy pobre.

La siguiente lista contiene los signos de lo que los educadores conocen como disgrafía, un problema de escritura más frecuente en los hombres que en las mujeres. Si un alumno cumple al menos la mitad de este listado, necesita terapia y adaptaciones en el aula.

  • Su postura al escribir es rara, se retuerce.
  • Sujeta el lápiz de forma extraña o inusual.
  • Se puede observar tensión en su mano, en su brazo, en las cejas fruncidas.
  • Le lleva más tiempo que a los demás acabar de escribir una frase.
  • Se cansa rápidamente y quiere dejarlo.
  • Separa las letras de forma inusual (demasiado cerca, demasiado lejos, sin espacio entre palabras, etc..)
  • Forma las letras de un modo extraño (empieza algunas desde arriba, otras desde abajo, etc..)
  • Mezcla letras mayúsculas y minúsculas.
  • Mezcla letra normal y cursiva
  • Sus letras cursivas están desconectadas.
  • Prefiere la letra manuscrita a la cursiva
  • Su escritura no es fluida
  • Después de los 7 años, sigue confundiendo las letras.
  • Su escritura es ilegible
  • Su ortografía es mala
  • Evita escribir palabras que no conoce
  • Olvida escribir el final de algunas palabras.
  • Confunde el singular con el plural
  • Confunde algunas palabras parecidas (el / ello)
  • Omite la escritura de algunos sonidos suaves, las s al final de las letras, etc..
  • Su fonética es confusa.

(copyright Linda Kreger Silverman. Permite su reproducción)

Awful handwritting

 

Puedes aplicar alguna de estas soluciones:

  • Reduce las tareas escritas
  • Déjale usar un ordenador para presentar las tareas escritas
  • Si no puede usar un ordenador, permítele usar una grabadora
  • Dale más tiempo para los test escritos y las tareas
  • Anímales a usar una grabadora para tomar notas
  • Pídele a otro estudiante que tome notas de las clases para él o ella.
  • Deja que el alumno le dicte el trabajo a un ayudante o a sus padres cuando la tarea sea para realizar en casa.
  • Hazles test orales
  • Permite al estudiante demostrar su conocimiento sobre la materia a través de otros medios que no sean escritos. Por ejemplo, haciendo un mural, un diagrama, grabando su texto,e tc..
  • Evalúa el contenido y no la mecánica
Baja Capacidad para retener palabras

Para los niños viso-espaciales, escribir no es como hacer un dibujo. Pueden empezar pintando trazos anchos, rellenado los detalles para definir su dibujo. En un dibujo no existe un orden determinado. Puedes empezar por el centro y trabajar hacia cualquiera de los extremos, o empezar por un extremo y acabar en el opuesto. Algunas personas VSL se convierten en buenos escritores, pero su escritura siempre es desordenada. Escriben un esqueleto, que luego van rellenado con detalles y frases, palabras y nuevas ideas, para acabar de completar textos fabulosos.

Formas creativas de llegar a los estudiantes de secundaria

Comparto con vosotros esta maravillosa técnica desarrollada por Fred Tierney, un profesor de secundaria en una escuela de Toronto (Canadá), trabajando con estudiantes de bajo rendimiento que se negaban a hacer ningún trabajo escrito. Puso a todos los chicos frente al ordenador, con el monitor apagado y les hizo teclear sus historias sin que pudieran ver lo que estaban escribiendo. Esto les obligaba a mantener su concentración en las historias, en lugar de en los errores que pudieran estar haciendo. Una vez que habían acabado, pudieron ver sus escritos y usar el corrector de gramática y ortografía para hacer sus trabajos más presentables. Esta técnica separa el proceso de generación de ideas del proceso de escritura, tal y como sucede en la vida profesional y beneficia su autoestima, pues cualquier escritor comete errores si no puede ver lo que esta escribiendo. Muchos de estos estudiantes demostraron ser capaces de generar brillantes escritos.

Las mates son divertidas.

Las matemáticas son divertidas. Si eres maestro y no te estas divirtiendo enseñando matemáticas, tus alumnos tampoco lo están haciendo. Las matemáticas no son un ejercicio de memorización de fórmulas o procesos y de práctica repetitiva de resolución de problemas. Las matemáticas tienen que ver con la capacidad de ver patrones de comportamiento e interesantes relaciones entre las cifras.

Asi que olvida las tablas de multiplicar y los ejercicios para memorizarlas, puedes desanimarles y que aborrezcan las matemáticas en menos de 2 semanas. Permíteles que encuentren los patrones y fórmulas por sí mismos, no se les olvidarán jamás. Algunos encontrarán algunos trucos que les ayuden a llegar a los resultados, deja que los compartan con los demás. Usa juegos, retos, problemas reales relacionados con su vida (¿cuántas chuches podemos comer cada uno? ¿Cuántas sillas hay en el aula?, ¿Cuántos alumnos hay en mi curso?..):

tablas1

  • MUÉSTRASELO, NO SÓLO SE LO CUENTES. Los alumnos Viso-espaciales aprenden lo que ven y olvidan lo que oyen. Presenta todas las ideas de forma visual.
  • PÍDELES QUE DIBUJEN LO QUE HAS DICHO. Así recordarán las imágenes usando dibujos, esquemas, diagramas, notas pictóricas, etc…
  • Los niños VSL aprenden mejor si entienden el objetivo del aprendizaje. Explícales hacia donde les lleva la lección, de forma que tengan una idea del conjunto antes de empezar a aprender las partes.
  • HAZLES CONSCIENTES Y VALORA SUS FORTALEZAS. Ayúdales a usar su imaginación, creatividad, y sus capacidades para visualizar, reconocer, encontrar los patrones, ver desde distintas perspectivas, construir, dibujar, bailar, cantar, actuar, etc.. que compensan (con creces) sus debilidades.
  • ENFATIZA LA IMAGINACIÓN CREATIVA. Usa la fantasía. La Creatividad debe ser potenciada desde todas las áreas.
  • USA TÉCNICAS DE DESCUBRIMIENTO. Juega a ¿Cuál es la regla?. Los VSL son buenos descubriendo las reglas y principios, deja que descubran sus propios métodos para resolver problemas en lugar de enseñarles a resolver de acuerdo a un único método que deben memorizar paso a paso.
  • EVITA LA REPETICIÓN Y LA MEMORIZACIÓN. Usa la aproximación conceptual. Proponles retos superiores, problemas de mayor dificultad, saltándote la parte de repetición de pasos.
  • EVITA LOS TEST, EXÁMENES Y ACTIVIDADES CON LÍMITE DE TIEMPO. Preséntales pruebas más complejas que darán una muestra más real de su capacidad. Atención a esta ola de aplicaciones o programas para primaria y secundaria en las que se propone al niño resolver pruebas de matemáticas, inglés, o lengua, en un tiempo determinado, penalizando las respuestas más lentas. Minas su autoestima y no premias la calidad del aprendizaje.
  • NO LES PIDAS MOSTRAR SU TRABAJO o PROCESO. Confía en ellos si te dan la respuesta correcta a su modo. Respeta la forma visual e intuitiva de aprender y “saber”.
  • DA TIEMPO PARA PENSAR, PARA QUE ENCUENTRE LAS PALABRAS Y TRANSFORME LAS IMÁGENES. Da reconocimiento a las respuestas más elaboradas frente a las más rápidas. Dales tiempo para pensar antes de que levanten sus manos, anímales a apuntar sus ideas para que no se les olviden.
  • PERMÍTELES CONSTRUIR, DIBUJAR O REPRESENTAR VISUALMENTE lo que han aprendido en sustitución a la representación escrita.
  • DA MÁS PESO AL CONTENIDO QUE AL FORMATO. Permíteles usar programas informáticos, correctores gramaticales y ortográficos para ayudarles con la mecánica. Estas herramientas les aporta un feed-back inmediato, algo muy importante para el desarrollo de estas destrezas. No les penalices por su escrituras, ortografía o gramática. Céntrate en el contenido.
  • MUÉSTRALES LA MECÁNICA DEL IDIOMA COMO UNA MATERIA SEPARADA. Usa materiales manipulativos para enseñar los signos de puntualización (Construcciones, notas llamativas, modelaje, fotos…)
  • INTRODUCE MÁS TECNOLOGÍA EN TU AULA. Apóyate en los ordenadores para introducir nuevos conceptos. Motívales para hacer trabajos de investigación a través de las redes e internet. Usa la tutoría entre iguales para apoyarse en estos temas y en programación.
  • SI SU ESCRITURA ES POBRE, DÉJALES USAR UN TECLADO. O una grabadora si no pueden usar un teclado.
  • HAZ EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO PARA ELLOS. El material significativo y relevante es recordado, mientras que la información insignificante y descontextualizada será rápidamente olvidada. ¿En que modo se relaciona este aprendizaje a su experiencia personal? ¿Cómo pueden aplicar este aprendizaje para resolver un problema que les preocupe?.
  • ENSÉÑALES DESDE SUS INTERESES. Encuentra lo que les motiva. ¿Cuáles son sus hobbies? ¿Qué hacen cuando acaba la escuela? ¿Qué les gustaría ser de mayores? Están haciendo algún aprendizaje fuera de la escuela conectado con sus intereses?. Relaciona el curriculum con sus intereses. Les será más llamativo leer o escribir sobre un texto de animales, si le gusta aprender sobre ellos, que sobre la muñeca de Lola que se perdió en la ciudad.
  • USA EXPERIENCIAS MANUALES. Construcciones, movimiento, acción, materiales manipulativos, juegos de cartas, experimentos, aplicaciones..
  • USA CÓDIGOS DE COLOR para ayudarles a recordar
  • TRABAJA SUS HABILIDADES DE OcRGANIZACIÓN. Anímales a usar carpetas con separadores, post it de colores, gráficos temporales, diagramas de Gran, agendas, horarios…
  • HABLA CON ELLOS SOBRE SU ESTILO DE APRENDIZAJE. Ayúdales a entender sus fortalezas y como trabajar sus debilidades. Conocerse les ayudará a entender por qué algunas tareas les cuesta sin creerse “tontos o inútiles”.
  • AÑADE MÚSICA, déjales que canten, bailen, silben.. Recuerdan mejor el ritmo.
  • PROPONLES RETO. Recuerda que responden mejor antes tareas más complejas y que éstas activan ambos hemisferios.
  • USA EL HUMOR TANTO COMO SEA POSIBLE. El humor mejora el aprendizaje, activa el hemisferio derecho. Pero evita el sarcasmo y la ironía.
  • CAPTA SU ATENCIÓN. Habla alto, de forma animada, gestualiza y payasea un poco si es pertinente.
  • AGRÚPALOS. Los niños viso-espaciales aprenden mejor con otros niños viso-espaciales.
  • IMPLÍCALES EN PROYECTOS GRUPALES, que implique la resolución de problemas, el pensamiento crítico y creativo.
  • HAZLES GANADORES. Deja que compitan contra sí mismos y no contra otros (leíste un libro más que la semana pasada, bravo, has batido tu récord…).
  • PERMÍTELES OBSERVAR A OTROS ANTES DE QUE ACOMETAN UNA NUEVA TAREA. Enséñales ejemplos de lo que tienen que hacer.
  • ENSÉÑALES TÉCNICAS PARA MEJORAR SU CAPACIDAD DE RECUPERACIÓN DE DATOS DESDE SU MEMORIA VISUAL. Las personas miran hacía arriba cuando están pensando. Los niños que sienten vergüenza por fallar o les cuesta encontrar las palabras adecuadas a menudo miran hacia abajo y evitan el contacto visual. Enséñales a perder esa vergüenza y mirar hacia arriba para activar la recuperación de los datos almacenados.
  • PERMÍTELES MOSTRAR LO QUE HAN APRENDIDO A SU MANERA. Por ejemplo, en lugar de mostrarles una tarjeta y obligarles a contestar, permite que vea todas y que seleccione aquellas para las que sabe la respuesta.
  • SI TIENES DIFICULTADES CON LAS TAREAS SENCILLAS Y SECUENCIALES, PROPONLES EJERCICIOS MÁS COMPLEJOS Y AVANZADOS. Estos niños “a la inversa” nos suelen sorprender. Para ellos lo fácil es difícil y lo difícil es fácil. La aceleración suele dar mejor resultado que la recuperación.
  • MUÉSTRALES QUE LES IMPORTAS. La emoción hace maravillas. Usa material que implique las emociones. Estos estudiantes son muy conscientes de las reacciones de los maestros hacia ellos. Su éxito esta muy relacionado con la empatía del profesor. Dales soporte emocional.
  • ASEGÚRALES QUE SU CAPACIDAD SE MOSTRARÁ MAYOR A MEDIDA QUE CREZCAN. Háblales de los que florecen de forma tardía, cuéntales ejemplos de personales actuales. Cree en ellos, y florecerán.
  • HABLALES DE PERSONAJES VISOESPACIALES DE GRAN ÉXITO. Muchos de los grandes físcios, artistas y estadistas han sido viso-espaciales. Puedes encontrar muchos ejemplos de biografías de famosos viso-espaciales en “The Spatial Child” (Dixon, 1983), “In the Mind´s Eye” (West, 1991), and the spatial intelligence chapter in “Frames of Mind” (Gardner, 1983).

Más enlaces sobre técnicas para el aprendizaje de los niños viso-espaciales:

Aprendiz Viso-Espacial. Técnicas de Aprendizaje que funcionan. (1/2)

Cómo ayudar a tus estudiantes Viso-espaciales (1/2)

Cómo Ayudar a tus Alumnos Viso-Espaciales (2/2)

Del hemisferio izquierdo al hemiferio derecho. ¿Cómo aprendemos?


La escuela de hoy idea diversas adaptaciones y refuerzos para todos aquellos niños que no cumplen los objetivos establecidos en el plazo establecido, para forzarles a hacerlo, a converger, a llegar.

  • No se tiene en cuenta su fecha de nacimiento, pues aún compartiendo el mismo curso pueden haber grandes diferencias de desarrollo entre un niño nacido en enero y otro nacido en diciembre.
  • No se tiene en cuenta su estilo de aprendizaje, todo lo que estamos compartiendo sobre cómo aprenden los niños viso-espaciales reflejan la frustración que les estamos generando y cómo la experiencia en la escuela les provoca una baja autoestima que nada tiene que ver con el gran potencial que encierran.
  • No se tienen en cuenta sus intereses, pues no sólo toca aprender a leer todos al mismo tiempo y del mismo modo, sino hacerlo todos con el mismo texto.

Nuestra responsabilidad como padres, educadores, maestros, escuela, sistema, no es adaptar a los niños para que podamos manejarlos a todos por igual como si fueran un rebaño de ovejas, sino aprender sobre sus ritmos, estilos, intereses, y sobre todas las herramientas que estan a nuestro alcance para permitirles crecer y desarrollarse a su modo.

Hemos sido testigos de escuelas “punteras en metodologías y recursos” que plantean a su alumnado horribles aplicaciones informáticas que propone ejercicios y más ejercicios repetitivos de sumas, multiplicaciones o de lengua, marcando con una liebre o con una tortuga al niño/a en función del tiempo que utiliza. Hemos sido testigos de “rincones de ampliación” que consistian en una competición de cálculo matemático contra el ordenador. De programas de enriquecimiento que establecen competiciones de cálculo, de respuesta verbal o de “destreza creativa” contra reloj, entrenando a los niños a contestar más y más rápido.

Todos somos testigos en fin de cuán desvirtuados estan los objetivos de la educación, pues importa más la rápida respuesta memorística que la lenta reflexión o la profunda observación, la impronta creativa o la capacidad de añadir valor a lo aprendido. Las evaluaciones, los estándadares y los requisitos burocráticos exigidos se focalizan en convertir a los niños en mejores “máquinas de contestar”, obviando que esta “virtud” de nada le servirá en su vida profesional futura.

Pero padres y educadores somos complices de esta traición a los derechos de desarrollo del niño cuando participamos de esta competición y nos nos rebelamos contra ella. En la era digital en la que nos encontramos, ningún entrenamiento será capaz de convertir a un ser humano en una máquina mental tan veloz como la de un robot. Pero si podemos ser más profundos y más creativos.

el principito

Lo que los niños de Alta Capacidad no Aprenden en la Escuela.

Para muchos la atención al alumnado de alta capacidad es una cuestión elitista. Para otros una cuestión de prioridades, “hay otros colectivos que sí requieren atención y no podemos atender a todos”. Para todas las administraciones, un tema “poco o nada prioritario, que afecta a un % muy pequeño de niños y del que no vale la pena ocuparse mucho”.

La formación del profesorado no se ocupa de este colectivo e incluso los programas de posgrado sobre atención a la diversidad apenas los mencionan. Es más, en nuestro país ni siquiera existe un protocolo de identificación en muchas comunidades (enhorabuena desde aquí a Andalucía, Murcia y Baleares por su esfuerzo), y la evaluación se realiza en base a criterios de lo más variopintos de forma que uno “es” o “no es” en función de quién y bajo qué distrito o administración es evaluado.

El alumnado de alta capacidad requiere de una atención educativa específica por varios motivos, como explicamos aquí, y no sólo por una “mayor” capacidad de aprender sino por un estilo de aprendizaje propio y diferencial que implica una mayor capacidad de racionamiento, síntesis, relación de ideas y pensamiento crítico y creativo.

Pero otra de las circunstancias que hace necesaria esta respuesta educativa específica es que ellos también, tienen derecho a una educación en valores y competencias, que le sirvan para afrontar los retos de su desarrollo personal, profesional, social y crecer con una autoestima positiva, igual que el resto de sus compañeros….

“What a Child does not Learn” (Tracy Inman)

Si durante la etapa de primaria un niño saca buenas notas sin hacer mucho esfuerzo, ¿Cuántas cosas no esta aprendiendo mientras sus compañeros sí lo hacen? ¿Qué efecto tiene la falta de aprendizaje de estas competencias en su vida futura?

ÉTICA DEL TRABAJO

La educación es, no cabe duda, la llave de nuestro futuro. La educación es un privilegio y en nuestro país un derecho al que todos los niños tienen acceso. Ben Franklin solía decir “El talento sin educación es como la plata en la mina”. Podríamos hacerlo extensivo “El talento sin ética de trabajo es como la plata en la mina”. No importa lo brillante que seas, ningún niño tendrá éxito profesional o personal sin una sólida ética del trabajo. Trabajar duro en tareas intelectualmente estimulantes desde que somos pequeños es lo que desarrolla esta ética del trabajo.

RESPONSABILIDAD

La responsabilidad se conduce de forma consciente. Decidimos hacer cosas porque tenemos que hacerlas. Lavamos los platos, llegamos puntuales a nuestro trabajo, cumplimos con nuestros compromisos porque sabemos que es nuestra obligación. Desde muy pequeños deberíamos aprender el papel que este sentimiento de responsabilidad juega en nuestras vidas. Y también deberíamos aprender las consecuencias de esta falta de responsabilidad. Si los niños no se hacen cargo de sus responsabilidades, les estamos privando de la capacidad para desarrollar esta virtud.

SUPERAR LA DECEPCIÓN

Con frecuencia las grandes lecciones de nuestra vida surgen de nuestros errores. A través del error y la desilusión aprendemos cómo levantarnos y seguir adelante. Aprendemos a perseverar y a ser resilentes. Aprendemos que no somos perfectos y que no tenemos que serlo. ¡Aprendemos más de nuestros errores y fracasos de lo que podemos aprender de nuestros aciertos y éxitos!.

Cuando nos enfrentamos a obstáculos a una edad temprana, aprendemos a separar nuestra identidad de la tarea, lo que significa que aprendemos a diferenciar el hecho de fallar en una tarea a fallar como personas. Los jóvenes, también los niños de alta capacidad, deben aprender a enfrentarse a retos académicos. Deben aprender a celebrar los éxitos y aprender de los fracasos.

AUTOESTIMA DESDE EL LOGRO EN UNA TAREA DESAFIANTE.

Todos nos hemos enfrentado a obstáculos que nos parecían abrumadores, tareas que parecían demasiado difíciles. Pero tirar la toalla nunca fue una opción, así que trabajamos y luchamos hasta superar el obstáculo y acabar la tarea. La recompensa intrínseca supera el reconocimiento o el premio. Nos sentimos bien con nosotros mismos, con nuestra ética del trabajo, nuestras habilidades de gestión, nuestra persistencia, y con nuestra capacidad.

Cuando los estudiantes nunca han necesitado trabajar duro en tareas que les supongan un reto, no llegan a experimentar esta recompensa intrínseca,  no experimentan el sentimiento de logro y competencia. Así se centran en el objetivo externo, la nota. Al conseguir buenas notas con poco esfuerzo, les estamos privando de una herramienta vital en su desarrollo y su vida : la auto superación.

HABILIDADES DE GESTIÓN DEL TIEMPO.

Los adultos a menudo hacemos juegos malabares con el tiempo : padres, esposos, hijos, empleados/empleador, voluntario, vecino, amigo, etc. Cada rol demanda algo de nuestro tiempo y energía y nos obliga a organizar nuestro tiempo. A través de la experiencia vamos adquiriendo una mayor destreza para gestionar este tiempo haciendo un seguimiento de las responsabilidades que cada uno de los roles que desempeñamos nos requiere, estimando el tiempo que necesitamos para cada una de ellas y acometiendo las tareas.

Sabemos las dificultades que se derivan si fallamos en esta gestión y, al contrario, la satisfacción de una buena gestión que puede llevarnos a disfrutar de algún rato libre. Los niños que no tienen que esforzarse para sacar buenas notas no sabrán cuanto tiempo necesitarán para hacer un trabajo o realizar una tarea en algún momento futuro. En lugar de aprender a gestionar su tiempo de forma gradual a lo largo de su escolarización, tendrán que aprenderlo de forma repentina, y quizá dolorosa en el mundo real.

HÁBITOS DE ESTUDIO.

Auto-disciplina, gestión del tiempo, establecer metas, son habilidades implícitas en los hábitos de estudio. Cuando los niños no necesitan estudiar no desarrollan estos hábitos de estudio, por lo que cuando lleguen a una edad donde los contenidos si les supongan un reto, simplemente ¡no sabrán cómo estudiar! ¿Cómo enfrentarse a un texto largo? ¿Cómo tomar notas y hacer esquemas? ¿Cómo prepararse para un examen? ¿Cuánto tiempo necesito?. Estos hábitos deben desarrollarse desde los primeros años de escolarización para preparar al alumno para los cursos más complejos.

FIJACIÓN DE METAS.

No podemos alcanzar metas si antes no nos las hemos planteado, como tampoco podemos llegar a objetivos que son irreales. Pero tampoco podemos alcanzar nuestras metas si no tenemos una estrategia que gradualmente nos aliente a lograr este objetivo y nos permitan acercarnos al objetivo etapa por etapa. Los estudiantes necesitan desarrollar práctica en la fijación de metas y su consecución, pues esta práctica tendrá un efecto en sus vidas, tanto a nivel personal, como profesional y social.

TOMA DE DECISIONES Y RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS.

Valorar los pros y los contras, predecir las consecuencias de nuestras decisiones, desglosar sistemáticamente las cuestiones de importancia, jerarquizar las opciones estableciendo un criterio de importancia.. todas estas habilidades entran en juego cuando tomamos una decisión o resolvemos un problema.

Si los niños no tienen experiencias que activen estas habilidades a una edad temprana no habrán adquirido la destreza suficiente para tomar buenas decisiones en su vida futura.

SACRIFICIO.

Como adultos entendemos el valor del sacrificio. A menudo sacrificamos nuestro tiempo libre para cumplir nuestros compromisos. Sacrificamos lo que queremos hacer porque otros quieren hacer algo distinto. Pero si de estudiantes demoramos nuestra tarea para jugar con la consola y después la realizamos sin poner demasiado esmero y aún así obtenemos una buena nota, no estamos aprendiendo el valor del sacrificio que tan necesario es en la vida real.

La lista podría ser más larga, pero lo verdaderamente aterrador de todo esto es que estos son los ingredientes de una vida satisfactoria. ¿Qué no aprenden estos niños? No aprenden los valores y las competencias que necesitan para tener una vida productiva y ser un ciudadano que aporte a su entorno. ¿Serío no?

Extracto del original “What a child does not learn”, escrito por Tracy Inman, de “The Center for Gifted Studies” wws.wku.edu , originalmente publicado en “The Challenge, no. 18. Winter 2007, pp.17-19”


Nuestro país no hace ningún esfuerzo por este alumnado. Ni tan siquiera el esfuerzo de identificarlo debidamente. Así, las cifras del Ministerio de Educación arrojan un escueto 0,20% del alumnado identificado, con Comunidades Autónomas que apenas alcanzan el 0,02 ó 0,06%. Esto significa que un 10% de los niños en nuestras aulas, nada menos que 800.000 pequeños están creciendo sin desarrollar habilidades de persistencia, resilencia, organización del trabajo, responsabilidad, asunción de riesgos, sacrifico y entrega. Lo que significa que un % similar de nuestros futuros ciudadanos no tendrán las destrezas necesarias para ser ciudadanos que aporten de forma positiva a su comunidad. A todos ellos la educación les habrá fallado.

Muchas familias conocen de lo que se esta hablando en este artículo. La crónica de una “apatía anunciada”, el tópico en el desarrollo de un niño de alta capacidad : Notas excelentes en primaria, fracaso en secundaria o bachillerato, con un condicionante añadido, sentirte un fraude. Pues ni el propio niño, ni su familia, ni el profesorado, entienden cómo es posible que teniendo alta capacidad las notas no acompañen. Los niños creen entonces que en realidad “no son tan listos, y se sienten un fracaso, un engaño”. Una situación de la que no todos logran reponerse.

El principio básico de la educación no es igualar, o “compensar” los dones que cada niño ha recibido al nacer. La función del maestro no es la de frenar a unos y reforzar a otros para obtener un alumnado homogéneo. El principio básico de la educación es generar un entorno donde todos los niños, TODOS, puedan crecer de forma positiva y equilibrada, trabajando su autoestima personal, esto es, llevando su potencial tan lejos como sea posible y aportándole las herramientas y fortalezas personales que le sirvan para desenvolverse en la vida. La educación debe suponer un reto personalizado para cada niño. Un reto que le ayude a desarrollar una autoestima positiva y los resortes necesarios para afrontarlo.

¿Qué es más importante para nuestro futuro, aprenderse de memoria todos los ríos de tu región, o sentirse valioso, retarte a ti mismo, proponerte metas, trabajar por conseguirlas y sentir la satisfacción del logro, haber sido capaz de superar obstáculos, persistir, atreverte, perder el miedo a equivocarte, a no ser perfecto, desarrollar tu pensamiento crítico y creativo?…. ¿Entonces por qué la educación se centra en lo primero?

gifted-kid-challenge

Aprendiendo Juntos. El Aprendizaje Multinivel.

Learning-togetherRegresamos muy satisfechas de nuestra participación en las IV Jornadas sobre altas capacidades Educativas, organizadas por GIAC, el grupo de investigación sobre altas capacidades de la Universidad de Baleares. La calidad y la coherencia de las ponencias habrán servido, estamos seguras, para dar otro paso de gigante en la atención al alumnado de alta capacidad. Más aún, en la concienciación de la necesidad de implantar estrategias inclusivas en el aula para todo el alumnado.

El Aprendizaje Multinivel es una práctica defendida por todos aquellos que trabajan por un aula para el desarrollo del talento, en especial por los que provienen del campo de estudio de las altas capacidades, pero sabedores de que son estrategias que favorecen a todo el alumnado y trabajan la cohesión del grupo de forma efectiva, pues aportan a cada estudiante la fortaleza y seguridad necesarios para ser parte activa en un grupo de trabajo, trabajando dos beneficios básicos :

  1. Permiten a cada alumno acceder al contenido desde el respeto a su singularidad, esto es, teniendo en cuenta sus capacidades, habilidades, intereses, estilos de aprendizaje y respuesta, y dando a todas las diferencias el mismo valor. Es decir, trabaja a favor de una autoestima positiva.
  2. Permite a todos los niños participar de forma activa y aportando valor, a las experiencias de aprendizaje cooperativo propuestas en el aula, reforzando nuevamente la autoestima, las oportunidades de participación, la motivación, y la implicación, pues ninguno es sujeto pasivo o “receptor” de ayuda, sino que todos trabajan en superar su propio nivel. Es decir, trabaja el sentimiento de pertenecer a un grupo. (y no sólo “estar” en el grupo).

En estas jornadas tuvimos la oportunidad de escuchar a Dña. Asunción González, de la UAM, hablarlos sobre los trabajos de Jean Collicot en relación al Aula Multinivel, que aqui os dejamos:

Impartir una instrucción multinivel. Estrategias para los profesores de aula.

Por Jean Collicot
Resumen del Original traducido por Asunción González del Yerro (Universidad Autónoma de Madrid)

Es de vital importancia que el profesor aplique estrategias que permitan a todos los alumnos implicarse en las actividades del aula para que todos sean considerados miembros verdaderos de la clase. El tutor del aula es quien controla las expectativas y los logros de los alumnos que tiene bajo su responsabilidad.

Para realizar esta adaptación y poder instruir a todos en una misma clase, el profesor debe enfrentarse a la tarea de reestructurar su práctica. La alternativa a tener que preparar y enseñar numerosas lecciones diferentes en el aula, es adoptar un marco general de planificación que permita impartir una lección utilizando diferentes formas de presentar la información, y distintos métodos de práctica y evaluación. La instrucción multinivel constituye una perspectiva desde la que se puede desarrollar este marco de actuación.

¿Qué es la Instrucción Multinivel?

La instrucción multinivel (Schulz y Turnbull, 984) parte de la premisa de que se debe enseñar una única lección a toda la clase. Es una forma de planificar que conduce a individualizar la enseñanza, a flexibilizarla y a incluir a todos los estudiantes con independencia de las habilidades que tengan. Permite al profesor planificar para todos los alumnos dentro de una misma lección, reduciendo, así, la necesidad de impartir programas paralelos, mientras logra trabajar metas individuales utilizando los contenidos de la clase y las mismas estrategias docentes.

Esto significa que debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Considerar los estilos de aprendizaje de los alumnos al planificar cómo se va a presentar la información.
  • Involucrar a todos en la lección formulando preguntas que exijan aplicar diferentes niveles de pensamiento (ej., la Taxonomía de Bloom, que es una taxonomía que presenta distintos niveles cognitivos, desarrollada por Benjamín Bloom, un psicólogo y teórico educativo de la Universidad de Chicago, ver pág.4).
  • Admitir que se tendrán que ajustar los resultados de aprendizaje para algunos estudiantes.
  • Dar a elegir a los estudiantes el método que utilizarán para demostrar la comprensión del concepto enseñado.
  • Aceptar que los diferentes métodos utilizados tienen el mismo valor.
  • Evaluar a los estudiantes basándose en sus diferencias individuales.

Desarrollando sus lecciónes siguiendo estos 4 pasos:

  1. Identificar los conceptos subyacentes.
  2. Determinar el método que utilizará el profesor para presentar la información (el estilo de enseñanza, las preguntas, la participación parcial).
  3. Determinar los métodos de práctica de los estudiantes (se propondrán tareas de diferente complejidad basándose en la Taxonomía de Bloom, los métodos de presentación y la posibilidad de participar parcialmente).
  4. Determinar el método a utilizar para evaluar a los estudiantes (considerando distintos niveles de habilidad y admitiendo diferentes procedimientos de evaluación).
IDENTIFICAR LOS CONCEPTOS SUBYACENTES

Los profesores deben identificar lo que quieren que todos los estudiantes de la clase comprendan al finalizar la lección. Puede ser necesario contemplar diferentes contenidos para alumnos con niveles de habilidad distintos. Sin embargo, al final de la lección, todos los estudiantes deberían alcanzar una comprensión similar del concepto que se está considerando en la clase con la que se está trabajando.

Significa reflexionar sobre el objetivo último y general de cada unidad didactica para identificarlo como el concepto que subyace detrás del contenido.

MÉTODOS DE PRESENTAR LA INFORMACIÓN

Es evidente que no puede utilizarse una única forma de presentar la información, si se quiere dar a todos los estudiantes la posibilidad de terminar la lección con éxito. Por lo tanto, la idea o concepto a aprender debe presentarse de tal forma que todos los alumnos puedan mejorar su conocimiento sobre el tema, basándose en su nivel de comprensión.

Los estilos de aprendizaje de los estudiantes

En la clase puede haber estudiantes que aprendan mejor recibiendo información visual, auditiva o cinestésica. La mayoría de los niños tiende a utilizar un estilo perceptivo más que otros. Los docentes deben planificar la instrucción en función del modo perceptivo dominante de cada uno. Aunque del 80% al 85% de los alumnos son aprendices visuales, los profesores tienden a presentar la información por vía auditiva. (Aqui puedes encontrar estrategias para ayudar a tus alumnos viso-espaciales en el aula).

Distintos niveles cognitivos

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta al presentar la lección es tratar de implicar al estudiante en su propio nivel. Esto exige utilizar la Taxonomía de Bloom para formular las preguntas y para asignar tareas. Esta taxonomía y otras similares, que muestran niveles diferentes de razonamiento, pueden ser útiles para preparar preguntas de distinto grado de complejidad. Se puede implicar a todos los estudiantes en una lección si formulamos preguntas que les permitan participar.

La taxonomía de Bloom (y sus revisiones), es muy conocida y, sin embargo, poco utilizada para diseñar los contenidos. La escuela suele centarse únicamente en los dos primeros niveles, conocimiento y comprensión, mientras olvida los cuatro restantes, aplicar, analizar, sintetizar y evaluar.

Estos niveles más complejos se pueden trabajar incluso con los alumnos que tienen dificultades de aprendizaje. Estos alumnos pueden responder preguntas que exijan evaluar siempre y cuando la pregunta sea relevante en su vida o se refiera a algo concreto en lugar de referirse a ideas abstractas. La habilidad para valorar ideas distintas es importante y se debería animar a todos los estudiantes a desarrollarlas. El profesor debe trabajar en el nivel de desarrollo actual del alumno y ayudarle a desarrollar al máximo las formas superiores de razonamiento. Los estudiantes con dificultades de aprendizaje no deben mantenerse en el nivel del conocimiento y de la comprensión. De hecho, con frecuencia, les resulta difícil dominar estos niveles pues exigen memorizar el material.

Participación parcial

En la planificación se decide, del mismo modo, si el estudiante va a participar total o parcialmente. La participación parcial significa que el alumno realizará únicamente un segmento de la actividad basado en su nivel de habilidad. El grupo de trabajo que asigna a cada estudiante una tarea diferente es un buen ejemplo de este tipo de participación. El estudiante que es capaz de comprender un concepto, pero que trabaja con más lentitud que el resto de la clase tiene dos opciones:

  1. Disponer de más tiempo hasta alcanzar los mismos objetivos.
  2. Tener la responsabilidad de comprender el concepto, pero no de completar todas las actividades que se pide a otros compañeros de clase.

La participación parcial es especialmente importante para alumnos con dificultades severas de aprendizaje. Los estudiantes que no pueden alcanzar los objetivos esenciales de la lección, tienen otros objetivos específicos y ello no les impide participar en las actividades con sus compañeros, pero no lo hacen en el mismo nivel.

MÉTODOS DE PRÁCTICA Y COMPORTAMIENTO

El tercer paso del proceso de la instrucción multinivel es determinar el método que utilizará el estudiante para mostrar que ha entendido el concepto enseñado. Deben ofrecerse tareas basadas en diferentes modos de aprendizajes, en distintos niveles cognitivos y que admitan una participación parcial. (…) Estas tareas pueden ser orales o escritas, exigir dibujar o representar un papel. El objetivo principal de enseñar un concepto puede alcanzarse de muchas formas diferentes, y todas ellas son igual de valiosas.

Quizá el aspecto más importante de los diferentes métodos de práctica es ofrecer alternativas. Se debe permitir que los estudiantes muestren su comprensión de formas distintas. Esto significa aceptar que la palabra escrita no es la única manera de comprobar la comprensión. Implica, del mismo modo, animar a los estudiantes a aceptar que las otras formas de expresar un concepto son también valiosas. Cuando se otorga el mismo valor a todas las formas de expresión y se anima a todos los alumnos a expresar sus puntos de vista utilizando métodos diferentes, los alumnos comienzan a comprobar que, efectivamente, todos los métodos tienen el mismo valor.

Utilizar la Taxonomía de Bloom

Las tareas no sólo deben presentar la información por diferentes medios, sino que también deben ajustarse a los distintos niveles de la Taxonomía de Bloom (Bloom, 1969). De esta manera, los estudiantes que superen el nivel que presenta el currículo ordinario, podrán encontrar tareas ajustadas a su nivel, y los que tengan dificultades podrán expresar su conocimiento utilizando formas distintas de expresión.

Cuando se presentan tareas variadas ajustadas a los distintos niveles de la Taxonomía de Bloom, conseguimos variar y enriquecer nuestras propuestas. La mayoría de los estudiantes elegirán actividades apropiadas a su nivel de competencia cuando les damos la posibilidad de elegir entre diferentes alternativas. Sin embargo, debemos ser cautelosos con respecto a los siguientes dos aspectos:

  1. Si no están muy motivados, algunos estudiantes seleccionarán las tareas que les resultan más sencillas. El profesor puede pedir a los estudiantes supervisar las tareas que van eligiendo para cada unidad e ir registrándolas en una tabla. Se puede limitar el número de actividades de cada área que los estudiantes pueden realizar.
  2. Los estudiantes pueden sentirse incapaces de realizar ciertas actividades, decidir no seleccionarlas nunca y así perder la oportunidad de mejorar sus habilidades en un área determinada.

Las tareas elegidas por los alumnos deben presentar un equilibrio adecuado entre la necesidad de realizarlas con éxito y la de aprender nuevas habilidades para poder tener éxito en el futuro. La tarea del tutor es asegurarse de ello y promover en el alumno actitudes de superación generando un entorno donde se sienta seguro y valorado y donde el error sea entendido como una oportunidad para mejorar.

Participación parcial

Los estudiantes pueden trabajar en grupo para alcanzar los objetivos de su plan personal de aprendizaje. Estos objetivos podrían referirse a habilidades sociales o comunicativas. El profesor debería ser consciente de la razón por la que el estudiante está en el grupo y concentrarse en que progrese para alcanzar sus metas, más que en que aprenda algún contenido académico de una asignatura determinada.

Estrategias específicas

El aprendizaje cooperativo es una estrategia excelente que debemos considerar cuando se planifica la actividad que los estudiantes deben realizar (Johnson, Johnson y Holubec, 1984). Puede adaptarse para permitir una participación parcial a los estudiantes que no pueden realizar todo el trabajo exigido. Permite apoyar el desarrollo de las habilidades sociales y la cooperación entre iguales, así como proporcionar una gama de actividades ajustadas a los distintos niveles de la Taxonomía de Bloom para que los alumnos elijan. El aprendizaje cooperativo, como estrategia, cubre dos pasos del proceso de la instrucción multinivel, los modos de presentación y de práctica.

El método de descubrimiento es otra estrategia que cubre los modos de presentación y de práctica. Si se espera, por ejemplo, que los estudiantes descubran las reglas de ortografía completando una actividad iniciada por el profesor, el descubrimiento constituye tanto la forma de presentar la información, como el modo de práctica.

MÉTODOS DE EVALUACIÓN

El cuarto paso del proceso es el método de evaluación. Se encuentra estrechamente vinculado a los modos de práctica e incluye las mismas tres áreas: modos de práctica, taxonomía de Bloom y participación parcial. Se deberían evaluar las tareas de los estudiantes concediendo el mismo peso a todos los modos de presentar la información, y dejar de otorgar al trabajo escrito un valor mayor que a la información presentada visualmente o a la obra artística. De esta forma, todas las contribuciones se valoran igual y se evita que la clase infravalore a los estudiantes que no pueden escribir.

Se debería utilizar la Taxonomía de Bloom para formular las preguntas de evaluación tipo test y preparar a los alumnos para que puedan responder a las preguntas correspondientes a los niveles superiores de la Taxonomía como el análisis, la síntesis y la evaluación, si se incluyen en la evaluación. No es apropiado manejar en la clase exclusivamente los primeros niveles, conocimiento, comprensión y aplicación, y esperar que los estudiantes respondan adecuadamente cuestiones que requieren un tipo de razonamiento más profundo, en la evaluación.

El punto esencial a recordar en la instrucción multinivel es que la evaluación debe basarse en los niveles de habilidad de los estudiantes. y exigir a cada uno de ellos en función de su progreso a nivel individual, teniendo en cuenta su punto de partida.

CONCLUSIÓN

En la instrucción multinivel se determina un concepto, se utilizan métodos variados para presentar la información adaptados a todos los estilos de aprendizaje existentes en la clase, se ofrece la posibilidad de elegir entre diferentes actividades o tareas para que todos puedan participar, y la evaluación se basa en el nivel de habilidad de los estudiantes. La instrucción multinivel es un medio de impartir lecciones que permite a todos los alumnos participar tanto como puedan de una manera que todos los miembros de la clase consideran legítima.

La instrucción multinivel obliga a apartarse de una clase controlada por el profesor e ir hacia otra en la que los estudiantes tengan una autonomía mayor y más posibilidades de elegir. Constituye una forma de responder a un tiempo a las necesidades del currículo y a las de estudiantes que presentan distintos niveles. Es un método que demanda a los profesores una gran cantidad de trabajo. ¿Por qué tendrían que estar los docentes dispuestos a dedicar toda la energía que requiere introducir estos cambios?

La racionalidad de la instrucción multinivel

La instrucción multinivel promueve la inclusión y la integración. Consigue adaptar la enseñanza a los distintos estilos de aprendizaje existentes en la clase. Ofrece a los estudiantes la posibilidad de sobrepasar el nivel de conocimiento y comprensión de la Taxonomía de Bloom. Posibilita que se enriquezcan tanto los estudiantes que son muy capaces, como a los que tienen dificultades para aprender. Sitúa su énfasis en la cooperación entre estudiantes y permite que se evalúe en función del nivel de cada uno. Anima a los alumnos a elegir la forma de expresar el conocimiento adquirido. Responde tanto a las necesidades sociales y emocionales del alumnado, como a las de carácter académico. Se apoya la relación entre alumnos porque promueve el aprendizaje cooperativo.

La instrucción multinivel permite participar a todos los estudiantes en el proceso de aprendizaje y promueve que se acepte la contribución de cada uno. Apoya el desarrollo de un concepto de valía personal en todo el alumnado. Se incrementa la motivación mediante la implicación de los estudiantes en las actividades de la clase facilitando, así, la gestión del aula.

La reflexión y la planificación necesaria para determinar los conceptos subyacentes del material debería hacer el currículo más significativo. Los profesores toman conciencia de las razones por las que se enseña algo y se centran en ayudar a los estudiantes a comprender varios conceptos, más que en memorizar el material.

No olvidemos que la inclusión no trata de adaptarnos a todos para alcanzar un estándar, sino de crear un clima donde todos y cada uno de nosotros nos sintamos valorados en nuestras diferencias y podamos participar de forma activa desde nuestras fortalezas :

Vídeo : El Poder de la Inclusión (Dra. Illene Schwartz)

Documento Completo : Aprendizaje Multinivel. Jean Collicot.

Accede aqui al documento completo, con ejemplos prácticos de unidades temáticas desglosadas por niveles. Una joya para la educación inclusiva con el foco en el desarrollo del potencial de cada uno de sus estudiantes : Aprendizaje Multinivel – Jean Collicot

La Música del Conocimiento.

“¿A qué se parece más el conocimiento, a un ipad o a un saxofón? (…) eso depende del tipo de conocimiento al que nos estemos refiriendo. Algunos se parecen a un ipad, como los números de teléfono, por ejemplo : ¿Cuál es el teléfono de María? .. A ver si me acuerdo.. ¡Ah, si! aquí esta, ya puedo llamarla”.

“Sin embargo, gran parte del conocimiento más importante no se parece a eso en absoluto : ¿Cómo afectan los principios básicos de la democracia o la compleja historia del movimiento de los derechos civiles al panorama electoral actual? ¿Cómo podrían los principios básicos de la electricidad ayudarme a reconocer por qué salta continuamente uno de los fusibles del cuadro de la luz?”. Recuerdo la información, pero, ¿cómo la utilizo para resolver una duda?. Resolver dudas no consiste en darle al botón del conocimiento.”

Asi comienza el prólogo de “Aprendizaje Basado en el Pensamiento”, de la mano de David Perkins, miembro fundador del Proyecto Zero en la Universidad de Harvard, un proyecto orientado a la investigación de las capacidades humanas y su desarrollo.

En efecto, en el modelo educativo diseñado en el siglo XIX y que sigue hoy vigente, todos los esfuerzos se centran en llenar la mente de los niños con datos, con “números de teléfono” que tienen que memorizar, e intentar que se queden allí el tiempo suficiente para aprobar los exámenes, es decir, “para que salgan cuando apretamos el correspondiente botón de nuestra tablet”.

El problema es que hoy este conocimiento, aunque necesario sin duda, no es suficiente. Y no lo es porque al contrario que en otras épocas los datos no sólo estan al alcance de un click, sino que alcanzan tal volumen y algunas disciplinas quedan obsoletas con tanta rapidez, que seguir manteniendo este esfuerzo por acumular cuantos más datos mejor, es una batalla perdida y baldía. El hombre hoy compite con la tecnología que acumula, maneja, relaciona y recupera datos a una velocidad y en un volúmen inalcanzable para la mente humana. El hombre hoy debe dejar de intentar competir en este campo y aliarse con la tecnología para utilizarla en su favor.

En la antigüedad las escuelas eran muy distintas a cómo son ahora (Sócrates, Aristóteles, Bacon…). Los alumnos se agrupaban alrededor del maestro y juntos reflexionaban sobre el mundo, la naturaleza, el hombre, la religión, la política, la sociedad. No sólo acumulaban conocimiento, sino que PENSABAN. Y esto, volver a esos orígenes, es lo que necesita nuestra escuela de hoy. Porque pensar es lo que distingue al hombre de la máquina y pensar es lo que hace que el hombre crezca como ser humano.

Pensando infundimos vida al conocimiento, lo ponemos en marcha, lo ponemos a prueba frente a las normas aceptadas., lo ponemos en movimiento para hacer conexiones y predicciones, le damos forma para crear productos y conseguir resultados creativos. Si no “tocamos este instrumento con frecuencia”, el conocimiento, o bien queda inmovilizado, sin hacer nada o bien es expelido en forma de chirridos estridentes, como los sonidos que emanan del saxofón de un principiante“.

El conocimiento adquirido a través del uso, la experimentación, el análisis, la investigación, la reflexión, el debate, la acción, se recuerda y se emplea mejor después. Nos sirve, y nos es útil. Muchos maestros y profesores hoy se quejan de la falta de motivación e implicación de su alumnado, del desinterés, de lo pronto que olvidan lo aprendido. Los profesores Universitarios se sorprenden del bajo nivel de sus estudiantes cuando los reciben desde la escuela, y las empresas de la falta de capacidad de trabajo y aportación de valor con que los estudiantes universitarios afrontan sus primeros trabajos. ¿Es culpa de los estudiantes?. ¿De repente estamos ante nuevas generaciones que comparten el “gen” de la pasividad?, o ¿Todo es culpa de un de las familias que no invierte esfuerzos en educación?.

Nunca jamás el gasto educativo por familia había sido tan alto. Nunca la proliferación de escuelas privadas había sido tan elevada. Nunca antes los centros que ofrecen actividades extraescolares habían sido tan numerosos y variados, no ha habido una época donde la hiper-inflación académica haya sido tan destacada -grados, postgrados, masters, cada vez acumulamos más y más títulos-, y nunca había sido tan variada la oferta literaria infantil.  Nunca antes los padres de los alumnos habían tenido un nivel de formación como el actual y en ninguna época anterior, que sus hijos estudien era una prioridad por encima del trabajo (en el campo, en casa, o en el negocio familiar). La educación es una preocupación de las familias a un nivel nunca antes alcanzado.

Pero la educación hoy está más alejada que nunca de los que los niños necesitan, de lo que les motiva, de lo que les procura un verdadero desarrollo. Contarnos a nosotros hace 30 o 40 años que el pico más alto de la cordillera Pirenaica es el Aneto, era abrirnos una ventana a un universo diferente. Si además te ponían alguna diapositiva con esos proyectores horrendos y estáticos, era casi como haber tocado la misma nieve. Hoy hacer esto mismo con nuestros estudiantes resulta baldío y absurdo. Seguramente muchos lo hayan tocado con sus mismas manos, han visto alguna película, jugado algún videojuego escalando el Aneto o visualizado un video de realidad virtual en youtube. Ellos ya saben hasta los nombres de los montes en Marte, porque con pocos años ya han estado en un planetario y se han sentado en un observatorio 4D donde han podido experimentar un viaje interplanetario.

Para nosotros el proyector de diapositivas era “ciencia-ficción”. Para los niños hoy la clase magistral y el libro de texto son como para nosotros era escribir con una pluma y un tintero. La pre-historia. Un absurdo e inútil esfuerzo habiendo tecnología que la reemplaza de forma eficiente y ágil. Parece como si inconscientemente vinieran ya con el conocimiento de saber que lo que estan aprendiendo no les va a servir para su futuro, ni aporta nada al desarrollo de sus competencias y capacidades. Nos estan avisando, con su apatía, con su desinterés, con su desmotivación y su “mal comportamiento”, y no les estamos escuchando.

Una escuela orientada a enseñar a pensar y a comprender un tema determinado de una forma sistemática y accesible, practicar el pensamiento crítico y creativo en el aula desde los primeros años de escolarización, y desarrollar el potencial individual de cada alumno debe sustituir al actual modelo, centrado en la memorización de contenidos para la aprobación de exámenes, en los conocimientos segmentados y descontextualizados que no se relacionan entre si y no se aplican.

Sin embargo, este cambio metodológico no es fácil. Hay que tener las herramientas y el conocimiento necesario para generar una práctica positiva y eficaz en nuestros alumnos. Y además hay que hacerlo cumpliendo con el curriculum pues la estrechez y rigidez de nuestra normativa educativa impone un temario y unos plazos, y esta es una de las grandes batallas y barreras de la innovación educativa. Los maestros y profesores que intentan poner en práctica nuevas metodológias lo saben bien.

Hace meses que “tropezamos” con el Profesor Robert Swartz, director del Centro Nacional para Enseñar a Pensar, doctor por la Universidad de Harvard y Profesor Emérito de la Universidad de Massachusset, y desde entonces nos hemos estado formando en su metodología TBL (Thinking Based Learning), un método que lleva años (nada menos que desde finales de los ´60) expandiendo en escuelas de todo el mundo.

El TBL permite al profesorado “infusionar” los temas curriculares con el desarrollo de competencias de pensamiento crítico y creativo además de trabajo cooperativo, debate, reflexión, investigación, análisis y metacognición. También es un método aplicable al desarrollo de la inteligencia emocional. Pero sobre todo el TBL es un método inclusivo que permite a todos los alumnos aportar desde sus capacidades y avanzar de forma particular desde su punto de partida inicial. Al proponer un trabajo autónomo y la tutorización entre iguales, también libera al maestro/profesor para apoyar a aquellos alumnos/grupos que puedan requerir más ayuda o trabajar algún aspecto concreto.

Otro punto interesante es que, cuando el maestro/profesor es consciente de canalizar las iniciativas, aportaciones y reflexiones “no esperadas” que algunos alumnos pueden aportar, el TBL permite además llevar el aprendizaje a lo que el equipo de David Perkins llama el “Extended Learning”, es decir, ampliar el temario curricular con nuevos proyectos que surgen desde la propia reflexión, creatividad o curiosidad del alumno, provocada por ese ejercicio de “pensar” sobre la materia y sus implicaciones.

En “Aprendizaje Basado en el Pensamiento, Cómo desarrollar en los alumnos las Competencias del Siglo XXI” (Ed. SM), Robert Swartz, junto con sus colegas Arthur L. Costa, Barry K. Beyer, Rebecca Reagon y Bena Kallick “desarrollan una visión práctica para conocer los aspectos del pensamiento eficaz, el papel de los hábitos mentales, el modo en que esta forma de pensar eficaz abarca no sólo destrezas, sino actitudes mentales que fomentan el pensamiento consciente” (D. Perkins).

Examinaremos cómo se enseña a pensar, a cultivar distintas formas de pensamiento directa y sistemáticamente. Nos familiarizaremos con el papel que juegan las estrategias, los organizadores gráficos, la transferencia del aprendizaje, los hábitos de la mente y mucho más”.

“(…) Cada concepto, cada ejercicio práctico, cada recurso, viene acompañado por una historia : lo que ocurrió en esta clase, o lo que pasó con aquellos alumnos, o cómo enfocó el tema este o aquel profesor. Nunca se nos deja sólos en el laboratorio, sino que en todo momento nos encontramos perfectamente ubicados en el mundo real de la práctica pedagógica.”

Es una misión sensata, encomiable y emocionante. (…)
La música del conocimiento está lista para ser interpretada”.

aprendizaje basado en el pensamiento

VER LIBRO

Formación.

Aprovechamos para informar a todos los educadores interesados, que el Profesor Swartz ofrecerá este próximo mes de Julio, dos bloques de formación sobre TBL, en Madrid:

1er Bloque : Para Iniciarse en TBL, del 3 al 7 de Julio, durante el que se abordarán las destrezas principales de pensamiento, y cómo trabajarlas en el aula combinándolas con el aprendizaje de los temas habituales del curriculum. Además contará con la presencia de Antonio Marquez y José Blas, formadores, con voz propia en el proceso de innovación educativa en nuestro país y luchadores por la #revolucióninclusiva que aportarán su visión de cómo el TBL puede apoyar la labor docente en la atención a la diversidad y el trabajo por proyectos, generando un clima 100% inclusivo.

2do. Bloque : Para profundizar en TBL. del 10 al 14 de Julio, durante el que se profundizará en la práctica del TBL trabajando y generando proyectos propios y abordando la aplicación del TBL en dos áreas importantes para el desarrollo de competencias del siglo XXI : La inteligencia emocional y los retos sociales y medioambientales del siglo XXI.

Cada uno de los bloques son independientes, por lo que podéis afrontar uno o ambos.

robertjswartz

Para más información sobre este seminario : http://teach-think.org/es/programas/programas-especiales/ctt-instituto-verano/ (hay un descuento adicional para aquellos que se apunten antes del 1 de mayo).

Textos en cursiva extraídos del Prólogo del libro “Aprendizaje Basado en el Pensamiento”, escrito por David Perkins.