“Trabajar las fortalezas del corazón para el verdadero desarrollo del potencial”

Javier Tourón entrevista a Steven Pfeiffer en la UNIR

(Universidad Internacional de La Rioja)

Steven Pfeiffer estuvo en Madrid el pasado 28 de enero como invitado en las Jornadas celebradas por la Comunidad de Madrid, en su centro de formación para el profesorado de las Acacias “Dos lecciones para la escuela y el desarrollo del talento“, junto al profesor Javier Tourón, vicerrector de investigación académica de UNIR. Aprovechando su viaje, visita UNIR y ofrece su visión sobre el desarrollo del talento y el papel que tienen los padres, profesores y la administración en el diagnóstico de los niños con altas capacidades, en esta entrevista que os ofrecemos aqui, transcrita al castellano por el equipo de la Universidad.

Pfeiffer es el creador de la escala más utilizada en la identificación de niños con altas capacidades (la Gifted Rating Scales) y del modelo tripartito de identificación para los niños más capaces. Es profesor en la Facultad de Educación de la Universidad Estatal de Florida y psicólogo licenciado por la American Psychological Association. Durante los últimos 30 años ha trabajado en orientación de niños con altas capacidades y sus familias, ha sido director de la escuela Duke y ha colaborado como psicólogo del equipo olimipico de fútbol femenino.

Autor de varios libros, entres los que destacamos: “Serving the Gifted”, “Essentials of Gifted Assessment”, “Handbook of Giftedness in Children”

Disfruta aqui de la entrevista completa (en inglés) y encuentra a continuación un resumen del texto transcrito al castellano:

 

Javier Tourón:

Hay una enorme comunidad de investigadores dedicados a la educación de altas capacidades y el desarrollo del talento. Esto evoluciona con los años, las décadas e incluso los siglos. Podemos considerar que quizás pioneros como Binet, Terman, Hollingworth se han ido y que sus teorías han evolucionado y cambiado. Sin embargo, muchos profesores e investigadores, siguen anclados en las ideas sobre el cociente intelectual (CI) y piensan que tener un cociente intelectual alto y tener altas capacidades es lo mismo… ¿Podrías decirnos cuál es el enfoque más sólido, mejor fundado y prevalente del concepto de altas capacidades en el mundo académico en la actualidad?

Steven Pfeiffer:

Este campo ha evolucionado durante los últimos 120 años desde una perspectiva inicial sobre las altas capacidades que las igualaban con un cociente intelectual alto y viceversa. La neurociencia nos ayuda a entender que el desarrollo del cerebro con el tiempo cambia a medida que el individuo interactúa con su entorno. El enfoque durante los últimos 20 o 25 años está basado en investigaciones que no teníamos hace 100 años pero ahora reconocemos; la capacidad importa pero solo importa hasta un punto, porque los factores del entorno, de la educación de la familia, las oportunidades que el individuo tiene, así como su motivación, sus intereses interactúan a lo largo del tiempo para determinar qué individuos, cuando son muy jóvenes, con altas capacidades o con un CI alto, finalmente terminan teniendo éxito logrando hallazgos o resultados importantes y creativos, así que nos hemos movido de un modelo simplista a una comprensión de las altas capacidades mucho más evolutiva, completa y matizada.

“Identificar el talento en la escuela es fomentar la construcción social”

Javier Tourón:

En este sentido ¿crees que aquellos que consideran que algunos niños pueden “ser” y otros pueden “no ser” de altas capacidades tienen una percepción equivocada? Cuando la gente habla del coeficiente intelectual tiende a usarlo como una etiqueta que parece fácil de colgar en la gente y parece que es algo con lo que has sido bendecido o no, y si lo has sido no hay nada que hacer y si no, tampoco hay nada que hacer, así que ¿qué significa exactamente para ti que las altas capacidades (giftedness) son una construcción social y cuáles son las implicaciones prácticas de ello?

Steven Pfeiffer:

Supongo que el primer punto es distinguir entre CI alto o inteligencia o capacidades cognitivas y giftedness. Al principio el CI alto y giftedness eran lo mismo. Creo que los investigadores modernos reconocen ahora que las capacidades intelectuales son multifacéticas, complejas y esta es una construcción psicológica que tiene mucho apoyo. El concepto giftedness por otro lado es una construcción social, es cómo categorizamos a un grupo de personas que creemos que son especiales respecto a otro grupo. Un ejemplo puede ser el del futbol y el equipo Real Madrid. Podríamos decir que esos futbolistas tienen un don, y es algo en lo que podríamos o no estar de acuerdo, pero un futbolista que estaba en el equipo se le expulsó porque no tenía el don. La cuestión es que es una especie de línea artificial que dibujamos entre quiénes son los futbolistas que tienen un don y quienes no lo tienen.

Lo mismo pasa con los estudiantes más brillantes, talentosos, ambiciosos y con alto rendimiento en la escuela. Es realmente una construcción social cuando decidimos que estos estudiantes en particular son gifted y el resto de la población no. Hemos considerado hacer artificialmente un corte entre los que tienen altas capacidades y los que no, pero no hay una ciencia que diga dónde está el corte y a eso me refiero con la construcción social, no hay magia entre un CI particular que diferencia un estudiante con altas capacidades del que no lo es.

Hemos considerado hacer artificialmente un corte entre los que tienen altas capacidades y los que no, pero no hay una ciencia que diga dónde está el corte

Javier Tourón:

Así que dices que tener un CI alto no es suficiente para ser considerado una persona con altas capacidades, ¿podías explicar un poco más que significa esto en términos prácticos? ya que tener altas capacidades está probablemente relacionado con el potencial, con el desarrollo personal. ¿Qué factores principales están considerados esenciales para realmente desarrollar el potencial que una persona pueda tener?

Steven Pfeiffer:

Cuando pensamos en las altas capacidades tenemos que pensar en algo evolutivo. Cuando pensamos en un niño muy pequeño antes de que tenga la oportunidad de llevar muchos años en este planeta, antes quizá de que haya tenido educación formal, cuando podemos medir su capacidad intelectual, es una de las mejores estimaciones que tenemos de la probabilidad de que en los próximos 10 o 12 años vaya a desarrollarse para hacer cosas extraordinarias.

Pero mientras el niño crece y tiene más experiencias en el mundo real, lo que encontramos es que una variedad de factores del entorno tienen cada vez una papel más importante, interactuando con su capacidad y desarrollando la probabilidad de que vayan a continuar haciendo cosas excepcionales. Así que, tomando una instantánea de un niño de tres o cuatro años, la capacidad intelectual general es muy importante y relevante, pero cuando tomamos una instantánea de uno de 14 años y tratamos de determinar si van a hacer grandes cosas en ingeniería o ciencia o en artes y humanidades, debemos conocer no solo la capacidad general, sino también las específicas que tienen un papel importante en el dominio en el que están interesados.

Debemos echar un vistazo también al entorno y a los factores familiares que contribuyen al desarrollo de su capacidad. Así que la lente que usamos se hace más amplia cuando miramos al niño mayor desarrollándose.

Javier Tourón:

Antes mencioné una monografía que publicamos hace más de un año un gran número de eminentes colegas como tú, Gagné, Olszewski-Kubilius, Renzulli y otros muchos. Todos ellos ofrecían distintas perspectivas, diferentes puntos de vista, diferentes concepciones, lo cual nos podría llevar a decir: “los expertos no se ponen de acuerdo, así que somos libres de pensar lo que creamos que es mejor para nosotros”. Pero mi pregunta es si crees que estas perspectivas diferentes nos ofrecen una base común suficiente para tener un enfoque sólido de la educación de las altas capacidad y el desarrollo del talento.

Steven Pfeiffer:

Sería fácil pasar mucho tiempo hablando de las diferencias y tienes razón, hay diferencias entre los investigadores y escritores más importantes de la educación de las altas capacidades, pero también tienes razón en que hay un núcleo de creencias compartidas que se basa en lo que la investigación nos ha indicado en los últimos 25 años. Todos estamos de acuerdo por ejemplo en que una medida única (CI) no sirve para todos los niños con altas capacidades, no tiene sentido. En que los niños con altas capacidades son muy diversos y necesitamos personalizar o individualizar nuestro trabajo educativo para los niños con altas capacidades porque son muy diferentes, “vienen en diferentes formas y tamaños”.

La tercera cuestión en la que creo que todos estamos de acuerdo es que un test de cociente intelectual, aunque es útil, no es la única medida que tenemos que utilizar en la educación de las altas capacidades para identificar a un niño o etiquetar o categorizarlo. La cuarta cosa que creo que todos pensamos es la naturaleza evolutiva del fenómeno que estudiamos, los factores contextuales, los factores del entorno que sirven para desarrollar las altas capacidades y esto varía según el ámbito.

Hace 20 o 30 años un solo tamaño servía para todos, un CI alto significaba tener altas capacidades, los demás no las tienen. Ahora vemos una gran variedad de niños que tienen potencial para ser excelentes en una gran variedad de áreas diferentes. El niño que va a ser excelente en física o en ciencias es muy diferente del niño que va a serlo en pintura o en artes o del que va a serlo en política o liderazgo y el despliegue de todas estas capacidades en diferentes áreas está basado en factores diferentes que se revelan en distintos momentos. Así que ahora los que estamos centrados en la investigación, estamos de acuerdo en que hay una combinación o algoritmo o factores que llevan al despliegue de las altas capacidades según el tipo de dotación.

Javier Tourón:

¿Qué papel tienen la motivación, el esfuerzo, lo que tú llamas fortalezas, la práctica deliberada? Porque creo que esto tendrá impacto en lo que los colegios y las familias, tendrán que hacer o no. Estamos de acuerdo contigo en que no estamos hablando de tener o no tener altas capacidades si no de simplemente saber cuál es tu perfil de capacidades y talentos, para satisfacer tu potencial que, al final, es el objetivo de la educación. ¿Cuál es el papel del esfuerzo, del número de horas que tienes que dedicar a formarte y el tiempo que tienes que pasar aprendiendo cosas para realmente desplegar tu potencial?

Steven Pfeiffer:

Cuento con mi propia experiencia personal, no exclusivamente como psicólogo, sino como padre de tres niños. Una de mis hijas, como escribí en mi libro de 2013, tenía ciertas capacidades en la actividad física, así que decidió jugar a lo que en América llamamos soccer, aquí lo llamáis futbol. Tuve la oportunidad como psicólogo, al margen de observarla como padre, de verla desarrollarse desde los 5 años. Tenía mucha capacidad comparada con otros niños de 5 años, esto sería similar a un CI alto, pero mientras veía su desarrollo a los 6, 7, 8, 9, 10 años, y la eligieron para formar parte del equipo femenino olímpico, vi los cientos y cientos de horas de esfuerzo que ella puso en el campo, su voluntad y disposición a ser entrenada, cómo respondía al feedback, cómo respondía al fracaso y a la decepción, incluso cómo se relacionaba con otros jugadores que no tenían altas capacidades.

Esto tuvo un papel importante en la evolución de su talento a los 17 o 18 años cuando se convirtió en una jugadora All-America, así que me sirvió verlo desde fuera del aula y desde fuera del papel de psicólogo, el desarrollo de cientos de horas de entrenamiento, de su frustración, de cómo manejaba la decepción…todas las claves que llevaban al éxito. Vi a otras chicas de su edad, con tanto talento como ella, incluso algunas con más, pero por algunos factores de personalidad o la disposición a pasar horas extra practicando en el campo, o la dificultad con el fracaso o de no ser capaces de recuperarse, por los que no se desarrollaron hasta el nivel más alto al que podrían haber llegado.

Esto me ayudó a reconocer que este mismo fenómeno se produce obviamente en el campo de la educación de las altas capacidades, así como en el ámbito del futbol: la capacidad de un niño solo puede llevarlo lejos por las cientos de horas de prácticas, el entrenamiento, el feedback, los recursos que se les da, el apoyo de los padres…Todo lo que finalmente determina si un niño con altas capacidades acabará siendo un adulto con altas capacidades o no, y todos estos factores del entorno, factores psicosociales, factores familiares, factores de la personalidad, factores que son tan importantes como las capacidades con que hemos nacido.

Javier Tourón:

Estamos en un país en el que probablemente, el 95 o el 98% de los niños con altas capacidades o como quiera que los definamos, no están identificados. No tenemos procesos sistemáticos, lo que significa que si no están identificados, no podemos conocer sus necesidades correctamente. ¿Cómo crees que los profesores pueden identificar a estos niños? ¿crees que necesitamos establecer una búsqueda activa de ellos, para identificarlos, atendiendo a las necesidades particulares de cada niño en concreto en cada escuela?

Steven Pfeiffer:

Creo que el papel de las escuelas identificando a los niños con mayor potencial es uno de los más importantes que una sociedad puede tener para proteger su futuro y asegurar su ulterior desarrollo, así que claramente abogo por un diagnóstico temprano en la identificación de los niños pequeños en España, y en cada país, que probablemente tengan el potencial de ser nuestra próxima generación de líderes, no solo líderes académicos, sino también en política y gobierno, en la psicología, en ingeniería, y las profesiones de la ayuda.

Es una de las razones por las que hace más de 10 años, desarrollamos la Teacher Rating Scale que mencionaste antes. Gracias por hacerlo porque creo fuertemente que necesitamos un diagnóstico temprano que los profesores puedan usar, que sea científicamente justificable, que sea fiable, que pueda identificar con seguridad a los niños pequeños, tan pequeños como de 3 o 4 años, que tienen el potencial de hacer cosas asombrosas. Para el modelo evolutivo no es suficiente con identificarlos y asumir que van a convertirse en alguien exitoso por sí mismos. Volviendo a mi ejemplo del futbol, mi hija realizó un gran esfuerzo y tuvo una planificación concertada, pero cuanto antes podamos identificar al niño brillante en la clase, y ofrecerle el tipo de currículo estimulante, el tipo de actividades y experiencias que necesita, esto va a llevar más allá su capacidad, y podremos confiar más en que nuestra sociedad sea mejor en el futuro.

Javier Tourón:

Pensemos en la rutina en la escuela. Aquí tenemos lo que soleis llamar en América el Age-Grade Lock-step que significa que tu edad te lleva a estar en un curso en concreto. Así que la edad es lo que marca los grupos de estudiantes, en lugar de su capacidad o aptitud; y muchos profesores están cómodos con esta manera de hacer las cosas y tienden a usar el mismo plan de estudios para todos los estudiantes, al mismo tiempo, con el mismo nivel, de la manera que tu denominas “la misma talla sirve para todos”. ¿Puedes enviarles un mensaje diciéndoles, o simplemente haciendo una reflexión, sobre cómo la educación de las altas capacidades y el desarrollo del talento encaja o no con “la talla sirve para todos”?

Steven Pfeiffer:

Claro. Una de las cosas que la educación de altas capacidades ha hecho, que creo que ha sido de un valor extraordinario para la educación general o habitual, es el reconocimiento durante los últimos 25 años de la formación individualizada, de que los niños varían tremendamente, en la velocidad y ritmo de aprendizaje y esto se ha adoptado en la educación general, claramente en los Estados Unidos y en otros países. Así que lo que sabemos es que los niños varían mucho en un rango de capacidades atribuidas y la mejor educación es la que respeta estas diferencias individuales.

Y esto lo veo también como padre de tres hijos que son adultos ahora, tres hijos que son muy diferentes el uno del otro. La misma familia, los mismos padres pero mi esposa y yo hemos llegado a reconocer que necesitamos tratarlos a cada uno de ellos de una manera única. Aunque ellos estén en la misma familia tienen grandes diferencias y tenemos una disciplina ligeramente diferente, tenemos que apoyarles de distinta manera, lo mismo sirve para una clase de 20, 25, 30 o 35 alumnos. Creo que intuitivamente los profesores más brillantes los reconocen, incluso aunque les estén dando el mismo plan de estudios, están forzados a educar igual a todos los estudiantes, pero creo que intuitivamente los profesores brillantes, y he conocido a cientos de ellos, reconocen que hay una gran variedad en los niños a los que enseñan, en sus interés, en su motivación, en cómo aprenden, en dónde se encuentran en diferentes áreas temáticas. Y esta individualización es simplemente un aspecto obvio de la existencia humana.

Javier Tourón:

Muchos padres en este país están, digamos, luchando contra la escuela porque ésta ignora con frecuencia las necesidades de sus hijos. Hay muchos profesores que no piensan que tengan que dar una educación diferenciada. La Administración y aquellos que hacen las políticas realizan leyes que difícilmente son prácticas para el día a día en las escuelas así que ¿podrías enviar un mensaje corto a estos tres grupos? Un mensaje para los padres, otro para los profesores y otro para la Administración.

Steven Pfeiffer:

Dirijo varios talleres con padres y profesores. Al principio cuando me reúno con los padres a solas, muchos de ellos me expresan la frustración de que los profesores no entienden las necesidades de su hijo, y cuando me reúno con los profesores, a solas, ellos expresan la frustración de que los padres son muy insistentes y exigentes y no entienden las presiones que tienen. Cuando junto a los dos grupos, con lo que me encuentro, cuando pregunto cuál es la misión principal de la educación, cuál es la misión principal de criar niños en la sociedad de hoy, es con unanimidad de valores y creencias entre los padres, los profesores y los administradores.

Por el bien común reconocen que amamos a los niños, es por eso que los tenemos, por lo que nos dedicamos a enseñarles, eso es por lo que soy un administrador de un colegio, queremos que se desarrollen y prosperen y sean buenos ciudadanos. Queremos que aprendan y que sean abiertos de mente. Los padres, los profesores, la Administración, todos están de acuerdo. Así que creo que recordando a cada grupo por qué entraste en la educación, por qué decidiste tener hijos, cual es la importancia, la visión y la misión general de la educación y empezamos allí cuando ven que hay una base común en términos de individualización.

Desde la perspectiva de los padres esto tiene mucho sentido, en la perspectiva de los profesores la tiene pero… tengo muchos niños en clase, ¿cómo lo hago?. Necesitan recursos, necesitan formación, orientación de cómo hacerlo. Desde la perspectiva de la administración, tiene otros muchos retos que atender … pero aprecian también los objetivos importantes. Creo que recordar continuamente a cada uno la gran misión de criar a nuestros ciudadanos más jóvenes para que sean adultos exitosos es de gran ayuda.

Damos las gracias a la UNIR, al profesor Tourón y al profesor Pfeiffer por su implicación con la atención educativa orientada al desarrollo del talento, y en especial por esta magnífica entrevista, que esperamos traiga claridad a los obsoletos conceptos que manejamos en España en cuanto a la identificación y la actuación académica de los niños con alta capacidad.

Ver la entrevista completa en la revista UNIR.

2 comentarios sobre ““Trabajar las fortalezas del corazón para el verdadero desarrollo del potencial”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s