Si soy tan inteligente, ¿Por qué me cuesta tanto tomar una decisión?

Dudas

 

Tendemos a confundir capacidad con logro, inteligencia (como capacidad de razonamiento) con excelencia en todas las facetas de nuestra vida. Para muchas personas de alta capacidad, esta identidad no se cumple, los logros no llegan, a veces ni siquiera se desean, al menos no en el modo que la sociedad espera, y esto hace que se sientan como un “fraude”.

Hemos dicho en varias ocasiones que igual que sucede en el deporte, la música o cualquier otra disciplina, el potencial necesita además de otros factores para desarrollarse y alcanzar su plenitud. Esta plenitud es además responsable de la felicidad personal y el desarrollo equilibrado de las personas, por lo que se hace aún más urgente entender y comprender cuáles son los factores necesarios que podemos trabajar en los niños de alto potencial – en realidad en todos los niños – para proveerles así de  herramientas para canalizar su potencial.

Muchos niños de alta capacidad parecen vivir en el mundo de las ideas. Pero su capacidad para llevarlas a la práctica o persistir hasta el final, suele no ser tan destacada. Si no se ponen a su alcance herramientas y estrategias que les permitan mejorar sus funciones ejecutivas, esto puede hacer que de adultos se sientan como un “fracaso” o al menos un “fraude” decepcionados consigo mismos por no haber alcanzado un grado de desarrollo profesional a la altura de su capacidad.

Pasar de las ideas a la acción es más difícil para los niños, jóvenes o adultos de alta capacidad. Hay millones de razones para esto. Éstas son sólo algunas:

  • Su capacidad de razonamiento y sus procesos mentales, a menudo más amplios de miras,  encuentran argumentos a favor y en contra del problema a resolver, de la acción a realizar, lo que les lleva a querer profundizar más en las opciones posibles antes de acometer la acción.
  • Su capacidad para relacionar y sintetizar conceptos les lleva también a prever todas (o muchas) de las posibles consecuencias, lo que también les lleva a prever los riesgos que implican toda decisión, y esto puede frenar su capacidad para pasar a la acción.
  • Suelen tener también un concepto de justicia desarrollado, lo que también frena alguna de sus decisiones. (si no he sido el primero en tener la idea, si ésta aún no esta perfeccionada del todo, etc.)
  • El elevado nivel de perfeccionismo de algunos de ellos, les hacer buscar la opción perfecta, la ocasión perfecta, el escenario perfecto, donde todo esta medido, valorado y tenido en cuenta. Esto dilata la toma de decisiones.
  • Valoran todas las opciones, todas las consecuencias, todas las vías. La oportunidad adecuada parece no presentarse nunca.
  • El gran número de opciones que son capaces de valorar les bloquea.
  • Presión por no fallar. Los niños de alta capacidad sufren con frecuencia la responsabilidad de “hacerlo correcto” y no fallar, impuesta por su entorno familiar y/o educativo y por ellos mismos.
  • Algunos niños se desarrollan con una fuerte orientación para complacer a los demás (para ser aceptados, para “devolver” parte de sus “dones”..). De mayores esta tendencia continúa y les impide acometer planes o acciones que supongan un detrimento en su capacidad de entrega a otros (no aspirar a la Universidad X por quedarse con su amigo/a, no aspirar a un trabajo mejor por cuidar de la familia/hijos, etc..)
  • Se exigen a si mismos saber todo de un tema antes de acometerlo y además su impaciencia por el logro les lleva a querer saberlo todo ahora y ya.
  • Se dispersan entre diversos proyectos e intereses y acaban por no acometer ninguno.
  • No acaban de cerrar los planes esperando siempre incorporar nueva información.

(Extrato del original https://rainforestmind.wordpress.com/2017/07/24/if-im-so-smart-why-cant-i-make-a-decision/)

¿QUÉ PUEDEN HACER?

La educación de los niños de alta capacidad no es diferente a la de otros niños. Pero si es más compleja porque se añaden tres componentes importantes :

  • En ellos todo es más intenso, adquiere una dimensión mayor.
  • En ellos todo los retos del desarrollo personal suceden a una edad precoz, cuando su desarrollo físico, madurativo y emocional no esta preparado, cuando las familias no lo están esperando, cuando el entorno educativo y social no lo acepta y, por tanto, lo vive como algo negativo a “corregir”.
  • La falta de formación sobre estos hitos (que afecta tanto a las familias como los educadores) y una actitud negativa que, no siempre, pero si con cierta frecuencia, se encuentra en cuanto a la disposición por aprender y comprender.

Por esto es muy importante que desde muy pequeños familias y educadores aprendamos a canalizar su potencial y les enseñemos a gestionar su intensidad y su desarrollo asincrónico, acompañándoles en aquello que se les da bien, y trabajando aquellas facetas que necesitan mejorar, igual que haríamos con cualquier niño, pero entendiendo que los niños de alta capacidad pasan por las etapas evolutivas a un ritmo precoz, en comparación con el resto de niños de su misma edad.

Despenalizar el error / Exigir al nivel del potencial

En las primeras etapas de su desarrollo estos niños destacan por alcanzar todos los hitos madurativos y evolutivos antes que el resto de sus compañeros. Sonreír, sujetar la cabeza, hablar, incluso conversar, control de esfínteres, control del aparato psicomotor, recordar, relacionar, escribir, leer, operaciones simples de cálculo, nivel de atención, etc.. Esto atrae la atención de los adultos que celebran y alaban sus logros. Acostumbrados al éxito fácil, pronto empiezan a huir o mostrar elevada frustración cuando algo no sale como ellos esperan.

Someterlos desde pequeños a retos a la altura de su potencial trabaja a favor de desarrollar en ellos actitudes como persistencia, autosuperación, dilatación del logro, tolerancia a la frustración y disfrutar del proceso de aprendizaje. Raramente en la escuela o en otras actividades acordes a su edad, estos niños se sienten realmente “aprendices”. La constante para ellos es desenvolverse en situaciones donde enseguida adquieren el nivel exigido o, incluso, están por encima de él desde un principio.

En la escuela es importante no comparar su nivel de logros con la media, sino exigirles al nivel de su capacidad, razonando junto a ellos cuáles serían los puntos de mejora posibles y alentándoles a conseguirlos.

En el video a continuación se muestra la actitud de un maestro de infantil que no se conforma con el trabajo de uno de sus estudiantes, a pesar de que éste tiene el nivel suficiente para el curso. Un magnífico ejemplo de cómo llevar a los niños a trabajar y esforzarse sobre su propio potencial. Utilizando la técnica de la comparación y haciendo pensar y razonar al grupo, consigue que el pequeño Austin se supere así mismo y haga un trabajo realmente destacado para un niño de su edad, pero que corresponde con el potencial que Austin es capaz de desarrollar. Así, Austin aprende a esforzarse y a no conformarse con el rendimiento medio que esta muy por debajo del que él puede alcanzar:

Alentar la curiosidad y la exploración de nuevos campos / Animarles a salir de su zona de comfort.

El exceso de perfeccionismo que algunos de estos niños desarrollan y crecer acostumbrados a sobresalir, tiene efectos negativos para los niños de corta edad. Algunos pueden mostrar recelo a salir de su zona de comfort y, por tanto, no afrontar nuevos retos.

El exceso de exigencia de su entorno (familia y educadores) y las expectativas de éxito (muchas veces inconscientes pero casi siempre presentes) que se vuelcan sobre ellos, frena también su capacidad de emprender, atreverse, intentar, persistir. Muchos tienen verdadero pavor a ser juzgados, a cometer errores, a no destacar en aquello que hacen.

Relajar las expectativas sobre sus logros desde los primeros años de escolarización y en casa, y exponerlos a situaciones donde no son los que más destacan (a través de su participación en programas o proyectos con niños de más edad, actividades académicas o no académicas donde sus destrezas no son tan elevadas, en un entorno seguro donde no se sientan juzgados y sean animados a continuar, desarrollará en ellos esa actitud  positiva hacia el proceso de aprendizaje que se requiere para progresar, y eliminará el miedo a no “hacerlo bien a la primera”.

Sin embargo también debemos recordar que muchos niños de alta capacidad son introvertidos, y que estos niños tienen un miedo adicional a ser humillados en público, por tanto, para ellos, este tipo de actividades más retadoras debe darse en el entorno familiar, y en el aula en proyectos en solitario o pequeño grupo. Forzarles a mostrarse ante toda la clase tendría el efecto contrario y les llevaría a encerrarse aún más en su zona de comfort. (LET ME BE MYSELF: El mundo interior de los introvertidos.)

zona-de-confort2-619x346

 

Permitir que tomen decisiones desde muy pequeños.

La capacidad para tomar decisiones y hacerlo de forma adecuada es entrenable. Pero además tener una disposición específica a ello permite que nos acostumbremos a ese “riesgo” que conlleva toda decisión y a valorar las opciones a nuestro alcance, en lugar de intentar buscar el escenario perfecto antes de actuar. Dejar que desde pequeños tomen decisiones que les afectan y participen de algunas decisiones en la familia (qué hacer este fin de semana, qué ropa ponerse, qué tenemos que comprar, qué queremos comer ….) y razonar con ellos los pros y contra de cada opción, les enseña a tomar decisiones y sobre todo a entender que en muchas ocasiones se trata de elegir la mejor opción entre las posibles que barajamos, sabiendo incluso que no es la perfecta.

NIÑOS Y DECISIONES

Trabajar sus Funciones Ejecutivas.

En este artículo se desarrolla el concepto de las funciones ejecutivas y las recientes investigaciones al respecto, de un modo que nos ha resultado muy interesante y que recomendamos leer. De él extraemos estos conceptos:

“Las funciones ejecutivas (FEs) son aquellas funciones cerebrales que ponen en marcha, organizan, integran y manejan otras funciones. Como diría Goldberg (2004): “el director de la orquesta que dirige y supervisa al resto del cerebro.”

“Para Jose Antonio Marinason todas aquellas operaciones mentales que permiten elegir objetivos, elaborar proyectos y organizar la acción para realizarlos. Están, por tanto, presentes en todos los momentos de nuestra vida y es importante que los eduquemos bien.” (La Inteligencia Ejecutiva, J.A Marina, 2012).”

“Las funciones ejecutivas de la inteligencia serían”:

  1. La capacidad de inhibir respuestas ante un estímulo.
  2. La activación de la “memoria de trabajo”.
  3. El establecimiento de proyectos: incio, persistencia y gestión del tiempo.
  4. La organización de los medios.
  5. El control de la atención.
  6. La autorregulación emocional.
  7. La flexibilidad
  8. La metacognición

Es definitiva es la capacidad de tener un objetivo, desarrollar un plan y acometerlo con persistencia, evaluando los pasos para corregir e incorporar mejoras sobre la marcha. Para mi, lo que distingue al emprendedor del pensador y lo que nos lleva, en última instancia, a conseguir nuestros logros y a sentirnos auto-realizados por ver concretados nuestros sueños.

En el artículo que os he comentado, también nos habla de que recientes estudios han corroborado que la exposición a tareas poco estructuradas trabajan de forma positiva la inteligencia ejecutiva de los niños. Lo cuál tiene todo el sentido, pues, en entornos donde todo esta estructurado y no tengo que tomar ninguna decisión sino que soy tan solo un sujeto pasivo, no se activan mis funciones ejecutivas y, por tanto, no se desarrollan.

Esto afecta por supuesto a las familias, que tenemos la oportunidad de generar estos entornos menos estructurados permitiendo que los niños tomen progresivamente cada vez más responsabilidad sobre la gestión de su tiempo y aquellas decisiones que les conciernen. Pero afecta también a las escuelas donde casi todo, esta tan sumamente estructurado y organizado que los niños apenas tienen ocasión de pensar cuál es el siguiente paso, tan sólo permanecen sentados esperando que los temas se sucedan.

Algunos modelos educativos trabajan específicamente estas funciones (¡Encontré la Escuela que Buscaba!), permitiendo a los niños construir su propia agenda de aprendizaje, pero muchos centros permanecen bajo un modelo en exceso predeterminado donde el alumno no tiene que tomar ninguna decisión sobre su aprendizaje. Promover un cambio tan radical puede no estar en manos del maestro/profesor o si quiera a veces del centro. Pero incorporar algunos cambios siempre es posible. Por ejemplo:

  • Comunicar a los niños los objetivos del trimestre/curso y dejar que ellos decidan y organicen el orden en que se van a acometer los temas.
  • Tomar decisiones sobre el material adicional (audiovisuales, visitas a museos, trabajos en casa de enriquecimiento, etc..), podrían incluir para reforzar estas lecciones.
  • Darles la responsabilidad de principio a fin para organizar los eventos escolares (fiestas de Navidad o fin de curso, decoración, manualidades, etc..)
  • Permitirles que diseñen y distribuyan el menú escolar, o tomen algunas decisiones al respecto.
  • Tomar decisiones que afecten a su tiempo de ocio (actividades del patio, horario de extraescolares dentro del centro, etc..)
  • Construir las normas de conducta del colegio.

inteligencia-ejecutiva

Diagrama de Gantt

Otro elemento de gestión muy interesante para desarrollar las funciones ejecutivas de los niños y que puede ser incorporado con facilidad en el aula es el Diagrama de Gantt. El diagrama de Gantt puede desarrollarse en una simple hoja de cálculo en la que se desglosan cada una de las “unidades mínimas de trabajo” o tareas y subtareas que implica la realización de un proyecto, indicando el inicio y fin temporal de cada una de ellas. De este modo el niño aprende:

  • Que todo objetivo se organiza como el final de un proyecto y que éste implica la realización de diversas tareas/etapas que pueden ser afrontadas como pequeñas sub-metas que nos van acercando al objetivo final. La consecución de estas sub-metas satisface la necesidad de logro (que en los niños de corta edad no puede ser muy dilatada), al tiempo que les anima a conseguir para alcanzar la siguiente meta (es la misma sensación e implicación que generan los video-juegos en los que los niños tienen que pasar “niveles” demostrando su pericia en cada “etapa”).
  • A organizar su tiempo al imponerse un plazo temporal de inicio y fin de cada actividad.

DIAGRAMA GANTT SIMPLE

DIAGRAMA DE GANTT Y APRENDIZAJE POR PROYECTOS

El diagrama de Gantt además da al trabajo cooperativo una nueva dimensión. Aplicado al trabajo por proyectos permite incorporar un responsable por tarea y expresar la interdependencia entre unas tareas y otras. Se trabaja así :

La responsabilidad hacia el grupo.

Algunos niños no están motivados por alcanzar logros personales, incluso cuando ello pueda tener consecuencias para sí mismos. Pero cuando estas consecuencias repercuten en el grupo y puede ser reprobado por sus propios compañeros, esta responsabilidad se suele activar. Esto repercutirá positivamente en su desarrollo profesional posterior, especialmente cuando nuestra actividad económico-productiva que cada vez más se orienta al trabajo cooperativo.

Un proyecto dentro de otro.

Admite la realización de mini-proyectos que forman parte de un proyecto de mayor envergadura. Así es posible que algunos niños que así lo prefieran puedan trabajar de forma individual, o que se formen pequeños grupos de trabajo diferenciado, con lo que es viable la atención a la diversidad, donde cada niño o grupo de niños trabaja de acuerdo a su nivel de competencia, intereses y habilidades, pero formando parte del grupo y sintiéndose válido, pues todos aportan al proyecto común. De nuevo, esta forma de trabajar enlaza con la que se encontrarán en un futuro tanto si trabajan en proyectos de investigación como empresariales, ong, etc. Trabajos cooperativos donde cada profesional aporta al proyecto de acuerdo a su especialización.

Da valor las distintas funciones/tareas

Al mostrarse gráficamente las tareas y sub-tareas que conforman los pasos para completar la tarea, se visualiza perfectamente como todas las tareas son igualmente importantes y que unas dependen de otras. Unos serán más hábiles buscando información y datos, otros realizando la parte de cálculos, otros generando gráficos o dibujos, o exponiendo el trabajo, u organizando las tareas. Pero todas las funciones y habilidades son igual de necesarias e importantes para la consecución del objetivo final, por tanto, todos los niños se sienten valorados e integrados.

 

DIAGRAMA DE GANNT

En definitiva :

  • Los niños de alta capacidad destacan por su alta capacidad de razonamiento, pero esto no significa que todas sus funciones o facetas estén igual de desarrolladas y no necesiten, por tanto, ser trabajadas.
  • Su elevado perfeccionismo y la capacidad para manejar más datos, más opciones, valorar todas las posibles consecuencias e implicaciones, puede llevarles al inmovilismo o a lo que se llama “parálisis por análisis”, por tanto, trabajar con ellos sus funciones ejecutivas, es para ellos una cuestión vital.
  • También es importante tener en cuenta que muchos niños de alta capacidad destacan específicamente por que sus funciones ejecutivas están muy desarrolladas, son los niños con una inteligencia productivo-creativa superior.

COMO GEPETTO Y SU PINOCHO…

COMO-GEPETTO-Y-SU-PINOCHO-01-INED21

“Como Gepetto, nuestro sistema ha diseñado un modelo de niño perfecto y, viendo que muchos niños quedan fuera de este modelo, genera herramientas, adaptaciones, metodologías para ayudar a todos a converger hacia nuestro modelo”.

La problemática que no sólo los niños de alta capacidad, sino todos nuestros alumnos y en especial los que no tienen un estilo de aprendizaje que encaje con el modelo de enseñanza secuencial y repetitivo, se encuentran en muchas de nuestras escuelas no es otra que la falta de respeto -conocimiento- hacia el deseo, la necesidad, de desarrollar nuestro potencial individual que compartimos todas las personas.

Cuando esta necesidad no se satisface se genera un desequilibrio emocional y social con diversas consecuencias. El acoso, el fracaso escolar, la desmotivación, la mala educación, la falta de implicación y responsabilidad, problemas de ansiedad y mal comportamiento, dificultades de atención …. Muchos debates sobre educación quedarían solventados si nuestra mirada estuviera puesta en el desarrollo del potencial de cada alumno en lugar de en obtener un consenso sobre cuál es la mejor medida a adoptar.

¿Cuándo deben aprender a leer los niños?

¿En qué medida debemos utilizar las Tics?

¿Por qué nos decantamos, por el ajedrez, la robótica, el teatro…?

¿Cuál debe ser el criterio de agrupamiento cuando trabajamos por proyectos?

¿Cómo trabajar la cohesión del grupo?

¿Cuál debe ser el criterio de evaluación?

¿Cuáles deben ser los contenidos de primaria, o secundaria? ¿Cuáles las opciones de secundaria o bachillerato?

¿Qué medidas tomar contra el acoso escolar, el fracaso, el abandono?

La Rebelión se estrena con este artículo, en el día de su 2º cumpleaños (el pasado 7 de Junio) como colaboradora de la revista INED21 de gran alcance y prestigio entre la comunidad de docentes de habla hispana. En él abordamos estos temas y reflexionamos sobre los objetivos de la educación, planteando el desarrollo del talento como la verdadera herramienta de la inclusión. En su primer día de publicación, ya alcanzó las 20.000 visitas y por este interés que ha suscitado lo queremos compartir con vosotros hoy:

Pincha en el enlace para acceder al artículo completo:

 Leer Artículo “COMO GEPETTO Y SU PINOCHO”

 

Por cierto ¡ FELIZ CUMPLEAÑOS REBELDES!

2 años

LET ME BE MYSELF: El mundo interior de los introvertidos.

A cuántos nos ha pasado, hablar con la maestra, y que nos diga “tu hijo/a tiene que participar más en clase”, “no hace preguntas” o “no responde”. También el caso contrario, “tu hijo/a no para de hacer preguntas, interrumpe constantemente, siempre quiere responder a todos, acapara los debates”.

Existe un nivel medio “óptimo” de participación o nº de preguntas o veces que levantas la mano en clase al que nuestros hijos deben converger. Pasarse es malo. No llegar también. Pero el trabajo de un educador no debe ser el de moldear a los niños para que todos sean más “completos” o equilibrados, o convergan en un punto medio ideal, sino respetar a cada uno como es, su personalidad, capacidades y estilos de aprendizaje y expresión.

Del mismo modo que ya no obligamos a los niños zurdos a escribir con su mano derecha, no debemos forzar a los niños introvertidos a ser extrovertidos ni a los viso-espaciales a ser más auditivo-secuenciales. Los niños florecen aceptándose a si mismos en lugar de ser presionados para ser más “completos” o responder a un “ideal” de niño “óptimo”. El éxito en la vida adulta surge de la auto-aceptación y de nuestra capacidad para encontrar nuestro lugar en la diversidad de la vida.

La mayoría de las personas son extrovertidas y verbales. Pero hay un tercio que son introvertidos o espaciales y sus cualidades deben ser igualmente entendidas, respetedas e integradas en el aula.

Conocer la introversión.(*)

Los niños visoespaciales (VSL) son a menudo introvertidos. John Dixon y David Lohman también confirman esta relación. Los introvertidos están orientados hacia el mundo subjetivo de los pensamientos y conceptos, y están más inclinados hacia la reflexión, mientras los extrovertidos están más orientados hacia el exterior y la acción. Y mientras los introvertidos se sienten abrumados por un exceso de interacción con otras personas los extrovertidos se sienten estimulados.

Pero esto no quiere decir que los introvertidos sean personas calladas. Sólo lo son en grandes grupos. En una conversación uno a uno, cuando se sienten seguros, hablan sin parar descargando todo aquello que no han podido soltar antes.

A menudo se les confunde con personas tímidas, pero sólo lo son al inicio hasta que cogen confianza con la situación. Tienen lo que Dabrowski denominó “sobrestimulación emocional”. Esta sobrestimulación emocional interna les hace rechazar una mayor estimulación externa. Mantienen una actitud de cautela ante nuevas situaciones hasta que están seguros de lo que pueden esperar y se sienten en control de sus emociones.

La cultura occidental suele percibir la introversión como una cualidad negativa. En la cultura oriental sin embargo, es algo respetable y son los extrovertidos los que son considerados “raros”. En occidente preferimos que nuestros niños jueguen en la calle con otros niños en lugar de sentarse solos a leer un libro. Nuestro concepto de una persona bien equilibrada es una persona que hace amigos fácilmente, le gustan las fiestas, y se apunta a todas las actividades, asume riesgos con facilidad, habla abiertamente de sus sentimientos y de los demás, se fía de la gente y le gusta estar rodeado de otros todo el tiempo. Cualquiera que no encaje en este patrón gregario es visto con cierta preocupación. Así, a los introvertidos, además de “tímidos” les tildamos de “insociables”, “fríos”, “solitarios”, “reservados”, “ariscos”, .. nuestra sociedad no reconoce ni acepta a los introvertidos.

No siempre es posible distinguir a los introvertidos a primera vista. Como buenos observadores que son, son capaces de imitar la forma de actuar de los extrovertidos para ser aceptados. Ellos se preparan y ensayan y cuanto más lo hacen más naturalmente extrovertidos parecen. Algunos acaban incluso siendo payasos, actores, conferenciantes, cantantes u otras profesiones muy expuestas al público. Pero cuando la actuación ha finalizado muestran su verdadera naturaleza. Necesitan volver a su habitación y cerrar la puerta para escuchar a solas su música favorita o leer su música y así recargar sus baterías. Los extrovertidos sin embargo, pueden seguir con la fiesta todo el día y toda la noche, sus baterías se recargan con el feed-back del público.

Todo el mundo tiene rasgos de introversión y extroversión en su personalidad, es una cuestión de grado.

A pesar de lo que mucha gente piensa, los introvertidos pueden ser muy populares y tener grandes habilidades sociales, pero a menudo se sienten “solos en la multitud”. Su capacidad de observación y excitabilidad emocional les convierte en personas altamente comprensivas con las necesidades de los demás, soluciona sus problemas y da a cada uno lo que quiere, el problema es que no reciben nada a cambio y echan de menos una relación de amistad real, basada en dar y recibir.

Muchas mujeres de alta capacidad introvertidas han mimetizado bien el comportamiento de los extrovertidos y se muestran como perfectos seres sociales al resto del mundo. El papel que se espera de una mujer no parece casar muy bien con las características de un introvertido. A ellas se les supone estár orientadas a los demás, tener vocación de cuidadoras, percibir lo que otras personas de su alrededor necesitan incluso cuando no lo dicen, y se supone que una mujer debe ser abnegada. Si prefieres leer un libro a hablar por teléfono con una amiga, “seguro que te pasa algo”.

Sin embargo es mucho más aceptado para un hombre ser introvertido. De hecho todos admiramos al “hombre fuerte y silencioso que sólo habla con su caballo”. Y nadie piensa que es raro que un científico trabaje 16 horas al día y duerma en su laboratorio, si es un hombre. Pero una mujer más orientada a su interior que a las personas que le rodean parece estar relegando sus obligaciones femeninas. Si un hombre esta absorto en su trabajo, nadie espera de él que lo abandone para ocuparse de sus obligaciones para con su familia o amigos. Pero no importa en cuántos proyectos este involucrada una mujer, todos esperarán que lo interrumpa para atender cualquier incidente que surja.

Educar a un niño introvertido

Consume mucha energía mantener una imagen en público para encajar. Este esfuerzo genera mucha ansiedad y esta ansiedad suele liberarse cuando el niño se encuentra cómodo, ya en casa, explotando por cualquier detalle, usando (generalmente) a su madre como válvula de escape. Se sienten abrumados por la tensión emocional y explotan ante cualquier pequeña provocación. Ayuda saber que esta es una faceta típica de los introvertidos y que es más fácil para ellos calmarse si se quedan solos que si intentas hablar con ellos.

  • Respeta su necesidad de privacidad, respeta su espacio y no violes su confianza cuando te cuenta un secreto. No toques sus cosas.
  • Nunca le avergüences en público. Los niños introvertidos se sienten humillados con facilidad. Si tienes que regañarle, nunca lo hagas en público y delante de sus amigos.
  • Dales tiempo para pensar. No pidas respuestas inmediatas. Ellos necesitan tiempo para pensar, para procesar y poner en orden sus sentimientos. Los introvertidos no pueden hablar de sus sentimientos más profundos, positivos o negativos, hasta que sus emociones se hayan asentado.
  • Avísales con tiempo antes de cambiar de una actividad a otra. Las personas introvertidas prefieren hacer sólo una cosa a la vez, y pueden ensimismarse completamente con una tarea, necesitan acabarla antes de cambiar de actividad. Si tienen que cambiar de actividad porque el tiempo ha pasado, necesitan que les avises con quizá 15 m. de antelación para que se vayan preparando.
  • Avísales de los cambios esperados. Si vas a cambiarle de curso o de colegio, a mudaros o a apuntarle a una nueva actividad, es importante que antes te acerques con él/ella a visitar el centro o curso, hablar con alguno de los nuevos compañeros, ver donde esta el baño, la salida, el patio, etc.. tomar un contacto previo para que pueda ir adaptándose.

Presentarle las distintas opciones y hacerle partícipe de la decisión, analizando juntos los pros y contras les da cierto control que reduce su ansiedad. Los niños de alta capacidad introvertidos son especialmente observadores y esto les capacita para tomar buenas decisiones. Por ejemplo si se trata de elegir un nuevo colegio, llévale a visitar varios. Ellos aprecian cómo se tratan los niños entre si, se imaginan así mismos en distintos escenarios e intuitivamente optan por aquella opción que les hará sentir mejor. Además su proceso de adaptación será más positivo si ellos han formado parte de la decisión.

  • No les interrumpas. Su forma más pausada de pensar y expresarse hace que las personas extrovertidas de su alrededor, presuman que ya han acabado de hablar o no tienen nada que decir, por lo que “toman su turno”, interrumpiéndoles constantemente. Ellos no “pelearán” por ser oídos, se guardarán lo que tienen que decir.
  • Enséñales nuevas habilidades en privado mejor que en público. Los introvertidos prefieren aprender en privado y después enseñar sus producciones al final, cuando ya son perfectas. Los niños que no han hablado hasta que no han sido capaces de pronunciar perfectamente cada palabra y construir frases complejas, o que no han empezado a andar hasta que no lo han hecho con completa soltura. Los niños que no hablan otro idioma hasta que no se saben perfectos, a pesar de que lo puedan ya entender y tener bastante vocabulario aprendido…..
  • Ayúdales a superar su miedo a cometer errores. Los introvertidos son muy perfeccionistas. También los niños de alta capacidad son muy perfeccionistas. Si tienes un hijo o hija de alta capacidad que además es introvertido, tienes un perfeccionista al cuadrado!. Además de tener un nivel alto de expectativas hacia ellos mismos, los niños de alta capacidad introvertidos temen fallar. Annemarie Roeper, una experta en este campo, explica que los niños de alta capacidad pueden entender y preveer las consecuencias mejor que otros niños. Un bebé aprende a caminar, a subir las escaleras o evitar las caídas o peligros por ensayo y error. Pero un niño de alta capacidad no ha vivido esta experiencia porque ha sabido evitar estos peligros por su propia reflexión. Como consecuencia no ha experimentado oportunidades de error o caídas, lo que hace que las temas y evite, refugiándose en tareas en las que saben seguro que podrá tener éxito, en lugar de atreverse con algo que nunca antes han probado.

Para ayudarles con esta actitud es importante poner el foco en el esfuerzo en lugar de en el resultado y mostrar con el ejemplo cómo nos enfrentamos a los errores y aprendemos de ellos, preguntándole ¡Oh, cometi este error ..o me equivoqué con… ¿Qué podemos hacer para solucionarlo?… Entienden asi que los errores pueden ser enmendados y nos sirven para aprender y avanzar.

  • Ayúdales a encontrar un mejor amigo, con intereses similares, alguien con quien pueda mostrarse tal cual es, y quitarse la careta.
  • No les presiones para que tengan muchos amigos. Ellos no necesitan una horda de amigos para ser felices o sentirse adaptados. Puede que en toda su vida sólo tengan un reducido puñado de buenos amigos a los que mostrar su yo verdadero.
  • Respeta su introversión. No trates de convertirlos en niños más extrovertidos. Es esencial respetar su forma natural de estar en el mundo, entendiendo su necesidad de privacidad, soledad y reflexión.

 

Los niños introvertidos en la escuela.

La mayor diferencia entre los extrovertidos y los introvertidos, es que los primeros piensan en voz alta mientras los segundos ensayan la respuesta mentalmente. Cuando haces una pregunta, los extrovertidos levantan su mano antes incluso de que hayas acabado. Pero cuando le preguntas a un introvertido, primero habrá un embarazoso silencio mientras ensaya su respuesta antes de que suelte una increíble e ingeniosa idea que te sorprenderá.

Algunos profesores de primaria subestiman las cualidades de esos niños que se sientan algo alejado del grupo y observa sin participar. Estos niños parecen menos seguros de sí mismo. La confianza que los niños extrovertidos muestran en si mismos, a menudo se interpreta como una mayor inteligencia. Los niños más reflexivos y prudentes son a menudo calificados de “lentos” o menos inteligentes. Mientras el resto de los niños experimentan, aprenden por ensayo y error e interactúan entre si, los niños introvertidos observan, experimentan mentalmente y no se sentirán seguros de involucrarse en la actividad hasta que no lo hagan perfecto. Para entonces el resto de los niños ya estarán haciendo otra cosa, y se habrán perdido la oportunidad de participar.

El mayor miedo de los niños introvertidos es a sentirse humillados y son capaces de cualquier cosa por evitarlo. Algunos estudiantes se sientan tan lejos de la primera fila como pueden, esperando que el maestro no note que están allí. Temen que les pidas responder y se equivoquen. Algunos sienten tal ansiedad que se bloquean cuando se ven en centro de miras y tienen que responder a alguna pregunta o leer en alto. Incluso si algún otro niño responde de forma equivocada y el resto de la clase se ríe, los niños introvertidos lo vivirán como si les hubiera pasado a ellos mismos.

Es necesario generar un clima en el que no se permitan este tipo de burlas, para que todos los niños, incluso los introvertidos, se sientan seguros. La creatividad sólo puede florecer en un entorno donde todos se sienten libres y seguros para responder y opinar y donde se valoran las ideas de todos.

Algunos trucos para tus alumnos introvertidos
  • Déjales observar. Los niños introvertidos tienen una increíble capacidad para aprender a través de la observación, en muchas ocasiones observando como lo hacen sus compañeros.
  • Da más tiempo para contestar. En un estudio realizado por Mary Budd Rowe en los 70s se observó que los maestros tienden a esperar menos de un segundo para que sus alumnos les den alguna respuesta. Sólo los niños extrovertidos podrán contestar tan rápido. Sería una buena idea añadir el concepto de “tiempo para pensar” (pausas más largas) tras las preguntas para dar a tus alumnos tiempo para reflexionar y contestar. Valora lo que puede aportar al grupo, anímale a ello y espera a que este preparado.
  • Dales un lugar para pensar. Los niños que se distraen o son sobreestimulados con facilidad necesitan un espacio más tranquilo para pensar, alejado del ruido y la interacción de los demás, al que puedan ir libremente cuando sientan necesidad.
  • Agrúpalos por parejas para una mayor participación. Antes de generar un debate o aportación de ideas en grupo, deja que tus alumnos discutan por parejas. Esto les da a los introvertidos un entorno más seguro en el que hablar de sus sentimientos o ideas y ver cómo la otra persona reacciona, sintiéndose así preparado para compartirlo con el resto de la clase.
  • Insta a tus alumnos a que escriban sus ideas en un papel antes de que las expongan al grupo. La lluvia de ideas es una buena forma de alentar la creatividad en un aula, el problema es que suele ser acaparada por los extrovertidos verbalmente asertivos. Permite a tus alumnos 5-10 m. para que escriban sus ideas en un papel y después da la oportunidad uno a uno para que las exponga.
  • Permite que “pidan turno”. Los introvertidos odian interrumpir. Así, esperan su turno mientras los extrovertidos del aula hablan y se interrumpen unos a otros. Establece una norma para “pedir turno” y modera el debate dando a todos la oportunidad de participar.
  • Corrígeles y felicítales en privado. Los introvertidos no quieren recibir atención especial en público por ningún motivo, positivo o negativo. Ellos prefieren que el maestro les haga saber sus reprimendas o halagos en privado, de forma que nadie más les oiga.
  • Ayúdales a superar su miedo a equivocarse. Anímales a acometer nuevas actividades y permíteles dar los primeros pasos en el aprendizaje de forma privada, en casa o aprendiendo on line.
  • Promueve que practiquen hablar en público con la ayuda de una grabadora. Muchos introvertidos se sienten traumatizados por el hecho de tener que presentar un trabajo delante del resto de la clase. Permite que practique con una grabadora donde puede rectificar los errores y probar una y otra vez, y empezar sus primeras presentaciones delante de un grupo más pequeño con el que se sienta cómodo y ampliarlo paulatinamente.
  • Deja que trabajen algunos proyectos en solitario o realizando agrupamientos flexibles. El trabajo cooperativo es una gran herramientas pero de nuevo pueden verse acaparados por los niños más extrovertidos. Los niños introvertidos necesitan tener la oportunidad de probar su capacidad de cooperar trabajando, en algunos proyectos por parejas o con un grupo de niños similares.

 

Introversión y aprendizaje viso-espacial

Tanto la capacidad viso-espacial como la tendencia a la introversión parecen correlacionar con un elevado CI. Un 60% de los niños de elevada alta capacidad resultan ser niños introvertidos, contra un 25% si tenemos en cuenta el alumnado global. Los niños de alta capacidad y los niños viso-espaciales coinciden en que ambos son reflexivos, necesitan un tiempo adicional para pensar la respuesta y para involucrarse con la tarea. Aunque hay personas introvertidas que no son VSL y viceversa.

Sin embargo pensar en imágenes (VSLs) explica muchas de las características de los introvertidos : no es algo que puedas hacer en grupo, se requiere un tiempo para configurar esta imagen y todos sus detalles, necesitas poner el foco en tu interior y no ser distraído, las sensaciones espaciales son difíciles de expresar y comunicar a otros y es algo que no es susceptible de ser compartido con otros en una interacción social. Un niño de alta capacidad con un hemisferio derecho predominante, tiene el don de la comunicación. Un niño de alta capacidad con un hemisferio izquierdo dominante, tiene el don de la percepción. La comunicación sin la percepción es algo vacío. La percepción sin la comunicación resulta frustrante.

La combinación de una personalidad introvertida y una capacidad viso-espacial puede llevar a la soledad. Los niños introvertidos y los niños viso-espaciales tienen que desarrollar algunas de las destrezas que comparten sus pares extrovertidos y secuenciales. Afortunadamente, muchas de las habilidades secuenciales pueden ser desarrolladas mediante la práctica.

Los beneficios de ser introvertido en la vida adulta.

Los introvertidos necesitan aprender los beneficios positivos de su personalidad. Necesitan aprender que la reflexión es una buena cualidad, que las personas más creativas buscan la soledad y que los líderes del mundo académico, estético y técnico suelen ser introvertidos. La mayor parte de los niños que obtienen el reconocimiento a su mérito académico son introvertidos.

Muchas de las grandes personalidades en el mundo académico, artístico y científico son introvertidos, así como los grandes investigadores, pues su actividad social no les distrae de su camino. También los personajes más creativos han sido con frecuencia solitarios introvertidos. Su introversión les permite ser más conscientes de su yo interior y esto se convierte en una fortaleza que les aporta mayor determinación y una mayor defensa contra la presión social.

(*) Extracto y reflexión basado en el capítulo 10 “Upside Down Brilliance, The Visual-Spatial Learner”. Linda Silverman.

 

Cansados de “Esperar”.

Cuando los alumnos más capaces por fin exhalan  :

Aceleración y Agrupamiento Flexible.

Los niños de alta capacidad a menudo perciben la escuela como fácil, demasiado fácil.

¡Y ese es el problema!.

Aunque a algunos niños les pueda parecer  atractiva la idea de holgazanear en la escuela, una vez que las clases se convierten en rutinarias y simplistas, sus días se convierten en algo aburrido, tedioso y una pérdida de tiempo y sentido. Muchos niños de alta capacidad se dan por vencidos, mantienen la respiración y esperan hasta que puedan, quizá, encontrar alguna oportunidad de aprendizaje significativo. Se mantienen en estado “off”.

Cuando por fin experimentan una clase que combina un aprendizaje en profundidad, creatividad y un ritmo más acelerado, en la que además tienen la oportunidad de interactuar con compañeros parecidos a ellos, por fin sienten cierto alivio :

Juan se dio cuenta que podía exhalar cuando empezó sus clases en 3º de la ESO. Además del ritmo más acelerado por fin fue agrupado con compañeros similares a él, después de años compartiendo aula en clases hetereogéneas. “Por fin puedo respirar, es como si hubiera estado dormido, esperando alguna oportunidad para aprender, y ahora siento que el mundo entero se abre para mi. He estado esperando tanto y he estado tan aburrido. He tenido que contenerme siempre en las clases porque los otros niños se hubieran reído de mi, así que me mantenía un paso atrás”.

 “Pero ahora estoy en clase con otros niños inteligentes. Y puedo hablar alto y opinar. Y podemos debatir unos con otros sobre temas que nos interesan, y nadie se va a reir de mi si digo algo que suene “inteligente”. Y el profesor es una pasada y nos deja hablar de cosas que nos interesan. No sólo aprendemos contenidos, ¡profundizamos en ellos!. Por fin la escuela es divertida de nuevo. Es como si hubiera estado conteniendo la respiración en los últimos años… y ¡por fin puedo soltar el aire!.

Aceleración y Agrupamientos Flexibles por Capacidad.

Muchas escuelas han descuidado las necesidades de los niños más capaces rehusando ofrecerles opciones como el agrupamiento por capacidad y la aceleración. A veces basándose en la asunción de una supuesta equidad, y otras como resultado de las ideas equívocas que manejan sobre cuáles son las necesidades de los niños de alta capacidad por lo que suelen ofrecer respuestas de enriquecimiento puntual e individual, que les aislan del resto del grupo y no suponen una diferencia significativa en su instrucción.

En contraste a estas suposiciones, un reciente meta-análisis realizado por la Universidad de Duke en Florida, EE.UU (acceder aqui al estudio) revisado por los investigadores Steenbergen-Hu, Matt Makel y Olszewski-Kubilius, subraya que la aceleración y la agrupación por capacidad son herramientas que elevan el rendimiento académico, tanto para los estudiantes de alta capacidad como para los que tienen problemas de aprendizaje. Es más, estos estudios demuestran que estas prácticas -que implican pocos recursos económicos y personales- suponen un gran beneficio en el aprendizaje de todos los grupos de estudiantes en términos de implicación, motivación, sentimiento de pertenencia, autoestima académica, disfrute del aprendizaje, desarrollo del potencial y mejora de las relaciones sociales.

  • La aceleración académica se ha recomendado tanto para niños de alta capacidad desde la publicación de A Nation Deceived (una nación engañada), y más recientemente A Nation Empowered (Una nación empoderada). Continúa siendo una herramienta reconocida (see NAGC) por su bajo coste y elevada efectividad que ofrece a los alumnos de alta capacidad la oportunidad de brillar y desarrollar su potencial. Todos los estudios muestran que los alumnos acelerados se ven beneficiados de esta medida pues su rendimiento académico global se mantiene en niveles elevados y su motivación y sentimiento de pertenencia a un grupo se elevan.
  • La agrupación flexible en función de la capacidad es aún más fundamental pues permite a los estudiantes interactuar con similares, algo que la aceleración no siempre consigue. De acuerdo a un estudio 2013 National Bureau of Economic Research, los agrupamientos por capacidad mejoran las notas de los niños en todos los niveles. Estos análisis encontraron que los estudiantes se benefician tanto de los agrupamientos dentro del aula (pequeño grupo) como agrupamientos basados en el interés que implicaría a alumnos de varios cursos (clubs o clusters de aprendizaje). Al mismo tiempo, también ponen en relevancia que los agrupamientos fijos (aulas separadas donde los alumnos se clasifican en función de una capacidad medida y establecida previamente , no tienen efecto sobre el rendimiento académico). 

Como el Dr. Olszerski-Kubilius apunta:

“Cuando se usa de forma apropiada, los agrupamientos por capacidad no se sujetan a determinadas etiquetas permanentes de los estudiantes y no les impide moverse arriba o abajo a lo largo de sus desarrollo académico. Al contrario, el agrupamiento flexible por capacidad es una herramienta utilizada para hacer coincidir la capacidad e interés de un estudiante por aprender, con la instrucción que le aporta, asistiéndole con el contenido correcto, al estudiante concreto, en el ritmo y momento adecuados.”

La clave esta en esta flexibilidad, pues los agrupamientos deben tener en cuenta el objetivo del trabajo y las destrezas a trabajar en cada momento, el perfil personal de cada estudiante, su estilo de aprendizaje y de expresión. La combinación de todos estos factores nos dará la clave bajo la que realizar los agrupamientos en cada momento, asignatura y proyecto. Esta herramienta permite además al profesor dedicar más tiempo a aquellos alumnos que más lo necesiten en cada unidad concreta, con el claro objetivo de trabajar para elevar el nivel de rendimiento y desarollo de cada uno de sus estudiantes.

Cuando nos libramos del aburrimiento

El comienzo de 3º de la ESO supuso un respiro para Juan. Ese momento de alivio puede ocurrir en un punto distinto para otros. A lo largo de una clase particularmente interesante y significativa, durante una actividad extracurricular suficientemente retadora, o en un campamento para niños de alta capacidad en el que se les permite explorar sus intereses, libres de las cargas y la presión de tener que enmascarar su capacidad.

Para muchos su pasión por aprender no se desata hasta la facultad o incluso más tarde :

Alicia holgazanéo durante toda la secundaria. Ella se apuntó a todas las clases avanzadas que ofrecía su pequeña escuela del medio-oeste y que combinaba con algunas clases on-line. Aunque se graduó con las mejores calificaciones y excepcionales puntuaciones en las pruebas inter-centros (SAT), ella sabía que sería duro conseguir entrar en una facultad de élite elite college, pero su situación de “minoría geográfica” le ayudó a aumentar sus oportunidades.

Así que empezó la facultad y estaba emocionada al descubrir que era aún más estimulante de lo que había esperado:

Nunca pensé que sería tan diferente. Primero me sentí intimidada y preocupada por si no sería capaz de superarlo. Pero era tan increíble estar en esas clases con otros estudiantes tan interesados por aprender – que no giraban sus ojos intentado evadirse del trabajo. Tampoco intentaban esconder que eran inteligentes intentando encajar todo el tiempo. Estaba tan acostumbrada a hacer lo que tenía que hacer sólo para obtener el grado para poder entrar a la universidad, que lo que estaba aprendiendo no importaba. ¡Pero ahora si importaba!. Ahora voy a estudiar con profesores increíbles que aman lo que hacen y que esperan que a nosotros nos importe lo que estamos aprendiendo. Aunque el trabajo es duro, me siento muy aliviada de haber encontrado un lugar como este”.

Pero otros pueden no experimentar esta sensación de “alivio” en ningún momento a lo largo de su formación, desperdiciando un enorme potencial. En un momento histórico en que la riqueza de las naciones y su capacidad para servir las necesidades de sus ciudadanos depende más que nunca del talento de sus habitantes, este hecho adquiere un mayor dramatismo, pues revierte negativamente en toda la sociedad.

Son muchos los casos conocidos de grandes “genios” cuyo paso por la escuela supuso un constante tedío y aburrimiento. Sin embargo superaron esta primera etapa y mostraron al mundo el gran potencial que escondían y que la escuela desahució. Desde Walt Disney a Pepe Rodriguez (Masterchef), Steve Jobs o Edison, Ben Carson o Isaac Asimov. La cuestión es, ¿Cuánto niños con alto potencial tienen una experiencia tan negativa en la escuela que crecen pensando que no sirven para nada y malgastan su talento por falta de oportunidades y el estímulo adecuado? ¿Qué consecuencias tiene esta situación en su desarrollo emocional, personal y social?.

Las consecuencias de esta negligencia

Desatender a los niños de alta capacidad negándose a atender sus necesidades educativas, especialmente cuando existen soluciones de bajo coste y elevada efectividad, no sólo contribuye a años de aburrimiento, bajo rendimiento, y un desperdicio de potencial, sino que puede generar problemas sociales y emocionales. (el aburrimiento es el origen de diversos problemas emocionales).

Pasar años y años en la escuela, mirando el reloj, con los ojos perdidos buscando algún atisbo de distracción a través de la ventana, preguntándote una y otra vez ¿por qué tiene que ser esto tan soberanamente aburrido? es la experiencia que lacra el desarrollo de muchos de nuestros estudiantes más capaces.

En los recobecos de su memoria, muchos niños de alta capacidad recuerdan la alegría que un día sintieron por aprender, su innata curiosidad, la chispa que sintieron al descubrir algo nuevo, cuando aún no pensaban que aprender debía ser algo lento y tedioso. Esta sensación desaparece rápidamente de sus vidas, cuando ingresan en las escuelas y se convierten en presos de los grupos hetereogéneos, y las lecciones hechas a medida de la media.

¿Qué tiene que cambiar?

1.    Reconocer que los niños de alta capacidad tienen sus propias necesidades educativas.

La escuela tiene que admitir que no todos los niños aprenden de la misma forma y al mismo ritmo. Que algunos niños desarrollan un ritmo de aprendizaje alejado de la norma y necesitan una instrucción avanzada, intensiva y acelerada. Los niños de alta capacidad no sólo son más “inteligentes”, ellos aprenden y se relacionan con el mundo de un modo distinto. Captan las ideas más rápidamente, con mayor profundidad y complejidad, y necesitan muy pocas repeticiones (o ninguna) para manejar con destreza un concepto.

Muchos son emocionalmente intensos, desarrollan un sentido de la ecuanimidad y justicia social de forma precoz y más intensa y reflexionan sobre temas existenciales de la vida a una edad muy temprana, sorprendiendo a adultos y compañeros. Otros muestran un desarrollo asincrónico que a menudo les genera problemas sociales, pues su madurez esta por detrás de su capacidad intelectual.

Sin el reconocimiento de estas diferencias, las escuelas están provocando el aburrimiento de sus alumnos más capaces, fallando a la hora de atender sus necesidades de aprendizaje.

2.Ofrecer los servicios adecuados.

Por desgracia, incluso en los casos en los que existe el reconocimiento de estas diferencias, muchas escuelas fallan a la hora de proveer los servicios adecuados para el desarrollo y aprendizaje de estos niños. Por cuestiones funcionales, financieras, políticas, filosóficas o ideológicas, los niños de alta capacidad reciben la misma instrucción, en el mismo formato, y con los mismos contenidos que otros.

Aunque esto nos pueda parecer lo más justo y equitativo, supone una tremenda injusticia pues implica privar a todo un colectivo del derecho a una educación adecuada, condenándoles a tener muchos períodos de tiempo perdido en sus vidas académicas y a renunciar a su innata capacidad de imaginar, relacionar, crear y profundizar.

Estos servicios no son nunca una atención puntual de 1 o 2 sesiones a la semana en proyectos individuales que de nuevo no tienen en cuenta sus intereses, sino que pasa por un cambio metodologíco en el aula, que incluya el aprendizaje multinivel y personalizado. Implica una escuela orientada al desarrollo del talento de todos sus estudiantes : Como Convertir mi escuela en un centro para el desarrollo del talento (1/4)

 3. Eliminar los errores en la concepción y comprensión de la alta capacidad.

Manejar un concepto erróneo sobre las altas capacidades es algo común. Muchos los miran con suspicacia, como simples empollones, bichos raros que no encajan, o el producto de padres que los sobre-estimulan y les entrenan para que obtengan un rendimiento mayor.

Pero no existe ninguna instrucción académica capaz de infundir la complejidad y profundidad cognitiva que ellos poseen. Son un grupo ampliamente diverso bajo cualquier perspectiva : desde el rango de sus capacidades, sus necesidades emocionales y sociales, su entorno familiar y socio-económico, sus estilos de aprendizaje. Estos niños necesitan garantías de una escuela libre de prejuicios y falsos conceptos que sepa darles una oportunidad de aprendizaje que les involucre.

4. Una cobertura legal rápida y efectiva.

Es sorprendente que este colectivo de niños y familias se encuentre aún tan desamparado a la hora de reclamar un derecho legal, como lo es el derecho a recibir una educación adecuada para su desarrollo personal. La fragmentación de las responsabilidades, la falta de unificación de criterios y el escaso interés de todos los estamentos de la administración por establecer un protocolo de identificación y evaluación profesional y de calidad, deja a miles de niños en una situación de desamparo con graves consecuencias para su desarrollo personal, su aprendizaje y su estabilidad emocional.

A ningún niño se le debería negar su derecho constitucional a una educación ajustada y apropiada. Ningún niño debería ser abandonado a languidecer en aulas que no les estimulan, por razón de su lugar de residencia o las posibilidades socio-económicas de sus familias. Los niños de alta capacidad tienen los mismos derechos que otros niños, no son alumnos de “segunda”.

No dejemos que el aburrimiento ensombrezca la vida de ningún niño”.

Algunos niños de alta capacidad desarrollan una persistente falta de auto-confianza, cuestionan su propia capacidad y se ven así mismo como “impostores” por culpa de este aburrimiento, que les genera una sensación de incapacidad, de no ser válidos. Los niños de alta capacidad que holgazanean en la escuela por falta de reto probablemente no adquirirán las cualidades de resilencia y perseverancia que surge de las experiencias de fracaso y superación, acierto y error.

Inman apunta en “What a child doesn’t learn” (lo que un niño no aprende) que los niños que nunca son desafiados, carecen de oportunidades para desarrollar una fuerte ética de trabajo, un sentido de responsabilidad y la capacidad de sacrificio.

Los niños de alta capacidad no deberían esperar, padecer aburrimiento o “contener la respiración” esperando que llegue este desafío. Como cualquier otro niño ellos también merecen la libertad de aprender en interacción con otros niños similares realizando tareas que realmente les supongan un reto y les propongan un avance y superación de sí mismos.

Basado en los artículos originales:

http://giftedchallenges.blogspot.com.es/2017/01/when-gifted-kids-get-to-exhale.html

http://giftedchallenges.blogspot.com.es/2016/10/boredom-and-gifted-child-challenging.html

 

Convertir mi Escuela en un Centro para el Desarrollo del Talento (2/4)

  1. CREAR UN ENTORNO ESTIMULANTE : EL AULA ENRIQUECIDA

Los postulados descritos en el post anterior, nos dan las claves sobre cuáles son los elementos que podemos incorporar en el aula para hacer de ésta un lugar, donde también los alumnos de alta capacidad desarrollen su personalidad y reciban un estímulo acorde a su potencial. Pero a su vez un lugar donde el resto de alumnos se verán motivados para avanzar y superarse, elevando la medida de todo el aula :

  1. ELIMINAR EL TECHO.
  2. TRABAJAR DESTREZAS SUPERIORES DEL PENSAMIENTO.
  3. DAR OPORTUNIDADES PARA EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CREATIVO.
  4. ATENDER A LOS DISTINTOS ESTILOS DE APRENDIZAJE
  5. FAVORECER LA AUTONOMÍA Y LA LIBERTAD DE ELECCIÓN
  6. PROPONER RESPUESTAS MULTINIVEL
  7. INTEGRAR Y POTENCIAR SUS INTERESES
  8. APRENDER PARA HACER : APRENDIZAJE “JUST IN TIME”
  9. EXIGENCIA A NIVEL DE SU CAPACIDAD, SACARLES DE SU ZONA DE COMFORT.
ELIMINAR EL TECHO :

alicia-techoEn gran medida los niños con alta capacidad sienten como si sobre ellos hubiera un tope máximo que no pueden traspasar. Evaluamos a los niños en una escala del 1 al 10, y parece tener todo el sentido marcar una especie de línea imaginaria en el “5” para ayudar a todos los que lo necesiten a traspasar este valor medio. Pero, ¿tiene sentido marcar un tope?.

(Tony Vázquez, maestro de Primaria @mrVazQ).

Podemos animar a nuestros alumnos a avanzar y llevar su aprendizaje tan lejos como quieran. Proponer preguntas para que todos los que deseen puedan aspirar a un 11, un 12, un 13.. sin límite. Se trata de estimular el aprendizaje y no limitarlo.

Pero no debemos confundir esta medida con ampliar o dar “más” trabajo, sino de elevar la dificultad y el reto con un contenido diferente. En ocasiones compactando el curriculum y avanzando contenido, eliminando repeticiones. Pero esto no siempre es posible por lo que podemos trabajar propuestas como:

  • Animarles a resolver problemas de lógica y deducción, sudokus o crucigramas matemáticos (que además les ayudarán a desarrollar el procesamiento secuencial, en ocasiones no tan desarrollado en los niños con elevado talento matemático) (un ejemplo : Los mejores problemas lógicos, Sudokus para niños, las matemáticas en los juegos de cartas)
  • Preguntas de razonamiento, contraste y comparación relacionadas con la unidad didáctica en historia, ciencias o sociales, que les anime a buscar información adicional y a una comprensión más profunda sobre el contenido. (Contrastar dos épocas históricas, la evolución de un accidente geográfico a lo largo de los años por efecto de la erosión, imaginar cómo un personaje histórico hubiera reaccionado ante alguna situación actual, y buscar evidencias que justifiquen este razonamiento. O al revés, “jugar” al “Ministerio del Tiempo” y trasladarles a ellos a una situación del pasado, etc..).
  • Trabajar en un proyecto científico en el que participan los alumnos a medida que acaban una tarea del curriculum ordinario.
  • Realizar un cómic, vídeo, historieta o noticia basada en el contenido que acabamos de estudiar.
  • Un trabajo de investigación que les permita profundizar sobre algún aspecto de la unidad estudiada y que les haya suscitado un interés particular.

En definitiva propuestas que les resulten estimulantes, atractivas, deseables, divertidas, y que impliquen un desarrollo de su autonomía, toma de decisiones, realización de productos creativos, desarrollo lógico y razonamiento, crítica y análisis, reflexión y profundización sobre el aprendizaje.

Es importante que las propuestas sean conocidas a priorio, elegidas por ellos y al alcance de todo el que quiera participar, para que constituyan un verdadero estímulo.

TRABAJAR DESTREZAS DEL PENSAMIENTO SUPERIORES

El proceso cognitivo representa un continuo de complejidad creciente, desde recordar hasta crear. Como se describe en el cuadro adjunto (Taxonomía de Bloom) :

taxonomia-de-bloom

Los niños de alta capacidad, por su desarrollo cognitivo mayor, necesitan aprender implicando procesos cognitivos de orden creciente superior. El resto de los niños también. La escuela sin embargo y especialmente durante los cursos de primaria, trabaja únicamente las destrezas inferiores : Recordar, listar, reconocer e identificar, olvidando otras destrezas que implican comparar, evaluar, analizar, razonar, sintetizar, evaluar, juzgar, crear.

(http://www.javiertouron.es/2016/09/la-taxonomia-de-bloom-hablamos-22.html).

Los maestros tienen la oportunidad de incorporar estas destrezas a través del curriculum ordinario, llevando a cada niño siempre hacia un paso superior de su estadio natural. Desarrollar las destrezas del pensamiento es posible para todo el alumnado y mejora su implicación y aprendizaje.

Robert Swartz, director del centro CTT de Massachussets (con oficinas en Madrid : www.teach-think.org) ha llevado su metodología para desarrollar estas destrezas del pensamiento (TBL o Thinking Based Learning) a centros de diferentes países, incluido alguno para niños con problemas de aprendizaje o en áreas de bajo desarrollo, demostrando resultados sorprendentes.

Puedes leer más acerca de esta metología en: https://aacclarebeliondeltalento.com/2016/11/19/aprendizaje-basado-en-las-destrezas-del-pensamiento-cambiando-el-panorama-educativo-espanol-autor-robert-swartz/

Así, en lugar de simplemente leer un texto (de historia, ciencias, lengua, etc..), el alumno trabaja en grupos para resolver un problema que este texto propone. El alumno debe proponer soluciones (brainstorming o lluvia de ideas) y evaluar cada una de las propuestas a través de la práctica sistemática de :

  • Predecir las consecuencias
  • Buscar las evidencias que justifican estas consecuencias (desde el propio texto o buscando la información necesaria (aprendizaje just in time)
  • Evaluando si estas consecuencias son positivas o negativas (implica juicio)
  • Determinando la probabilidad de que estas consecuencias sucedan (implica análisis)
  • Eligiendo la mejor solución en base a todo este proceso. (toma de decisiones)

Otros ejercicios sugeridos son el aprendizaje mediante la comparación:

  • Comparemos la rutina y costumbres de una familia en la época medieval, con la de una familia del siglo XXI.
  • Comparemos la figura de un político o estratega militar con la de otro (Churchill y Napoleón), etc..
  • Comparar la orografía del recorrido del río Nilo con la del Rhin.

Y entender la relación de las partes con el todo:

  • Las partes del cuerpo y su función en el organismo. Las partes de una planta y su función en el ecosistema. Los sentidos ¿Qué pasaría si no tuviéramos olfato?
  • Episodios de la historia y su influencia en nuestra estructura geo-política actual. ¿Qué pasaría si hubiera ganado la guerra X?
  • La función de los verbos. ¿Qué pasaría si una frase no tuviera verbo?
  • Implicación de las partes de una planta en la función de fotosíntesis. ¿Qué pasaría si….?

El aprendizaje que implica procesos cognitivos superiores es más estimulante, significativo, duradero y relevante para todos los estudiantes. Permite disfrutar de este aprendizaje y es, por tanto, más motivador.

Puedes ampliar y conocer estas técnicas en : “Aprendizaje Basado en el Pensamiento. Ed. SM” y en www.teach-thinking.org

aprendizaje basado en el pensamiento

TRABAJAR EL PENSAMIENTO DIVERGENTE Y CREATIVO / ESTIMULAR LA BÚSQUEDA DE MÉTODOS Y RESPUESTAS ALTERNATIVAS.

“Educar en la creatividad es una prioridad de la enseñanza dirigida a los estudiantes de alta capacidad. Les permitirá prepararse mejor para el cambio, ser más flexibles, con mayor iniciativa y autoconfianza, más capaces de afrontar los obstáculos y, sobretodo, más hábiles en el uso de su capacidad de innovación”.

(Dra. Rosabel Rodriguez. Universidad de Islas Baleares. Mallorca).

Pero la creatividad puede ser trabajada para todo el alumnado. La creatividad consiste en buscar formas nuevas de enfrentarse al mundo, resolver problemas de un modo novedoso y útil, sintetizando realidades separadas y buscando nuevos usos, nuevas simbiosis. La creatividad no puede ser confundida con la práctica artística. No es un rasgo simple y debe ser considerada como un constructo multidimensional. J.P. Guilford (1959, 1967) explicó el pensamiento divergente como opuesto al pensamiento convergente, exacto o lógico.

Las ideas creativas no surgen de forma espontánea. El pensamiento creativo (proceso mental específico), genera ideas creativas que darán a su vez productos creativos. Y todo ello requiere de un entorno donde específicamente se trabaje este proceso y de un fin (motivación, objetivo o problema a resolver). Desarrollar la creatividad de nuestros estudiantes requiere de dos premisas :

  1. Ofrecer la oportunidad de ser creativo (trabajarla de forma sistemática)
  2. Valorar el producto creativo (reconocimiento).

Es decir:

  • Permitir que cada alumno responda en el formato que más encaje con sus capacidades (maqueta, redacción, video, fotografías, baile, música, …). Olvidarse de las fichas y los espacios en blanco a rellenar como forma general de trabajo.
  • Dar la vuelta a la realidad, plantear enigmas : ¿Qué pasaría si …..?
  • Alentar la búsqueda de soluciones diferentes, también en matemáticas.
  • Valorar las respuestas y caminos diferentes, incluso en los exámenes o sobre todo en ellos, promoviendo la asociación de ideas y conceptos multidisciplinares.
  • Incentivar a que los alumnos creen sus propias manualidades, agendas, archivadores, la decoración de Navidad, de la función de teatro, que escriban sus diálogos. Acabar con los murales y trabajos manuales en los que todos los alumnos realizan el mismo producto final, con apenas cambios en el color de la cartulina elegida, pero que comparten distribución, formato, titular, contenidos…. Ir más allá y animar a los alumnos a llegar a conclusiones distintas, productos diferentes, realizaciones marcadamente divergentes entre si. Premiar lo diferente.

La creatividad además puede ser sistemáticamente trabajada mediante metologías concretas y programadas, a través del curriculum ordinario y para todo el alumnado.

Rosabel Rodriguez, experta en creatividad y altas capacidades de la UIB, nos plantea un marco específico de medidas aquí : Desarrollo del Pensamiento Creativo en la Escuela

Robert Swartz, Ph. D. Harvard y Profesor emérito de la Universidad de Massachussets, autor del libro “Aprendizaje Basado en el Pensamiento”, abarca dos ejemplos de cómo trabajar la creatividad en el aula y cómo desarrollar el pensamiento creativo aquí:

Podemos enseñar a los niños a ser creativos

y aquí :

Creatividad expresada a través de la escritura y el arte

ATENDER LOS DISTINTOS ESTILOS DE APRENDIZAJE.

La escuela promueve un aprendizaje básicamente auditivo-secuencial, basado en la recepción, retención y volcado de información en la forma y tiempo adecuados, tal cómo han sido aprendidos. El aprendizaje se hace de forma progresiva, un pequeño trozo cada vez. Este tipo de aprendizaje es apropiado para niños con destrezas auditivo-secuenciales. Se adaptan bien a este tipo de aprendizaje.

Sin embargo se estima que al menos un 30% del alumnado tiene problemas con este tipo de aprendizaje. Su aprendizaje es lo que se denomina viso-espacial. Incluye a niños de alta capacidad elevada, niños muy creativos –que suelen obtener peores puntuaciones en los test de inteligencia porque su procesamiento divergente es mal evaluado por las pruebas estandarizadas y sus destrezas difieren de las habilidades típicas necesarias para la excelencia académica medidas por estos test-. Pero también niños con dislexia y discalculia, niños con déficit de atención y niños con problemas auditivos (infecciones frecuentes en los primeros años, desórdenes en el procesamiento auditivo central…), niños con autismo o asperger, etc..

Para todos estos niños la incorporación de algunas modificaciones en el aula suponen una gran diferencia y elevan su rendimiento de forma significativa:

  • Incorporar material visual en todas las explicaciones, que deben apoyarse en diverso material gráfico (p.e. explicar los complementos de una frase suflando un globo cada vez que añadimos uno, hasta que este esté totalmente hinchado)
  • Poner el aprendizaje en contexto. Necesitan tener una referencia en la que “encajar” cada pieza de información.
  • Hacer el aprendizaje significativo acercándolo a su realidad o conceptos conocidos (p.e. aprender sobre puntos de interés en nuestra localidad o región, o las provincias de España, “cazando” Pokemon, adjetivar un personaje creando tu propio “Pokemon”, etc.)
  • Permitirles aprender a través de destrezas del pensamiento que impliquen síntesis, comprensión, comparación y creación, vs. aprendizaje mediante repetición y memorización.
  • Permitirles desarrollar métodos propios para llegar a las soluciones.
  • Proponer tareas que tradicionalmente consideramos difíciles aún cuando no han superado tareas más sencillas. Muchos de estos niños resuelven con facilidad problemas más complejos (que requieren coordinar muchas variables al mismo tiempo) y tienen dificultades para resolver tareas más sencillas (secuenciales). Esta cualidad, tan confusa para muchos, tiene una clara explicación, primero porque consideramos fácil aquello que depende de nuestras destrezas secuenciales (su debilidad), y difícil aquello que depende de la asociación de ideas y relación entre conceptos (su punto fuerte), y segundo porque tal como demuestra la neurociencia, nuestro cerebro se activa ante el reto, son las tareas más complejas las que consiguen activar la interacción entre los dos hemisferios y trabajar a mayor rendimiento.

Linda Silverman, psicóloga estadounidense autora de numerosas publicaciones acerca de los niños de alta capacidad, miembro de la NAGC y directora del CGC (Chicago Gifted Center), ha llevado a cabo una investigación con los más de 6.000 niños de alta capacidad que han pasado por su centro. Ella fue de las primeras en acuñar el término “Viso-Espacial”, partiendo de los trabajos de Tom West (The Gift of Dislexia) o Jerre Levy cuyas investigaciones se han centrado en entender cómo funciona y procesa la información cada uno de nuestros hemisferios cerebrales.

En este artículo, Silverman se extiende y analiza cada una de las particularidades de los niños viso-espaciales y cómo las lecciones pueden adaptarse a sus necesidades para implicarlos y desarrollar su enorme potencial :

Cómo ayudar a tus estudiantes Viso-Espaciales

Y en este profundiza sobre cómo aprende o procesa la información cada uno de nuestros hemisferios:

Del hemisferio izquierdo al hemiferio derecho. ¿Cómo aprendemos?

Estas prácticas pueden suponer una gran diferencia en el rendimiento académico de muchos estudiantes cuyo talento se difumina ocultado por lo que consideramos dificultades de aprendizaje dentro del marco académico pero que pueden tener menos importancia en su desarrollo profesional posterior. Por eso, aportarles herramientas para que puedan avanzar a través del curriculum con una autoestima positiva, es importante para darles la oportunidad de que su potencial brille y se labren un futuro a su altura.

En este artículo podemos leer un caso real de un niño con un gran talento tecnológico con dificicultades secuenciales y cómo su profesor le ayudó a brillar:

¿Conóces el Talento de Sergio?

FAVORECER LA AUTONOMÍA Y LA LIBERTAD DE ELECCIÓN.

Gestos tan sencillos como permitir que elijan sus propias lecturas, proyectos, actividades, inventos y propuestas de enriquecimiento. Propuestas de escritura creativa, alternativas de trabajos, decisiones sobre las funciones de fin de curso, la decoración del aula, la extensión y formato de los trabajos, etc..

PROPONER RESPUESTAS MULTINIVEL

Que el desarrollo madurativo y cognitivo no es homogéneo entre todos los niños, es un hecho que cualquier maestro puede constatar. Pretender que todos avancen al mismo ritmo a través del curriculum supone forzar a unos y ralentizar a otros, supone no servir los intereses individuales que la educación debe proponerse como meta.

Un modelo de escuela basado en la clase magistral hace muy complejo la creación de distintos “carriles” de velocidad en el aula. Por ello desde todas las instancias se aboga por trasladar el modelo a otros que devuelvan el protagonismo a los niños como lo son el modelo Flipped Classroom y el ABP (Aprendizaje por proyectos).

Este proceso de transformación no requiere de recursos específicos y otorga al maestro más tiempo para convertirse en guía, permitir el aprendizaje autónomo de los alumnos más aventajados y apoyar en su desarrollo a aquellos que más lo necesitan. Siempre que estas metodologías se incorporen al aula con el objetivo de permitir una profundización multinivel, estaremos también sirviendo los interés de los niños de alta capacidad, y de otros colectivos, en un modelo inclusivo donde cada alumno aporta desde sus capacidades e intereses.

Para tener en cuenta las necesidades de los niños de alta capacidad respecto del aprendizje coperativo:

Alta Capacidad y Aprendizaje Cooperativo.

Qué necesitan saber los profesores sobre los alumnos de altas capacidades y el aprendizaje cooperativo

Otra oportunidad para servir las diferencias en el aula son las propuestas de ejercicios multinivel. Los spelling, las fichas de matemáticas, los ejercicios de comprensión lectora, los deberes, son una buena oportunidad de reconocer las diferencias y dar a cada niño la oportunidad de esforzarse al nivel que le es propio.

Tradicionalmente los ejercicios de spelling o ejercicios de gramática y vocabulario en cualquier lengua, también en la propia, se reducen a repetir un listado de palabras o rellenar algún espacio en blanco. Este tipo de ejercicios vienen a trabajar las destrezas básicas de pensamiento : repetir, listar, reconocer.

Pero existe otra forma de trabajar estos contenidos en un contexto multinivel. Pongamos por ejemplo que toca la unidad didáctica en la que el alumno debe demostrar que conoce los elementos de una cocina y el vocabulario básico que le permita nombrar estos elementos. Para practicar este conocimiento y demostrar el manejo del vocabulario podemos:

  1. Proponer la clásica ficha de repetir 10 palabras durante los 5 días de la semana (para aquellos alumnos que necesitan de la repetición para fijar su aprendizaje)

Pero también permitir que otros demuestren el mismo contenido poniendo a prueba sus destrezas innatas, por ejemplo:

  1. Describe la cocina haciendo una redacción (destrezas narrativas. Nuestros futuros redactores)
  2. Inventa una historia que sucede en esta cocina, usando las palabras aprendidas. (imaginación y narrativa. Nuestros futuros escritores)
  3. Elabora una receta y cuéntanosla indicando que elementos de la cocina utilizas en cada momento. Nos la puedes contar por escrito, en fotos o grabando un pequeño video o poadcast (Aprender haciendo y tocando. Nuestros niños kinésicos, con déficit de atención o problemas en las destrezas secuenciales o de escritura. ¿Futuros chef, locutores de radio, cineastas?)
  4. Dibuja una cocina y explica dónde pondrías cada uno de estos elementos : fregadero, fuegos, nevera, encimera, mesa (dibujo y orientación en el espacio. Futuros arquitectos, ingenieros y diseñadores de interiores).
  5. La cocina y las costumbres alimenticias. ¿Cómo ha evolucionado el diseño de las cocinas a lo largo de los años? ¿Ha influido en este cambio nuestros hábitos alimenticios? (indagador y relación de conceptos. Nuestros futuros científicos).
  6. La cocina y la cultura. ¿Existen diferencias entre los elementos de una cocina entre un país asiático y un país occidental?¿O entre un país del sur y el Norte de Europa?. (Trabajamos cultura, aprendemos diferencias. Nuestros futuros libre pensadores o analistas).

El recurso utilizado es de apenas imaginación y creatividad y diseñar las propuestas partiendo de los interés y capacidades que deberíamos haber detectado previamente en nuestros alumnos. La labor del maestro es la de animar y ayudar a sus alumnos a ir más allá de la ficha de forma progresiva y en función de su capacidad. Pero las experiencias llevadas a cabo demuestran que muchos de ellos se sentirán por sí mismos animados y alentados a seguir a sus compañeros con más iniciativa, elevando así la media de todo el aula.

El trabajo de evaluación del maestro sigue siendo el mismo, comprobar que cada uno de sus alumnos tiene adquirido un determinado vocabulario. Cambia únicamente el formato en que el alumno puede responder (permitir siempre responder en forma escrita, dibujo, video o grabación, baile, canción, .. para integrar los distintos estilos de aprendizaje o “inteligencias” (Gadner) ), y la profundidad a la que se le permite llegar (eliminado el techo), trabajando otros niveles de destrezas del pensamiento y generando una mayor implicación, un aprendizaje más amplio duradero y significativo (tiene un sentido y un fin). Nos permite además, descubrir talentos ocultos, y en el descubrimiento del “yo” y de nuestras propias capacidades es como el alumno fortalece su autoestima académica, construyendo un auto-concepto positivo que le permitirá enfrentarse positivamente a retos superiores.

En definitiva se trata de :

  • Partir del conocimiento previo del alumno
  • Entender sus fortalezas y debilidades
  • Conocer sus intereses y darles cabida en el aula.

En esta labor, podemos apoyarnos en la gestión de datos (cuadro Excel) que contenga información útil sobre el alumno en relación a los datos antes mencionados, con el objetivo de :

  • Crear una ficha con objetivos personalizados de cada alumno, enriquecer esta ficha con las fortalezas a potenciar, debilidades a trabajar, intereses, estilo de aprendizaje…
  • Construir la propuesta educativa personalizada a partir de esta información.
  • Enriquecer esta información y propuestas a medida que el estudiante avanza por las distintas etapas educativas (datos que deben acompañar al alumno y estar disponibles para los siguientes maestros y profesores).
INTEGRAR Y POTENCIAR SUS INTERESES.

Las propuestas educativas dirigidas a desarrollar el potencial necesitan partir del conocimiento de este potencial. Conocer las áreas de interés de cada uno de sus alumnos y sus capacidades específicas dará las pautas para entender cómo desarrollar este potencial. Por ejemplo si encontramos uno o varios alumnos con especial interés por la poesía, podremos crear un club o concurso de poesía. Si varios de nuestros alumnos tienen interés por los astros, podemos animarles a trabajar juntos en un proyecto que más tarde podrán enseñar al resto de la clase o clases. Si son las matemáticas, podemos avanzar el contenido de matemáticas o construir con ellos problemas matemáticos más avanzados que les supongan un reto.

La mayor implicación del alumno en estas actividades surge cuando encuentra que el proyecto en el que trabaja es útil para los demás, tiene relación con el trabajo de clase, un objetivo o meta concretas (la fecha para una presentación, conseguir fondos para un viaje, participar en un concurso, etc..) y le sirve para interrelacionarse y conectar sus intereses con otros alumnos.

En este artículo, Susana Arroyo, directora del centro Hemisphéri de Barcelona, especializado en la identificación, evaluación y coordinación con los centros educativos en relación a su atención al alumnado de alta capacidad, incide en este concepto :

https://aacclarebeliondeltalento.com/2015/11/14/cueces-o-enriqueces/

APRENDER PARA HACER : APRENDIZAJE “JUST IN TIME”

Propuestas como www.lova.es y otras alternativas basadas en los planteamientos constructivistas nos muestran cuánto más significativo, duradero, profundo y extenso es el aprendizaje cuando los alumnos acceden a él para resolver un problema, construir un proyecto, desarrollar un invento o, como en el caso de Lova, trabajar en el diseño, creación, vestuario, iluminación, puesta en escena, guión, banda sonora, dirección .. de una Ópera (u obra de teatro, etc..).

Los conocimientos que los alumnos tienen que buscar, integrar y poner en práctica para abordar todas estas “profesiones”, -desde historia (para ambientar la historia), naturaleza (para los decorados), ciencias (iluminación), sociales (vestuarios y costumbres), lengua (redacción y diálogos), literatura (estilos), etc…- son siempre mayores y en mayor profundidad que las lecciones habituales. El alumno se adentra en ellas desde la motivación de entender para qué son útiles y cómo integrarlas para la consecución de un objetivo concreto.

SACARLES DE SU ZONA DE “CONFORT”, EXIGENCIA AL NIVEL DE SU CAPACIDAD.

Una de las causas más evidentes de la ausencia de un reto a la altura de la capacidad individual es que no damos la oportunidad de que se desarrollen cualidades personales tan importantes para el afán de superación, la persistencia, dilatación del premio, aprender del error, sobreponerse a la frustración o sencillamente, esforzarse por obtener algo, o el sentimiento de competencia (¿en qué soy bueno, para qué valgo?), que influye de forma especial en nuestro auto-concepto positivo. Cuando durante muchos años obtener las más altas calificaciones no ha supuesto ningún esfuerzo para ti, todas estas cualidades no se desarrollan.

Cuando en secundaria, bachillerato o universidad, o en el desarrollo de cualquier profesión o alcance de cualquier meta, también fuera del ámbito académico empiezan las dificultades, muchos niños de alta capacidad no han desarrollado las cualidades personales que les permitan afrontar estas dificultades. Tampoco en muchos casos manejan técnicas de estudio y organizativas eficaces.

En este sentido es necesario:

  • Proponer metas a la altura de su capacidad.
  • Exigirles un rendimiento acorde a su potencial. Muchas veces se da por buenas producciones que son correctas de acuerdo a la media esperada, pero muy por debajo del potencial que intuimos en un estudiante. Si aceptamos sus trabajos o resultados sólo porque están “bien” y en línea con la mayoría de trabajos de la clase, sin tener en cuenta su mayor potencial, estamos contribuyendo a que estos niños “olviden” sus talentos y se instalen en una zona de confort, acostumbrándose al no-esfuerzo.
  • Darles la oportunidad de repetir sus trabajos (después de un feedback constructivo) animándoles a superarse a sí mismos.

En este video se muestra de un ejemplo de la enorme diferencia existente entre el primer trabajo de un alumno de infantil, y al que consiguió finalmente llegar gracias al estímulo de su maestro, que le retó a superarse a si mismo, descubrimos así hasta dónde podemos llevar el rendimiento de nuestros alumnos si trabajamos el afán de superación, la satisfacción del logro y el auto-concepto positivo de nuestros estudiantes : https://vimeo.com/134557996

UN ASIENTO A MEDIDA DE CADA UNO.

Todas estas propuestas indicadas, no son “soluciones” específicas que servirán sólo para mejorar la implicación en su aprendizaje de los niños de alta capacidad. Todas ellas ayudarán al profesorado a mejorar el rendimiento de todo el aula y elevar la media, haciendo del aprendizaje una experiencia más satisfactoria para todos. Al fin y al cabo, todos vamos en el mismo “autobús de asientos rígidos”, para todos es igual de incómodo porque responden a un estándar en el que no encajamos. Sin embargo, aquellos que son más altos encontrarán aún más difícil, casi imposible, adaptarse y permanecer sentados, mucho menos relajarse y disfrutar, sin que ello les cause “dolores de espalda, cuello y riñones”. Mientras otros, por su tamaño, encontrarán la forma de acurrucarse y al menos hacer el viaje sin sufrimiento.

school-bus

Sigue aprendiendo cómo convertir tu escuela en un centro para el desarrollo del talento en : Cómo Convertir mi Escuela en un Centro para el Desarrollo del Talento (3/4)