En mi clase hay un niño de alta capacidad, ¿Qué hago?

Para los padres es complejo. Aún a pesar de que las altas capacidades tienen un componente hereditario, tal y como hemos crecido y sido educados los padres de hoy, no sabemos muy bien qué hacer con esa “bomba” que significa que te confirmen que tu hijo es de alta capacidad.

Para nosotros, de pequeños, eso era algo así como ser un genio de la música a los 4 años, o un perfecto sabio de los huesos a los 6. Nosotros nos veíamos muy lejos de esa imagen, y así, la mayoría simplemente asumimos ciertas diferencias en nuestro aprendizaje y conclusiones, en nuestras emociones y percepciones, molestias porque la velocidad de nuestros compañeros no era la muestra, y hastío por las veces que teníamos que soportar las repeticiones de la maestra. Pero no le poníamos nombre o “etiqueta”.

Hoy sabemos que las altas capacidades son algo más que ser un genio “precoz”, que hay muchos perfiles y grados. Que no se trata de “ser o no ser” sino del potencial de llegar a ser. Sabemos que algunos niños nacen con un capacidad superior en una o más áreas y que este potencial necesita de estímulo por parte de la escuela y la familia para ser desarrollado, y de trabajo y determinación por parte del niño para cristalizar en logro.

Pero aún así, para los niños de hoy vivir su diferencia es aún más difícil. Porque el sistema se ha vuelto aún más lento y más repetitivo, pero también porque para ellos, estudiar los  los ríos o las capitales, la historia o los animales, los medios de transporte o la fotosíntesis, no crea la misma fascinación que nos creaba a nosotros. Ellos, probablemente, han visitado algunos de estos sitios, han ido a alguna exposición, ven series en la tele o tienen acceso a internet o a muchos más libros y juegos didácticos y electrónicos de los que nosotros disfrutábamos de pequeños. Los contenidos de la escuela no les emocionan, no despiertan su curiosidad. Y sin curiosidad, no hay aprendizaje.

Así que cogemos esta “bomba” y nos decimos, “voy, se la suelto a la maestra, y ella sabrá que hacer”. Y la maestra, muchas veces, no sabe. Porque no ha recibido formación formal, porque la legislación y el sistema no presta suficiente atención a este colectivo, o porque muchas veces, las medidas educativas a adoptar con estos niños, se proponen desde la teoría de los despachos y no desde la práctica del aula.

Hasta ahora -¿estamos cambiando, verdad?- padres y maestros nos pasábamos esta “bomba”, de unas manos a otras, sin saber ninguno qué hacer, rechazando cualquier responsabilidad, y llenándonos de reproches mutuos. La “bomba”, por supuesto, acababa por estallar en la cara del niño, que, inocente, ajeno, no entiende por qué cada vez le pesa más el tiempo que pasa en la escuela. Desmotivado, pierde todo interés por aprender, descuida sus deberes y tareas y hasta sus notas. Acaba por pensar, que no es verdad eso de que a él le cuesta menos aprender. Hemos tocado su autoestima, apagado su curiosidad, ahogado su creatividad, minado las “fortalezas de su corazón”. Cuando llega ese momento, todos hemos fracasado. Le hemos fallado.

Un maestro no puede enseñar a distintas velocidades, pero los alumnos sí pueden aprender cada uno en función de su capacidad. “Transformar la escuela de un auditorio a una comunidad” como nos cuenta Salvador Rodriguez en su blog. Construir “carriles a distinta velocidad”, como nos insta Javier Tourón en esta entrevista, son los enfoques que nos permitirán atender a los niños en el aula, a cada uno según su capacidad, a cada uno según sus intereses. Personalizar la educación, sí, es posible.

Para ello es necesario, claro, contar con herramientas que permitan al niño alimentar su curiosidad, fantasía y creatividad, desarrollar su potencial, mostrar y trabajar sus habilidades. Y eso sintiéndose siempre parte del grupo, sin que sean medidas “aplicadas sólo a él”, respondiendo a la necesidad de trabajar en el aula a distintos niveles, adaptando la profundidad del aprendizaje a las distintas capacidades e intereses de cada niño.

Dan i Nica, los viajes de Bolita Mundis” , son el tercer libro que María Sánchez Dauder, maestra de primaria, Licenciada en lingüística, y Máster experto en Altas Capacidades, pero sobre todo, madre de dos niños de alta capacidad, aporta a este apasionante mundo de “cómo desarrollar el talento y que sea divertido para todos”, como a nosotras nos gusta llamar a su colección de aventuras “Las altas capacidades en la escuela inclusiva”.

¿DE QUE NOS HABLA ESTE FABULOSO LIBRO DE CUENTOS PARA ALIMENTAR LA IMAGINACIÓN?

Dan y Nica. Los viajes de Bolita Mundis es un conjunto de cuentos llenos de magia, aventuras y contenidos culturales muy diversos e interesantes: historia, arte, literatura, personajes célebres, ciencia, animales, fiestas y tradiciones. Son herramientas tanto para los docentes como para los padres que quieran llegar a las mentes más curiosas con ganas de saber y aprender. Son un recurso para atender a estos hijos y alumnos que necesitan dosis de vitaminas culturales extras.

Pero no sólo son lecturas para estos pequeños de mentes inquietas, sino también para todos los niños y niñas que quieran aprender y pasar un rato de magia y diversión con Dan, Nica y Bolita Mundis. Porque atender a los niños dentro del entorno de su clase, y desarrollar el potencial de todos los niños, es donde debe estar puesto el foco de la escuela del siglo XXI.

La finalidad de estas historias es reforzar los hábitos de autonomía y de responsabilidad, ya que la magia de estos cuentos sólo aparecen cuando los protagonistas de estas historias son responsables, obedientes, ordenados y trabajadores. Dan y Nica quieren ser ejemplo de un buen aprendizaje, de evolución personal y de maduración para los pequeños oyentes o lectores de sus aventuras.

Cada cuento va acompañado de una propuesta didáctica, en castellano e inglés, relacionada con el contenido y la temática de la historia, que permite trabajar a distintos niveles, adaptándose al desarrollo y conocimientos previos de cada niño.

Los destinatarios de las actividades son los niños y niñas de ciclo inicial, aunque la lectura de este libro y el trabajo de sus contenidos pueden dirigirse, también, a los del ciclo medio.

Los viajes de Bolita Mundis narra las aventuras de dos hermanos que tienen un juguete mágico: una bola del mundo que cobra vida y les lleva de viaje por todas partes. Al llegar, se abre una puerta mágica en donde todo lo inanimado está vivo: la comida, las obras de arte, los personajes de cuentos…

De esta manera conocen y descubren la cultura de una forma imaginativa y divertida. El libro está estructurado en cinco partes: Aventuras Mundis, Ciencias Mundis, Letras Mundis, Historias Mundis y Tradiciones Mundis. En Aventuras Mundis encontramos la presentación de estos personajes, también tenemos un cuento de héroes y heroínas que rescatan personajes con problemas y una aventura musical en donde se explica el origen de los cuentos de los hermanos Grimm.

En Ciencias Mundis los protagonistas viajan por el mundo del conocimiento del medio natural: los alimentos, los animales y su clasificación; la historia de los relojes y las formas geométricas que nos rodean. En Letras Mundis, se trabajan las normas ortográficas, las sílabas y las letras gracias a personajes que contienen, en sus nombres, los sonidos o las letras de las que se habla en cada cuento; En Historias Mundis, Dan y Nica saltan al origen de la humanidad y conocen las costumbres de los vikingos, viajando a la Edad Media con Guillermo Tell y los Caballeros de la mesa redonda; incluso, visitan la Antigua Roma y caminan por cardo y el decumanus de Baetulo.

La última parte, Tradiciones Mundis, da un paseo por la historia del Carnaval, San Jorge y la escudella de Navidad. También encontramos un último cuento sorpresa que nos narra un secreto muy real de Sus Majestades de Oriente. Este manual incluye propuestas didácticas —en castellano y en inglés—para desarrollar la creatividad con el grupo, una gran herramienta gracias a la cual las neuronas de los niños con altas capacidades se sienten saciadas y satisfechas.

¡Que os aproveche!

María Sánchez Dauder (y nosotras la estaremos acompañando con una pequeña charla formativa en los dos eventos), presenta su libro y explica cómo trabajar los ejercicios multinivel propuestos, en Madrid y Azuqueca de Henares el próximo fin de semana:

Viernes 26 de Febrero, 19:00 h. Librería “Venir a cuento”. C/Embajadores, 29. Madrid

Sábado 27 de Febrero, 12:30 h. Centro Empresarial de Azuqueca de Henares, Avda. Los escritores, 10

 Puedes comprar el libro aqui : “Dan i Nica, los mundos de Bolita Mundi

Distribuye en México : Acervo Educativo Tel.52 55 56 59 17 64/ cell.52 55 34 96 69 96 e-mail: fjavieralvarez@andegoproyectos.com

15 comentarios sobre “En mi clase hay un niño de alta capacidad, ¿Qué hago?

  1. “La magia de estos cuentos sólo aparecen cuando los protagonistas de estas historias son responsables, obedientes, ordenados y trabajadores” ¿Porqué será que me chirría? ¿A aquellos que se rebelan frente a la autoridad per se no se les revelará esa magia? ¿A aquellos que son caóticamente creativos tampoco? ¿Aquellos que prefieren jugar a trabajar se verán excluidos? Se puede aprender jugando a videojuegos, rebelándose frente a la injusticia aunque venga enmarcada en autoridad y dentro de un aparente caos innovador. ¿Porqué no?

    1. Porque una cosa es enseñar responsabilidad, hábitos y nuestro papel dentro de la sociedad, y otra es adoctrinar. Entendemos que estas hablando de no educar a los niños para ser adoctrinados, y creemos que, precisamente, con este tipo de cuentos, donde los niños trabajan la imaginación, la curiosidad y el concepto causa-efecto (hago algo y tiene X consecuencias), es cómo podemos prepararles para que no sean fáciles de adoctrinar. Rebelarse contra la injusticia y ser muy creativo, no estan reñidos con recoger tu habitación, lavarte los dientes y cumplir con tus tareas. Creo que leyendo el libro podrás darte cuenta de que los niños aprenden a construir hábitos al mismo tiempo que sus ideas e imaginación vuelan sin límites. De hecho, Pfeiffer, Gagné, Renzulli, Tourón y todos los programas o escuelas para niños de alta capacidad, trabajan mucho la disciplina, el orden y los hábitos en estos niños, por que aprovechar el potencial, depende mucho de la autodisciplina para emprender y perseverar. Y todas las mamás nos damos cuenta de que cuando nuestros hijos no aprenden desde pequeños a tener un cierto orden y disciplina, su creatividad se pierde en un montón de sueños que muchas veces no llegan a ningún sitio. Un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s