Saltar al contenido.

Lástima, lo que a mi me apasiona, no es “extraescolar”

FeedBAck

 

 

¿CÓMO CRECER SIN FEEDBACK?

 

Acaba de estrenarse el programa “Prodigios”. Un disfrute, sin duda, para los amantes de la música y la danza. Otro programa más que, junto a La Voz, Master Chef y sus muchos predecesores en radio y televisión, nos revela que la edad y la capacidad no se desarrollan a a la vez, en muchos individuos.

Mejor lo voy a decir de otro modo. Estos programas ponen en relevancia que cuando un niño con un determinado potencial, tiene la oportunidad de contar con tutores y guías que ponen el foco en desarrollar ese potencial, le aportan las herramientas y técnicas que necesita para desarrollarlo, y le dan la oportunidad de ponerlo a prueba para recibir así el feed-back necesario que le permite, no sólo conocer el nivel de su potencial, sino también los elementos de mejora que le animan y motivan para seguir trabajando, este niño o niña, rompen los esquemas pre-establecidos, mostrando un nivel de destreza inusual para su edad.

En estos programas vemos pequeños capaces de ofrecer niveles de técnica y madurez artística, creatividad y organización, valentía y arrojo, propios de personas más mayores con muchos más años de experiencia. Vemos pequeños con una capacidad y velocidad de aprendizaje que nos sorprendería incluso si tuvieran 5, 10 o 20 años más. Y sobre todo vemos niños que irradian seguridad en sí mismos, felicidad, disfrute, pasión, confianza, humor, amistad, respeto, generosidad, responsabilidad, autonomía, madurez.

Y todos compartimos la idea de que estos niños están donde quieren estar, y que merecen cualquier oportunidad de desarrollo que su entorno le pueda ofrecer, para llegar aún más lejos, en el largo camino que les queda por recorrer. Todos intuimos que es duro, que requiere sacrificio, que tendrán días malos, que caerán y tendrán que levantarse, pero les decimos “allí estaremos nosotros, para ayudarte a levantar, porque eres un niño y lo que has conseguido hasta ahora, ya es un triunfo”.

Vemos también un jurado que ofrece una retro-alimentación orientada a llevar aún más lejos a estos niños. Que en lugar de conformarse con un “fantástico, para la edad que tienes vas muy bien, has superado la media“, piensan, “ya has llegado hasta aquí, ¿cómo puedo ayudarte a llegar aún más lejos?”.

Tienen suerte. Hoy es posible encontrar centros de alto rendimiento para el deporte, la música y la danza. Es posible encontrar espacios de aprendizaje más o menos cercanos con profesionales que saben identificar a los niños de elevado potencial y guiarlos hacia metas más altas. Existen oportunidades en las que estos niños pueden poner a prueba su nivel de destreza, oportunidades que les ofrecen un feed-back externo, sin que la edad, sea un requisito previo a cumplir. Tienen suerte porque su pasión es extraescolar, aquello que les hace vibrar y en lo que destacan, se aprende y se desarrolla fuera de la escuela.

Pero, ¿Qué ocurre cuando tu pasión es alguna materia académica? ¿Qué pasa cuando tu potencial es matemático, científico o linguístico? Entonces ocurre todo lo contrario:

  1. La edad se convierte en el único criterio que te permite avanzar
  2. Tus docentes no saben identificar tu potencial
  3. Aunque lo identifiquen, no sienten la responsabilidad, ni tienen el enfoque de ofrecerte las técnicas y herramientas que te permitan desarrollarlo, no orientan su labor a permitirte el máximo desarrollo de tus capacidades
  4. El contenido curricular es el objetivo, se convierte en un límite. En una barrera que no se puede traspasar. El aprendizaje académico no es un progreso continuo ni holístico que responde a tu ritmo e intereses, sino un “despacho” de pan fragmentado y acotado. “A usted le toca una barra de este tamaño, igual que a todos, y una vez se la come no hay más, porque no podemos dar de comer más a unos que a otros. Aquí estamos para salvaguardar la unidad, la igualdad, la homogeneidad
  5. No hay feed-back que te permita avanzar y desarrollarte. Hay evaluaciones si, y notas. Pero no pretender dar una retroalimentación cualitativa al alumno sobre sus áreas de mejora y sobre todo, cómo mejorarlas. Tan sólo le dicen al alumno cuán bueno ha sido aprendiendose unos conceptos que luego debe repetir en el exámen, sin aportar nada suyo.
  6. Además estas evaluaciones, no permiten al alumno medirse al nivel de su capacidad, tan sólo le evalúan en relación a un nivel medio esperado que alguien definió en algún despacho.

 

Decía Nacho Duato en el programa del sábado que lo que había que admirar era la pasión, la entrega, lo que el niño o niña transmitía en el escenario, porque “¿para qué queremos un palo con una técnica perfecta?“. Esto mismo destacaba el resto del jurado en sus valoraciones. Es lo que todos oímos -y asentimos- entusiasmados cuando el jurado del Royal Ballet of London acepta a Billy Elliot, no porque su técnica fuera perfecta, sino porque bailar le hacía sentir “electricidad”.

¿Por qué entonces la escuela sólo se concentra en fabricar “palos con una técnica perfecta”. Niños sin creatividad, sin imaginación, sin pasión por aprender, sin curiosidad, que no se atreven a emprender, a innovar, a investigar, a discernir, a debatir, a rebatir. Palos que se saben el contenido “a la perfección”, capaces de repetir aquello que le han enseñado, sin fallar ni en una coma.

No estoy diciendo que nuestros alumnos de matrícula sean así. Lo que digo es que esa es la parte en la que se concentra la escuela. Ese es su objetivo. Eso es lo que valora. Esa es la única cualidad que evalúa y que entiende como su misión desarrollar. Una cualidad que sólo sirve hasta el momento en que obtienes tu título académico. ¿Y después?

49% de los puestos de trabajo generados quedarán desiertos en el 2028, porque nuestros jóvenes acumulan títulos pero carecen de destrezas. Cada nueva generación está más preparada académicamente y menos profesionalmente que la anterior. ¿Y cómo responde la sociedad?

  • La administración aumenta el nivel de pruebas estandarizadas que los alumnos deben pasar, y limitan, exigiendo cada vez más requisitos, evaluaciones externas y burocracia, la capacidad de los docentes para responder a las necesidades de sus alumnos.
  • Las familias aumentan las horas de extraescolares-entrenamiento, para aumentar aún más y antes, los currículos de sus hijos, y responden con fervor consumista a aquellos centros que ofrecen un currículo más denso y un horario más cargado. La cantidad premia sobre la calidad.
  • Las universidades son conscientes de su responsabilidad, ellas forman a los futuros formadores, pero ¿Quién forma a los formadores de esos futuros formadores? ¿Cuáles son los criterios de selección de ese profesorado universitario responsable de la transformación de nuestra escuela? ¿En qué medida existen mecanismos que permitan coordinar un modelo y enfoque de formación que prepare a los futuros maestros y docentes para preparar a las futuras generaciones?
  • Los políticos, y sólo en época de campaña, nos prometen invertir en talento, eso sí, sus propuestas siempre se centran en importarlo de fuera o bien en repescar a aquellos pocos que han logrado -cuál supervivientes de una catástrofe- desarrollar su talento a pesar del esfuerzo que hace la escuela por anularlo. Pero jamás una propuesta seria para desarrollar el talento “desde la cantera”.

 

Revertir la situación a través del Feedback

 

Una escuela que permita a todos los niños desarrollar su potencial al máximo, es por ahora sólo una frase en nuestra legislación, incumplida sin castigo ni consecuencias, porque es la propia administración la que pone trabas a este cumplimiento. Porque una escuela orientada a este desarrollo es ante todo una escuela flexible y libre. Libre para definir objetivos y metas personalizados para cada alumno. Libre para definir el ritmo y profundidad del aprendizaje para el que cada alumno esta preparado. Libre para organizar los contenidos y relacionarlos con los intereses de los alumnos. Libre sobre todo para agrupar en base a criterios pedagógicos y no en relación a un criterio de organización burocrática como lo es la edad.

Y aunque nuestra escuela es libre para realizar muchas de estas cosas sobre el papel, no lo es en la práctica porque está presa de la burocracia, la tradición, la casi ausente colaboración entre los docentes, la falta de visión, liderazgo, apoyo y continuidad de la dirección o la propiedad de los centros -privada o pública-, el miedo de las familias a romper con los esquemas tradicionales, la falta de formación de partida del profesorado -y qué difícil es desaprender-, y el bombardeo de tantas medidas de una “innovación” que lejos de poner el foco en la diferenciación y el desarrollo del potencial, se ha centrado casi exclusivamente, en adornar los procesos con más o menos sofisticadas tecnologías y metodologías, sin reflexionar sobre el ¿Por qué? ni el ¿Para quién?, una “innovación” que sigue ofreciendo la misma “barra de pan” para todos, sólo que ahora estas barras las hacemos en una “impresora 3D”.

Sin embargo existe un recurso al alcance de todo docente, fácil, barato y que la investigación ha demostrado de gran impacto en el desarrollo del potencial, los logros y la mejora del aprendizaje para todos los alumnos: El feed-back.

 

BillGates

 

El feedback difiere de la evaluación (sumativa), en que pone el foco en observar el proceso para tomar decisiones que permitan al alumno mejorar en su progreso y en el desarrollo de su potencial. Es el trabajo de observar el desarrollo de los alumnos durante el proceso de aprendizaje y tal como lo hacen los entrenadores durante los entrenamientos y a lo largo del partido y los mentores de artistas o el director de orquesta. Darles instrucciones permitiéndoles mejorar y alcanzar un mayor nivel de logro y desempeño.

Como señala el profesor Tourón, en esta entrada :

https://www.javiertouron.es/las-10-reglas-de-oro-para-dar-feedback/

El feed-back es una estrategia de gran eficacia demostrada por la investigación de modo reiterado, y que está unida a la evaluación formativa en particular”. Estas investigaciones también ponen de manifiesto que existe un gap entre la percepción que docentes y alumnos tienen en relación al feedback sobre el proceso de aprendizaje. Mientras los docentes afirman dar comentarios frecuentes y útiles para mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos, los alumnos no perciben esta retro-alimentación y manifiestan que la reciben con más frecuencia de otros compañeros, no siempre de forma correcta. Los observadores externos han constatado esta falta de retroalimentación efectiva entre el docente y sus alumnos.

 

¿Qué falla?

 

OBJETIVO

El objetivo del feedback debe ser guiar a los alumnos para lograr el máximo desarrollo de sus capacidades, adaptando las estrategias, el ritmo y la complejidad para ofrecerles el nivel de reto adecuado.

En este artículo: https://www.javiertouron.es/a-proposito-del-feedback-ese-gran/, el profesor Tourón ofrece las conclusiones de un extenso estudio realizado por John Hattie sobre los elementos de una evaluación formativa eficaz:

  1. El feedback no es consejo, alabanza o evaluación. Es información que nos orienta sobre cómo orientar nuestro esfuerzo para lograr una meta concreta.
  2. El feedback debe convertirse en una práctica común en el aula y formar parte del proceso de aprendizaje. Para ello se requiere de un entorno seguro, en el que los estudiantes no sientan temor a equivocarse.
  3. El feedback que los estudiantes dan a sus maestros es también una herramienta poderosa de aprendizaje, en cuanto que hace el aprendizaje visible para el docente y permite al maestro comprender cuáles son las áreas que necesitan más refuerzo y cuáles las que se pueden potenciar.
  4. Cuando damos una calificación como parte del feedback, los estudiantes a menudo no ven más allá de esta calificación.
  5. El feedback  eficaz ocurre durante el aprendizaje, cuando todavía hay tiempo para mejorar.
  6. Los estudiantes necesitan saber cuál es su objetivo de aprendizaje – la habilidad específica que se supone que han de adquirir – de otro modo, el feedback se convertirá solo en alguien que les dice qué hacer.

 

El objetivo pues, será diferenciado para cada alumno, pues tendrá en cuenta su punto de partida y un nivel de objetivo al tiempo alcanzable y retador, que le estimule y motive para avanzar, sin forzarlo ni aburrirlo, buscando el optimal match, o ajuste perfecto:

https://www.javiertouron.es/el-optimal-match-sabes-que-es/

“Me aburro”

¿Yo me motivo o tú me motivas?

 

El feedback es, por tanto, un elemento esencial para la personalización del aprendizaje y, por tanto, para el desarrollo del talento. Una evaluación formativa orientada al desarrollo del potencial, parte de una cultura de aprendizaje en la que el objetivo es que cada alumno se supere a sí mismo y avance en su desarrollo, a su propio ritmo. Esto implica (y parte) de una escuela que diferencia los objetivos y nivel de reto de los alumnos y que afronta el error como una oportunidad más de aprendizaje. Sólo podemos compararnos cuando se espera que todos lleguemos al mismo punto, al mismo tiempo, cuando existe un único modelo o itinerario de éxito.

 

HERRAMIENTAS

Existen diversas herramientas para la evaluación, muchas de ellas se encuentran ya bastante extendidas en nuestras aulas. La cuestión es ¿cómo se utilizan? ¿Sirven a un objetivo de calificación o evaluación del resultado, o como un elemento que permite al alumno y al docente testar el progreso sobre el aprendizaje, y hacerle conscientes sobre el mismo?

 

Cristina Troya@Troyacris

Mediante el contínuo por un lado el alumno probablemente se sentirá más acompañado “durante” el proceso de aprendizaje y, por otro, será más consciente de su propio aprendizaje y evolución

rebelióndeltalento@aacclarebelion

Y ser consciente implica se analítico, auto-crítico, conocer tus puntos fuertes, los débiles, tu potencial, empoderarte en fin para buscar las estrategias que te llevan a marcarte un objetivo y conseguirlos, y mantener esta actitud a lo largo de toda la vida

 

¿Responde tu estrategia de evaluación a estas preguntas?

  • ¿Cómo puedo favorecer el aprendizaje de los alumnos con esta herramienta?,
  • ¿Cómo puedo conocer su progreso hacia la meta y ayudarles a remover los obstáculos, que se presenten?,
  • ¿Cómo me ayuda a tomar decisiones para adaptar la tarea al grado de progreso y dominio del alumno?,
  • ¿Permito que cada alumno progrese a su propio ritmo de aprendizaje y de acuerdo con su dominio de la materia?”

fuente : https://www.javiertouron.es/herramientas-y-libros-para-la/

 

En los últimos años todos hemos vivido un despliegue tecnológico en las aulas, pero el área donde con más retraso y menor grado de penetración están siendo acogidas, es en el área de la analítica del aprendizaje. El desarrollo de la tecnología y las aplicaciones de evaluación ofrecen ya al docente herramientas de apoyo para realizar un feedback formativo personalizado. Pero en pocas ocasiones hay implantados en los centros, sistemas que evalúen el progreso de los estudiantes para observar puntos de mejora y trabajar sobre ellos, permitir a alumnos y docentes crecer sobre los errores y facilitar el logro y el desarrollo  de los alumnos en todos los ámbitos, tanto curricular como competencial y en relación a sus fortalezas internas y proceso de aprendizaje y pensamiento.

Implantar estos sistemas urge. Permiten al docente conocer a fondo los perfiles y punto de partida de su alumnado, y así manejar información que le permita tomar decisiones acerca de los objetivos para cada estudiante, de los procesos de aprendizaje que mejor se adaptan a sus preferencias e intereses, del nivel de reto y complejidad que estimula y motiva su desarrollo, del agrupamiento que mayores sinergias le ofrece para cada tarea y de los apoyos o áreas que necesita reforzar.

Pero en el uso de esta herramientas, también se advierten algunos riesgos. Daniel Amo, (@danielamof) experto y consultor en analítica del aprendizaje, advierte sobre ellos en esta ponencia, realizada en el marco del 5º congreso sobre educación, organizada por Santillana Compartir, el pasado 26 de febrero, en Rivera Maya, México:

 

 

 

Os destaco algunas frases de este vídeo:

  • “Las herramientas de analítica del aprendizaje nos permiten recoger datos sobre el progreso del alumno. Pero es el docente el que decide qué datos, cómo los recoge y con qué objetivo, para un adecuado feedback”
  • “Es importante no caer en un uso “clasificador”, “limitador” o “vigilante”  y tener en cuenta que “si los alumnos sienten que todo lo que hacen es fruto de constante vigilancia y observación, pueden modificar su comportamiento”
  • “La evaluación tiene que ser de todo, menos sorpresa. Los alumnos deben conocer qué se espera de ellos y cómo lograrlo”. La analítica del aprendizaje permite la toma de datos para mejorar las actuaciones del docente y el feedback al alumno
  • “La analítica del aprendizaje ahorra tiempo al docente y le permite tomar decisiones para la diferenciación”, adaptando el ritmo y la estrategias gracias a una mayor comprensión de las necesidades y preferencias de aprendizaje de cada alumno.

 

La analítica del aprendizaje debe orientarse a proveer datos de calidad que permitan al docente tomar decisiones estratégicas orientadas a la personalización del aprendizaje.

 

Daniel Amo es autor de dos libros que pueden ayudarte a profundizar en este área:

 

Analítica del Aprendizaje. 30 Experiencias Docentes

“En los distintos capítulos de este libro se muestran experiencias, situaciones, herramientas tecnológicas, vivencias personales y resoluciones a problemas del día a día de cualquier docente a través de datos educativos. Se muestra cómo aplicar metodologías concretas en el momento adecuado y cómo mejorar o, incluso, descartar recursos. En consecuencia, cualesquiera de las distintas experiencias que aparecen en este libro pueden ser utilizadas como referencia en el día a día del docente”.

Learning Analytics

“Realiza una detallada descripción de los fundamentos y características de esta tendencia tecno-pedagógica y la conecta con otros aspectos de actualidad en la innovación educativa como las inteligencias múltiples, la gamificación, la clase inversa (flipped classroom) o el aprendizaje móvil. Un adecuado diseño, análisis e interpretación de los datos generados por los estudiantes nos va a proporcionar una valiosísima información para la mejora de su propio aprendizaje”.

 

“Ni jueces ni contables”

También resultan muy interesantes las reflexiones de Mariana Morales en este artículo:

Ni jueces ni contables, hacia una evaluación transformadora

“Desde hace años estamos confundiendo la evaluación continua con el examen continuo. Y en este doble rol en el que los profesores a veces somos jueces y otras contables nos hemos perdido en el laberinto de las notas. Devuelves un examen y los alumnos miran la nota, calculan que esté todo bien sumado, comparan entre sí y ya está. Fin. Esto produce un efecto emocional conocido como ego feedback que consiste en que la mitad de los alumnos deciden que no son tan buenos como los demás (…) ¿Dónde quedó el aprendizaje? ¿Por qué no repararon en esas anotaciones que el docente escribió y a las que dedicó toda la mañana del sábado?”

(Mariana Morales)

 

WillySmith

 

 

PROCESO

En el artículo “evaluar para aprender“, Mariana Morales nos ofrece más información y enlaces para profundizar en el papel del feedback y la evaluación formativa en la mejora del aprendizaje y el desarrollo del potencial de los alumnos:

“La evaluación formativa es la que se realiza en un proceso de aprendizaje..

  • Recogiendo evidencias, utilizando distintas fuentes : el portfolio del alumno, sus preguntas y respuestas, su comportamiento, pequeños test, información de la familia ¿cómo ven el progreso del alumno?, del propio alumno ¿Cómo se siente en relación a su aprendizaje?
  • Apóyate en proceso de metacognición guiados, en los que los alumnos reflexionan sobre su propio aprendizaje. ¿Qué hemos aprendido? ¿Cómo lo hemos aprendido? ¿Qué podemos mejorar? ¿Cómo podemos hacerlo?
  • Analiza los datos y toma decisiones para ayudarle a mejorar, no a alcanzar una meta común y estandarizada para todos, sino para ir siempre un paso más lejos en relación a sí mismos.
  • El feedback se puede realizar a diario en el aula o en periodos más largos, pero debe siempre formar parte del propio proceso de aprendizaje.
  • La evaluación formativa se ha mostrado aún más eficaz cuando se convierte en un modelo de centro y sus datos y conclusiones son compartidos por todo el claustro.

  • Y debe ser compartida con el alumno y la familias. Sólo cuando todos conocen y comparten el objetivo, pueden implicarse y buscar las mejores estrategias para obtenerlo.

 

BrianDurst

 

Aquí

https://www.javiertouron.es/herramientas-y-libros-para-la/

https://www.javiertouron.es/los-cuestionarios-de-rogers-online/

 

Y aquí

https://eduliticas.com/category/herramientas/

 

Puedes encontrar herramientas útiles para la analítica del aprendizaje.

Estas dos plataformas de análisis y gestión de datos gratuitas (la versión básica), te permitirán volcar los datos y obtener gráficas organizadas en función de los criterios que selecciones, para ayudarte en la toma de decisiones:

https://www.zoho.eu/analytics/

https://www.qlik.com/us

 

GUIAR HACIA EL MÁXIMO DESARROLLO DEL POTENCIAL

 

¿Qué significa al fin orientar la evaluación hacia el desarrollo del talento? Algo tan sencillo y tristemente tan escaso, como lo que este maestro hace con su alumno, en este vídeo. Aunque Austin hace un trabajo correcto y adecuado para su edad,  el maestro sabe que tiene un potencial mayor, y no se conforma con un resultado “medio”, tampoco deja que Austin se conforme.

Con sus comentarios, y reflexionando juntos, le guía en un proceso de mejora hasta que Austin en verdad ofrece un producto a la altura de su potencial. ¡No dejéis de verlo y de reflexionar sobre cuánto puede el feedback a lo largo del proceso de aprendizaje, influir en el desarrollo de los alumnos:

 

 

 

Esta práctica, no sólo mejora el aprendizaje durante los años de escuela, sino que además construye en los alumnos el hábito de auto-evaluarse de forma constante, en un proceso de continuo desarrollo y crecimiento, a lo largo de toda su vida:

 

ElonMusk

 

 

Para profundizar más, consulta:

https://wakelet.com/wake/9c8bf377-3e29-4156-bfcd-c02b07936818

 

 


 

Autor: Paulina Bánfalvi Kam. La Rebelión del Talento @aacclarebelion @PaulinaBk

Derechos de autor:

Recuerda que los textos publicados en internet están sujetos a los mismos derechos de autor que las obras impresas. Me encantará que compartas siempre que cites de forma clara y nítida al autor (tanto si es el texto completo o partes del mismo), y lo hagas sin fines comerciales ni lucrativos.

https://www.blog.andaluciaesdigital.es/derechos-de-autor-en-internet-normas/

5 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: