¿Qué Necesitan Aprender Nuestros Alumnos para el Futuro?

coisas-que-estudantes-aprenderao-no-futuro

Educar para un Mundo Cambiante.

David Perkins

Todos somos conscientes del escaso impacto que nuestros estudios de primaria y secundaria han generado en nuestra vida personal y profesional posterior. Muchos hemos escuchado aquello de que “olvidamos el 90% de lo que aprendemos en la escuela”, y lo olvidamos porque sólo nos resulta relevante hasta el momento de aprobar los exámenes.

También oímos cansinamente que la mitad de trabajos para los que estamos educando a nuestros hijos hoy, no existirán mañana y que estamos en una época de profunda transformación del mercado y, por tanto, de las empresas y profesionales. La explosión de la digitalización y robotización amenaza con una pronta desaparición a todas las tareas y trabajos basados en la repetición y la memoria, en la mera acumulación de contenidos. Más aún, hoy los robots ya son capaces de comunicarse, empatizar y aprender de su entorno, lo que supone un gran reto para muchos profesionales. Hasta aquí nada nuevo.

Pero en el artículo de hoy os queremos desgranar el contenido de un libro imprescindible no sólo para los profesionales que se dedican a la educación, sino para las familias que tenemos que acompañar este cambio y, ojála, que también para algún responsable encargado de diseñar los curriculums académicos. Imprescindible porque en verdad nos aporta las claves para dar respuesta a las grandes cuestiones que hoy se plantean sobre educación.

Conocimos a su autor, David Perkins, el pasado mes de Febrero, en una formación y debate sobre educación, destrezas y contenidos. David es co-fundador del Proyecto Zero de la Universidad de Harvad, un proyecto que recoge iniciativas y promueve investigaciones sobre el impacto de la educación y los modelos educativos de todas partes del planeta. Es de algún modo una propuesta que “viaja al futuro” y nos advierte de las claves para prepararnos y poder enfrentarnos a él con la debida fortaleza y anticipación.

“Future Wise” (*)

(extracto de las primeras páginas de este libro, disponibles para su descarga libre en : “primeras páginas de Educar para un mundo cambiante. David Perkins”

“Una mano se agita perezosamente al fondo de la clase. Llevas dando clase el tiempo suficiente como para saber con bastante seguridad que la mano se levantaría en cuanto empezaras con el tema, y así ha sido. Con insufrible indolencia, además. Le haces una seña al dueño de la mano en alto: “Oigamos lo que tiene que decir”. Y como es natural, sabelotodo dice: “¿Por qué tenemos que saber esto?”. No siempre tenemos una buena respuesta ante la dichosa pregunta, y en su lugar improvisamos una contestación en una situación ciertamente incómoda: “Porque es uno de los puntos de la unidad que hay que cubrir”; “Porque saldrá en el examen”; “Porque te hará falta para el año que viene”.

“La pregunta, al igual que la caja de Pandora, da lugar al caos, sobre todo si la tapa se queda abierta el tiempo suficiente como para formar un problema realmente grave. Pero ¿qué fue lo que llevó a Pandora a realizar tal transgresión? La curiosidad. Una curiosidad lo bastante fuerte como para empujarla a traspasar los cánones establecidos y desafiar los límites. Al fin y al cabo, la condición humana se basa en la curiosidad, …”

“¿Se te ocurre una pregunta más importante en relación con la educación? Al fin y al cabo, la pregunta en sí es una versión de una de las cuestiones más importantes sobre educación : ¿qué merece la pena aprender en la escuela?”.

El Universo en Expansión de lo que vale la Pena Aprender

En las antiguas Grecia y Roma, en la China ancestral, y todas las primeras “escuelas” el contenido, las materias de estudio, se abordaban desde la curiosidad del alumno en interacción con el maestro, una enseñanza generaba miles de preguntas y éstas llevaban al grupo a explorar nuevas áreas de conocimiento, desde la observación, la reflexión y el debate. Los maestros eran conocidos, venerados y buscados por aprendices de todo el mundo, que recorrían grandes distancias en busca del saber que cada maestro albergaba.

Después vino la escuela pública. Era necesario llevar la escuela a todos los niños, pobres y ricos y con independencia de su estatus de origen. Lo que no era necesario fue quitar a los maestros la responsabilidad de generar los contenidos y la interacción con sus alumnos y que ésta pasara a ser definida por un grupo de políticos más o menos interesados que acometieran el absurdo de definir un único curriculum para todos los niños, no importa sus intereses, habilidades, prioridades, entorno o desarrollo.

El aprendizaje dejó entonces de ser fruto de la curiosidad y por tanto de servir al desarrollo individual de cada niño, para pasar a ser algo obligado, limitado, estandarizado, fruto más de la necesidad de homogeneizar al alumnado y anular la capacidad del maestro para generar una comunidad de aprendizaje libre, motivadora, enriquecedora.

Durante los siglos XIX y XX, siglos de expansión empresarial y de los mercados pero también de guerras e innovaciones, la seguridad de tener un puesto de trabajo primaba sobre nuestro deseo de desarrollo, y además era algo viable. Estudiar y tener un título te permitía progresar, tener un hogar, un coche, vacaciones, sueldo fijo, seguro médico, asegurarte una pensión y una vida sin sobresaltos.

Este modelo se esta derrumbando y para nuestros hijos ya no existirá. Las empresas ya no demandan títulos ni conocimientos memorizados, demandan creatividad, iniciativa, emprendimiento, cooperación, conectividad, innovación, productividad, eficacia, valor. Y estas habilidades no se desarrollan en un modelo de escuela donde el alumno es un sujeto pasivo que asume los contenidos sin cuestionarlos, sin criticarlos, sin utilizarlos, sin creatividad, sin curiosidad.

Es hora de volver al concepto de escuela tradicional, una comunidad de aprendizaje donde se exploran contenidos desde la curiosidad y los intereses de los alumnos, a través del pensamiento crítico y creativo. Una escuela en la que el maestro recupera las funciones de mentor, guía, incitador, propulsor, generador, catalizador. Una escuela donde los protagonistas deciden qué aprender y cómo. Una escuela que rompe los límites de todo lo establecido:

“Aunque en la mayoría de los casos el currículum sigue el camino tradicional, hay docentes y centros educativos que han demostrado su superioridad al sobrepasar los límites de lo que normalmente se enseña. Hay al menos seis grandes corrientes, según el aspecto de los límites que se excedan”:

  • “MÁS ALLÁ DE LAS HABILIDADES BÁSICAS : Cultivar el pensamiento crítico y creativo, las habilidades y disposiciones colaborativas, el liderazgo, el emprendimiento, así como otras habilidades y disposiciones relacionadas que apelan con fuerza al hecho de vivir y mejorar en la era actual”.

 

  • “MÁS ALLÁ DE LAS DISCIPLINAS TRADICIONALES : Buscan disciplinas renovadas, híbridas y menos familiares. La atención se centra en temas como la bioética, la ecología, teorías recientes extraídas de la psicología y la sociología, y otras áreas dirigidas a las oportunidades y los desafíos de nuestro tiempo”.

 

  • “MÁS ALLÁ DE LAS DISCIPLINAS INDIVIDUALES : Buscan temas y conflictos interdisciplinares. Muchos currículos enfrentan a los alumnos con desalentadores conflictos contemporáneos de marcado carácter interdisciplinar, como por ejemplo, las causas y posibles soluciones de la pobreza o los elementos de compensación entre diferentes fuentes de energía”.

 

  • “MÁS ALLÁ DE LAS PERSPECTIVAS REGIONALES : Buscan perspectivas, conflictos y estudios globales. La atención se dirige no solo hacia asuntos locales o nacionales, sino también globales, como por ejemplo la historia universal o el sistema económico interactivo global o los posibles significados de ser un ciudadano global”.

 

  • “MÁS ALLÁ DEL DOMINIO DEL CONTENIDO : Buscan aprender a pensar en el contenido adaptándolo al mundo real. Los educadores animan a los alumnos a observar dónde conectan contenido y situaciones de la vida real, ofrecen información valiosa y empujan a actuar de forma productiva”.

 

  • “MÁS ALLÁ DEL CONTENIDO PRESCRITO : Buscan que haya una variedad de contenido más amplia. En algunos entornos, los educadores apoyan y dirigen a los alumnos en la elección del contenido educativo que excede con mucho el uso típico marcado por las asignaturas optativas”.

 

“Juntas, estas seis tendencias reflejan una preocupación por la estructura de la educación. Lo que las convenciones marcan que hay que enseñar puede no servir para desarrollar el tipo de ciudadanos, trabajadores e integrantes de familia y comunidad que queremos y necesitamos. Las habilidades básicas de lectura, escritura y aritmética, por muy sólido que sea su desarrollo, no bastan. Las disciplinas ya conocidas en su versión tradicional, distribuidas en silos independientes, constreñidas por las perspectivas regionales, que se enseñan a todos los que llegan a la comunidad educativa por motivos de comprensión académica, única y exclusivamente, no bastan. El universo de lo que se considera necesario aprender se está expandiendo”.

Yo no voy a decirte qué es lo que merece la pena aprender

Perkins en su libro no nos responde sobre qué exactamente merece la pena aprender. Esta pregunta sólo puede ser respondida de forma individual inmerso en una comunidad de aprendizaje. El aprendizaje es un proceso individual y nadie puede dirigirlo desde fuera. Podrán definir qué enseñar, pero no qué aprendemos.

Por tanto, para el autor, “no consiste tanto en encontrar la respuesta más adecuada como en dejar atrás las malas respuestas. (…) Por consiguiente, en vez de prescribir una lista de temas que sería importante aprender, la misión de este libro consiste en explorar formas mejores de responder a la pregunta. (…) Como una especie de caja de herramientas compuesta por conceptos claves y formas de priorizar que nos ayuden a encontrar mejores respuestas a lo que merece realmente la pena aprender en clase, en nuestras escuelas, nuestros sistemas escolares y nuestros países”.

Nuestros niños se enfrentarán a una sociedad compleja por la velocidad a la que se mueve todo y que hacen tambalear los pilares básicos de la educación tradicional : el curriculum, los agrupamientos, la metodología, la función del maestro/profesor, la evaluación. 5 elementos que hasta ahora han supuesto los limites dentro de los cuales debía suceder el aprendizaje que deben romperse pues sólo trasgrediendo los límites podemos dar una respuesta adecuada para re-imaginar la educación que nuestros hijos necesitan.

No sólo los educadores sino en especial los padres, las familias, tenemos que romper nuestras propias barreras y apostar por una educación más libre y no coartada por las notas, los libros de texto y el curriculum. Confiar en los niños, en su curiosidad, en sus ganas de aprender, pero de aprender cosas que a ellos les interesa y les hacen sentir valiosos.

  • El índice de este libro ya nos revela un contenido muy prometedor. Si queremos cambiar la educación, si nos importa el futuro de las nuevas generaciones, este libro es sin duda, de lectura imprescindible:

    – Introducción : Aprender para el mañana

    – Un aprendizaje que merece la pena para toda la vida: qué lugar ocupa el conocimiento en la vida del estudiante

    – Programas de aprendizaje: la beneficiosa combinación de logros, información y competencia

    – Grandes temas de comprensión: aprendizaje que merece la pena para la vida del estudiante

    – Grandes preguntas: aprendizaje más allá de lo establecido y conocido

    – Aprendizaje para la vida: qué merece la pena aprender

    – Los siete mares del conocimiento: aprendizaje para toda la vida procedente de diversas disciplinas

    – Formas de conocer: potentes patrones de pensamiento procedentes de diferentes disciplinas y de otros conocimientos

    – Montones de conocimiento: organizar el contenido a lo largo de años de educación

    – Grandes destrezas: habilidades para el siglo XXI

    – El conocimiento en el camino hacia la sabiduría

Ver el libro

En mi clase hay un niño de alta capacidad, ¿Qué hago?

Para los padres es complejo. Aún a pesar de que las altas capacidades tienen un componente hereditario, tal y como hemos crecido y sido educados los padres de hoy, no sabemos muy bien qué hacer con esa “bomba” que significa que te confirmen que tu hijo es de alta capacidad.

Para nosotros, de pequeños, eso era algo así como ser un genio de la música a los 4 años, o un perfecto sabio de los huesos a los 6. Nosotros nos veíamos muy lejos de esa imagen, y así, la mayoría simplemente asumimos ciertas diferencias en nuestro aprendizaje y conclusiones, en nuestras emociones y percepciones, molestias porque la velocidad de nuestros compañeros no era la muestra, y hastío por las veces que teníamos que soportar las repeticiones de la maestra. Pero no le poníamos nombre o “etiqueta”.

Hoy sabemos que las altas capacidades son algo más que ser un genio “precoz”, que hay muchos perfiles y grados. Que no se trata de “ser o no ser” sino del potencial de llegar a ser. Sabemos que algunos niños nacen con un capacidad superior en una o más áreas y que este potencial necesita de estímulo por parte de la escuela y la familia para ser desarrollado, y de trabajo y determinación por parte del niño para cristalizar en logro.

Pero aún así, para los niños de hoy vivir su diferencia es aún más difícil. Porque el sistema se ha vuelto aún más lento y más repetitivo, pero también porque para ellos, estudiar los  los ríos o las capitales, la historia o los animales, los medios de transporte o la fotosíntesis, no crea la misma fascinación que nos creaba a nosotros. Ellos, probablemente, han visitado algunos de estos sitios, han ido a alguna exposición, ven series en la tele o tienen acceso a internet o a muchos más libros y juegos didácticos y electrónicos de los que nosotros disfrutábamos de pequeños. Los contenidos de la escuela no les emocionan, no despiertan su curiosidad. Y sin curiosidad, no hay aprendizaje.

Así que cogemos esta “bomba” y nos decimos, “voy, se la suelto a la maestra, y ella sabrá que hacer”. Y la maestra, muchas veces, no sabe. Porque no ha recibido formación formal, porque la legislación y el sistema no presta suficiente atención a este colectivo, o porque muchas veces, las medidas educativas a adoptar con estos niños, se proponen desde la teoría de los despachos y no desde la práctica del aula.

Hasta ahora -¿estamos cambiando, verdad?- padres y maestros nos pasábamos esta “bomba”, de unas manos a otras, sin saber ninguno qué hacer, rechazando cualquier responsabilidad, y llenándonos de reproches mutuos. La “bomba”, por supuesto, acababa por estallar en la cara del niño, que, inocente, ajeno, no entiende por qué cada vez le pesa más el tiempo que pasa en la escuela. Desmotivado, pierde todo interés por aprender, descuida sus deberes y tareas y hasta sus notas. Acaba por pensar, que no es verdad eso de que a él le cuesta menos aprender. Hemos tocado su autoestima, apagado su curiosidad, ahogado su creatividad, minado las “fortalezas de su corazón”. Cuando llega ese momento, todos hemos fracasado. Le hemos fallado.

Un maestro no puede enseñar a distintas velocidades, pero los alumnos sí pueden aprender cada uno en función de su capacidad. “Transformar la escuela de un auditorio a una comunidad” como nos cuenta Salvador Rodriguez en su blog. Construir “carriles a distinta velocidad”, como nos insta Javier Tourón en esta entrevista, son los enfoques que nos permitirán atender a los niños en el aula, a cada uno según su capacidad, a cada uno según sus intereses. Personalizar la educación, sí, es posible.

Para ello es necesario, claro, contar con herramientas que permitan al niño alimentar su curiosidad, fantasía y creatividad, desarrollar su potencial, mostrar y trabajar sus habilidades. Y eso sintiéndose siempre parte del grupo, sin que sean medidas “aplicadas sólo a él”, respondiendo a la necesidad de trabajar en el aula a distintos niveles, adaptando la profundidad del aprendizaje a las distintas capacidades e intereses de cada niño.

Dan i Nica, los viajes de Bolita Mundis” , son el tercer libro que María Sánchez Dauder, maestra de primaria, Licenciada en lingüística, y Máster experto en Altas Capacidades, pero sobre todo, madre de dos niños de alta capacidad, aporta a este apasionante mundo de “cómo desarrollar el talento y que sea divertido para todos”, como a nosotras nos gusta llamar a su colección de aventuras “Las altas capacidades en la escuela inclusiva”.

¿DE QUE NOS HABLA ESTE FABULOSO LIBRO DE CUENTOS PARA ALIMENTAR LA IMAGINACIÓN?

Dan y Nica. Los viajes de Bolita Mundis es un conjunto de cuentos llenos de magia, aventuras y contenidos culturales muy diversos e interesantes: historia, arte, literatura, personajes célebres, ciencia, animales, fiestas y tradiciones. Son herramientas tanto para los docentes como para los padres que quieran llegar a las mentes más curiosas con ganas de saber y aprender. Son un recurso para atender a estos hijos y alumnos que necesitan dosis de vitaminas culturales extras.

Pero no sólo son lecturas para estos pequeños de mentes inquietas, sino también para todos los niños y niñas que quieran aprender y pasar un rato de magia y diversión con Dan, Nica y Bolita Mundis. Porque atender a los niños dentro del entorno de su clase, y desarrollar el potencial de todos los niños, es donde debe estar puesto el foco de la escuela del siglo XXI.

La finalidad de estas historias es reforzar los hábitos de autonomía y de responsabilidad, ya que la magia de estos cuentos sólo aparecen cuando los protagonistas de estas historias son responsables, obedientes, ordenados y trabajadores. Dan y Nica quieren ser ejemplo de un buen aprendizaje, de evolución personal y de maduración para los pequeños oyentes o lectores de sus aventuras.

Cada cuento va acompañado de una propuesta didáctica, en castellano e inglés, relacionada con el contenido y la temática de la historia, que permite trabajar a distintos niveles, adaptándose al desarrollo y conocimientos previos de cada niño.

Los destinatarios de las actividades son los niños y niñas de ciclo inicial, aunque la lectura de este libro y el trabajo de sus contenidos pueden dirigirse, también, a los del ciclo medio.

Los viajes de Bolita Mundis narra las aventuras de dos hermanos que tienen un juguete mágico: una bola del mundo que cobra vida y les lleva de viaje por todas partes. Al llegar, se abre una puerta mágica en donde todo lo inanimado está vivo: la comida, las obras de arte, los personajes de cuentos…

De esta manera conocen y descubren la cultura de una forma imaginativa y divertida. El libro está estructurado en cinco partes: Aventuras Mundis, Ciencias Mundis, Letras Mundis, Historias Mundis y Tradiciones Mundis. En Aventuras Mundis encontramos la presentación de estos personajes, también tenemos un cuento de héroes y heroínas que rescatan personajes con problemas y una aventura musical en donde se explica el origen de los cuentos de los hermanos Grimm.

En Ciencias Mundis los protagonistas viajan por el mundo del conocimiento del medio natural: los alimentos, los animales y su clasificación; la historia de los relojes y las formas geométricas que nos rodean. En Letras Mundis, se trabajan las normas ortográficas, las sílabas y las letras gracias a personajes que contienen, en sus nombres, los sonidos o las letras de las que se habla en cada cuento; En Historias Mundis, Dan y Nica saltan al origen de la humanidad y conocen las costumbres de los vikingos, viajando a la Edad Media con Guillermo Tell y los Caballeros de la mesa redonda; incluso, visitan la Antigua Roma y caminan por cardo y el decumanus de Baetulo.

La última parte, Tradiciones Mundis, da un paseo por la historia del Carnaval, San Jorge y la escudella de Navidad. También encontramos un último cuento sorpresa que nos narra un secreto muy real de Sus Majestades de Oriente. Este manual incluye propuestas didácticas —en castellano y en inglés—para desarrollar la creatividad con el grupo, una gran herramienta gracias a la cual las neuronas de los niños con altas capacidades se sienten saciadas y satisfechas.

¡Que os aproveche!

María Sánchez Dauder (y nosotras la estaremos acompañando con una pequeña charla formativa en los dos eventos), presenta su libro y explica cómo trabajar los ejercicios multinivel propuestos, en Madrid y Azuqueca de Henares el próximo fin de semana:

Viernes 26 de Febrero, 19:00 h. Librería “Venir a cuento”. C/Embajadores, 29. Madrid

Sábado 27 de Febrero, 12:30 h. Centro Empresarial de Azuqueca de Henares, Avda. Los escritores, 10

 Puedes comprar el libro aqui : “Dan i Nica, los mundos de Bolita Mundi

Distribuye en México : Acervo Educativo Tel.52 55 56 59 17 64/ cell.52 55 34 96 69 96 e-mail: fjavieralvarez@andegoproyectos.com

De libros y Altas Capacidades.

En muchas ocasiones, amigos, familiares, conocidos, nos preguntan sobre qué bibliografía puede ser útil e interesante para realizar una primera aproximación a las altas capacidades intelectuales.

En este sentido, nos gustaría comentar aquellos libros que conocemos, y con los que nosotras poco a poco fuimos aprendiendo sobre las altas capacidades.

EL NIÑO SUPERDOTADOUno de los libros más citados a menudo y más fácil de conseguir es “El niño superdotado” de Coks Feenstra, la autora es una especialista en niños de altas capacidades y sus familias. En su elaboración contó con la ayuda de la Asociación Valenciana de Apoyo al Superdotado y Talentoso (AVAST). El libro explica en términos sencillos qué es la superdotación, cómo reconocerla y da pautas que ayudan a educar a un hijo con estas dotes, tanto en casa como en el colegio.

L´ENFANT SOURDUÉOtro de los libros útiles es “L’enfant Sourdué”, de la especialista Jeanne Siaud Facchin, es una lástima pero sólo está en francés. De todos modos, vale mucho la pena hacer un esfuerzo porque esta autora tiene un conocimiento es muy sincero, muy empático sobre los niños de altas capacidades. Es un libro que realmente llega al lector, su contenido es profundo, intenso, nos muestra cómo son, cómo sienten y viven.

¿DEMASIADO INTELIGENTE PARA SER FELIZ?Asimismo, sí ha sido traducido su último libro, “¿Demasiado inteligente para ser feliz?”, donde se centra específicamente en la madurez del adulto de altas capacidades, y rasgos, sentimientos y sensaciones que le han ido acompañando a lo largo de su vida. A nuestro juicio, es un libro que expresa de forma muy precisa y profunda el sentir de los adultos de altas capacidades.

MANUAL INTERNACIONAL DEL SUPERDOTADOEl “Manual Internacional de Superdotados”, de Alonso, Renzulli y Benito es una excelente manual técnico, pedagógico y bien expuesto sobre cómo son las altas capacidades, características, las distintas teorías existentes sobre ellas, modelos de otros países, medidas para los niños en la escuela y alternativas, etc. es un libro para tener un buen conocimiento general de lo que son las altas capacidades.

Altas capacidades intelectuales, una asignatura pendienteFinalmente, otro de nuestros libros de referencia es el publicado por los especialistas Leopold Carreras, Flavio Castiglione y Milagros Valera, “Altas Capacidades: la asignatura pendiente”. Sus autores nos cuentan la realidad de estos niños, cómo actuar, tanto en la escuela como en casa, y conocer realmente cómo interaccionan con la sociedad en general. Se trata de un libro muy práctico, que incluye aspectos tanto conductuales como emocionales, abordando las relaciones con la familia y la escuela para finalizar con una serie de ejemplos prácticos sobre cómo intervenir eficazmente –en el aula o fuera de ésta– con ellos.

Las altas capacidades en la escuela inclusiva: Yes we can!

María es maestra de primaria. En su aula hay niños con inquietudes de aprendizaje diferentes. En las aulas de muchos maestros, también los hay, pero María es de esos maestros que los ve, los percibe y que trata de atenderlos. Que no necesita una evaluación ni una normativa, para adaptar su clase. Muchas veces se nos dice que no hay recursos. María les muestra que sin recursos adicionales, pero con mucho cariño y un derroche de imaginación y creatividad, consigue motivar a estos pequeños y que sus métodos, también animan al resto de sus alumnos.

¿Cómo empatizar con un alumno con altas capacidades? Este es uno de los puntos que más arduo se suele hacer para muchos colegas de profesión. En primer lugar, debes saber atenderle, escucharle y saber cómo se siente. Una implicación personal es siempre fundamental con cualquier alumno, pero más necesaria con ellos.

¡Pero esto no es todo! Además de sentirse comprendido para tener autoestima y seguridad en el aula, también debe pasarlo bien aprendiendo. Y el aprendizaje no es incompatible con el divertimento. ¡En absoluto! De esta idea nació mi proyecto de libros: Las altas capacidades en la escuela inclusiva.

Hará cosa de dos años me lancé a la aventura literaria de escribir cuentos para niños con altas capacidades. ¿Qué me llevó a esto? El ver que a algunos niños pequeños la historia de “La caperucita roja” les aburría, y eran niños con ansias de saber, me hizo reflexionar. De golpe, se me ocurrió añadir un poco de chicha a los cuentos. Que si la historia se ubicaba en el Océano Pacífico; que si los gatos y los tigres son los bisnietos de los dientes de sable, como el que sale en “Ice Age”, y que los actuales elefantes proceden de los mamuts,… Después, que si cada animal pertenece a un hábitat; si hablaba de un país, lo ubicaba en un continente, hablaba de sus costumbres,… Así fue cómo llegué a captar la atención de estos pequeños con ganas de conocer y no dejar de aprender.

Este pequeño gesto de María es más importante de lo que podemos creer. Porque María ha entendido que estos niños siguen siendo niños, que a pesar de su capacidad de razonamiento y aprendizaje y su interés por aprenderlo todo, también les gusta vivir la ilusión y la magia de los cuentos. Sólo que les gustan más los cuentos que les inducen a pensar y a investigar. María sabe que cuando un niño de AaCc lee a Caperucita Roja, sus reacciones son más amplias que las del resto de niños. Ellos en seguida se preguntan los ¿porqué?, los ¿Cómo? y buscan la lógica de la historia. ¡Eso es imposible porque el lobo no puede abrir el armario porque no tiene dedos sino pezuñas!, ¡Eso es imposible porque un lobo no se puede parecer a una abuelita, es mucho más pequeño!, ¡Eso es imposible porque si el lobo se come a la abuelita, los jugos del estómago la habrán destrozado y convertido en comida y no la podrían sacar viva de su barrigota!… y así, no hay forma de llegar al final del cuento.

Entonces, se me ocurrió recrear un mundo con unos personajes a la altura de sus necesidades: siete mininos muy peculiares cuyos orígenes eran las distintas civilizaciones de Historia Antigua. Todos, por algún desconocido azar, se encontraron juntos en el país de los Marramiaus, en la calle Caballa Descarada. A través de estos siete personajes de características variopintas y curiosas los lectores de estos cuentos viajarán en el tiempo y en el espacio para transmitir cultura con muchas aventuras inesperadas. Nos cuentan historias sobre países, cultura y tradiciones, etapas de la historia, un viaje a la luna, características y curiosidades de algunas especies de animales,… y muchas más cosas. ¿De qué forma se podía convertir este proyecto en una herramienta práctica y funcional para papás y docentes? Pues incluyendo a cada una de las historias una propuesta didáctica, la cual estuviera relacionada con los contenidos que se trabajan en el currículo oficial escolar. ¿Cuál fue mi intención añadida? Compartir y trabajar con el grupo entero todos estos conocimientos. De esta forma, se obtiene la implicación de todos los miembros del aula con un contenido necesario para los alumnos de altas capacidades, pero extraordinariamente beneficioso para el resto de niños de la clase. De esta forma, pues, fue cómo empezó y culminó mi aventura de los Marramiaus.

Esta forma de aprendizaje motiva a los niños de altas capacidades, pero, además, es también beneficiosa para el resto de niños, es lo que tenemos que entender todos y, especialmente aquellos con responsabilidades educativas. Es importante atender las necesidades específicas de aprendizaje de unos niños que todo lo analizan, lo desmenuzan, lo racionalizan y lo convierten en respuestas que descolocan, que no aceptan el aprendizaje repetitivo y masticado de la escuela tradicional, pero no menos importante es entender, que cubrir estas necesidades no debe hacerse desde el aislamiento de estos niños. Su desarrollo emocional, afectivo y social, requiere que su aprendizaje sea integrador con el resto de sus compañeros, así, la fórmula es encontrar un estilo que beneficie a todos, porque además, es posible y es accesible para el maestro con los recursos actuales.

Posteriormente, dado mi conocimiento sobre las altas capacidades, no podía pasar por alto el concepto de la hipersensibilidad y emocionalidad en estos niños. Ellos desconocen el gris: o están pletóricos o están hundidos, ambas sensaciones en su máxima manifestación. Además, no toleran las injusticias, ni permiten lo que no toca por parte de sus compañeros de clase. Se enervan tremendamente cuando las cosas no son como deben, de igual forma que con las actuaciones de algunos de los niños de su clase, cuando obran saltándose las normas de civismo.

Pero el problema con su emocionalidad va más allá; pues ellos, desde bien pequeños, perciben su diferencia respecto al resto de niños y niñas de su edad que les rodean. Les cuesta acercarse a ellos y trabajar correctamente en equipo; les es difícil entender al resto de chavales. Por esta razón, decidí crear un nuevo título, “Animalem; una colección de fábulas con aventuras y un mensaje entre líneas en cada una de las historias: ser diferente no es un problema, no desees ser como otro y acéptate a ti mismo, aprende a trabajar en equipo, la unión hace la fuerza,… A partir de historias con seres exóticos y particulares, se capta su atención y se les empuja a reflexionar el mensaje emocional implícito en cada cuento. Para ellos es muy importante empatizar con estos personajes y sentirse comprendidos. Si alguien más se siente como ellos, pero, a su vez, encuentran una posible solución a través de los consejos que los seres vivos indican en la historia. ¿Quizás podrán reflexionar, relativizar y aprender cómo solventar estas inseguridades? Pues, hasta que uno no se comprende y no encuentra su sitio en la sociedad, no tiene un auto concepto pleno. Y sólo así serán fuertes y emocionalmente estables. Mientras, hablamos de chavales débiles, miedosos, inseguros y con baja autoestima, dadas las diferencias que perciben entre ellos y el mundo que les rodea. ¡Pues con “Animalem tienen una pequeña herramienta para trabajar su confianza, crecer y ser fuertes!

María habla de unas reacciones posibles no poco habituales en niños de Altas Capacidades. Todos los niños son diferentes y únicos, sin embargo, la tendencia a racionalizarlo todo, especialmente en aquellos niños de altas capacidades con un alto centil lógico-matemático, les empuja a racionalizar incluso las relaciones sociales, por lo que les puede costar un poco más esas pequeñas concesiones que hacemos y aprendemos a hacer, por el bien del juego o de la convivencia. Por ejemplo, algunos de estos niños, pueden llevar al extremo la exigencia de cumplir con las reglas de un juego, mientras el resto de los niños, permiten pequeñas trampas y siguen jugando sin darle más importancia. El elevando sentido de la justicia de estos niños también provoca en ocasiones ciertos choques, sobre todo en los primeros años de escolarización, donde todos los niños están aún aprendiendo a relacionarse con los demás. En este sentido, es muy importante que el maestro conozca y respete las posibles reacciones de los niños de Altas Capacidades, y que también se la haga entender al resto de niños, pero, al mismo tiempo, enseñe al primero el valor y la lógica de “ceder” para obtener un bien mayor, que es la diversión y el trato con sus compañeros. Pero claro, debe hacérselo entender desde su perspectiva lógica-racional.

Controlar sus emociones, es importante para todos los pequeños. La alta sensibilidad que muchas veces acompaña a los niños de altas capacidades provoca que sus emociones sean más intensas y por tanto, más difíciles de controlar. Esto, lejos de significar una falta de madurez, como muchas veces es entendida, no es más que una manifestación implícita a su cualidad. Que el maestro cuente con recursos como cuentos que hablan de niños o seres iguales, ayuda, sin duda, a que el niño se comprenda mejor a si mismo.

Propuestas didácticas no le faltan tampoco a esta publicación. Cada historia está acompañada de actividades, mayoritariamente trabajos grupales y cooperativos, para crear vínculos y relaciones entre sus iguales. Son proyectos de trabajo del área de conocimiento del medio -de animales. En estas propuestas se establecen unas premisas generales, pero no se acotan ni encorsetan los medios ni la estructura de trabajo; de esta forma, se permite que trabajen dando rienda suelta a su creatividad, sin saltarse, a su vez, los contenidos que deben desarrollar. Los alumnos con altas capacidades necesitan poder fluir en su aprendizaje y metodologías flexibles, cuando los contenidos lo permitan, para trabajan a gusto y con resultados significativos.

Trabajar la creatividad, y no sólo en un plano artístico, sino sobre todo cognitivo, enseñando y potenciando el pensamiento crítico y analítico, animando al pensamiento divergente, poniendo el mundo “al revés” o planteando hipótesis, anacronías o imposibles, que hagan “pensar” a los niños y “opinar” sin miedo a equivocarse. Permitir que investiguen por su cuenta. Aprender que no existen respuestas únicas y que siempre todo puede hacerse de otra forma, para fomentar adultos creativos y productivos, no es sólo un planteamiento para niños de altas capacidades, sino que es aplicable a todo el alumnado.

El camino continúa con Dan, Nica y la Bolita Mundis, dirigido a peques a partir de unos cinco añitos, que necesitan sobrevolar, y con ganas locas de saber y conocer ¡hasta el infinito y más allá! En este caso se reafirma el trabajo de los hábitos, responsabilidades y autonomía, pues es lo que deben afianzar para evolucionar de niño pequeño a niño mayor, proceso evolutivo en el que se encuentran en estas edades. Pero estas aventuras todavía están en proceso de cocción. Pronto sabréis más de ellas…

Como nos decía Segismundo en “La vida es sueño”: “(…) y los sueños, sueños son”. Que no se queden en sueño nuestras ilusiones y se visibilicen estas necesidades en las aulas. Las altas capacidades existen. No son ningún sueño de los papás.

El primer libro  de María, “Las altas capacidades en la escuela inclusiva.: Los Marramiaus de la calle Caballa Descarada”, ha sido seleccionado como uno de los 55 libros clave para el educador de hoy, por Educación 3.0.y como uno de los 45 libros recomendados en el Portal de Educación de la Junta de Castilla y León.

María, presenta en Madrid el segundo libro de esta colección, “Animalen” este próximo 11 de Septiembre, en la librería “Venir a cuento”, en la calle Embajadores 29, a las 18:00 h. ¡Estáis todos invitados¡

Altas Capacidades, una Asignatura Pendiente

Compré este libro después de escuchar una charla-conferencia de uno de sus autores, Leopold Carreras. Como madre preocupada de cómo enfocar la educación de mis hijos, qué actuaciones pedir en el aula y cómo enfrentarme -y responder- a todos los clichés y estereotipos que los profesores vuelcan sobre mis hijos, para “demostrarme” que “no necesitan más” a pesar de sus evaluaciones de alta capacidad, me ha parecido un libro muy recomendable. Claro, sencillo, y escrito por quienes, se nota, viven en sus carnes la realidad de saberse, “diferente”.

No aborda aspectos neurocientíficos, psicológicos o de análisis de disincronías o contradicciones, no busques un libro científico. Pero narra en primera persona, con sentidos ejemplos a lo que algunos niños se enfrentan en una escuela que no se adapta a su ritmo ni estilo de aprendizaje y te da pautas sobre cómo intervenir eficazmente.

Además, incluye una aproximación a las diversas definiciones que existen y una visión general sobre las características específicas de cada uno de los tipos de niños con altas capacidades, detallando aspectos tanto conductuales como emocionales.

Muy útil si eres padre o madre. Indispensable si eres profesor / orientador. Corto y asequible, esperamos que lo leas pronto y nos des tu opinión.

Autores : Leopold Carreras Truño, Flavio Castiglione Méndez y Milagros Valera Sanz

Editorial : Horsori Monográficos

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=aclrdt-21&o=30&p=8&l=as1&asins=8415212062&ref=tf_til&fc1=000000&IS2=1&lt1=_blank&m=amazon&lc1=0000FF&bc1=000000&bg1=FFFFFF&f=ifr” target=”_blank”>Comprar Libro