Hay una forma de descubrir el Potencial Humano, y no son las pruebas estandarizadas.

Scott Barry Kaufman es director del “Instituto de la Imaginación” en en Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania, donde investiga la medida y el desarrollo de la inteligencia, la imaginación y la creatividad. Ha escrito o editado 6 libros sobre este tema, es co-fundador de The Creativity Post, alberga The Psychology Podcast, y escribe el blog Beautiful Minds for Scientific American.

En su artículo : http://bigthink.com/videos/scott-barry-kaufman-on-standardized-testing, pone en cuestión el uso de los test de inteligencia estandarizados como instrumento de identificación del potencial, un punto en el que coincide con la mayoría de los expertos e investigadores en este campo:

Hay una frase que se puede aplicar a cualquier campo y siempre se cumple : El exceso de algo raramente nos lleva a algo positivo. Scott Barry Kaufman, cree que los Estados Unidos han caído en esta trampa con las pruebas estandarizados, que carecen de una visión amplia de la inteligencia y la capacidad. (Y en España estamos en la misma situación).

Pasar el mismo examen a todos es una ventaja para medir los resultados del aprendizaje, pero cuando este dato es usado para etiquetar la inteligencia e identificar a los alumnos de alta capacidad, entramos en un territorio cuestionable. Es un “radar” limitado que deja de lado a las mentes más brillantes. Kaufman ha desarrollado una teoría alternativa de inteligencia personal, cuando el potencial es evaluado no por una simple y supuesta medida de inteligencia como pueden ser las pruebas estandarizados o los test de CI, sino por la combinación de rasgos que en cada persona son únicas como lo es la huella digital.

Algunas personas con una inteligencia llamada “media” puede llevar su potencial muy lejos gracias a su determinación o perseverancia, y podremos verles tener éxito más que aquellos con un CI “superior” pero que no han desarrollado estas actitudes. Lo que nos hace seres completos es esta interacción de todas nuestras características y no simplemente nuestra nota en un papel. El riesgo de los métodos estandarizados de medición es que pueden ocultar – y desperdiciar – el potencial con esta aproximación unidimensional.

Kaufman no esta abogando por abandonar totalmente estos test, pues nos aportan información valiosa, pero, como otros muchos autores, no defiende su uso como única medida de identificación del potencial o la alta capacidad.

“Nuestro sistema educativo sufre de la ilusión de que las mentes más dotadas son una rareza, sin embargo el escenario más probable es que nuestros métodos de evaluación son burdos e ineficientes en su detección”. (Kaufman).

Scott Barry Kaufman es autor de Wired to Create: Unraveling the Mysteries of the Creative Mind.

Lo que nos Dicen los Autores de los Test de Inteligencia

No hace mucho que compartimos con vosotros un artículo que traía las conclusiones de una encuesta realizada a 14 de los autores de los test de inteligencia más utilizados, entre ellos Renzulli (Talento pool), Pfeiffer (modelo tripartito), Reynolds (RIAS), Kaufman, Elliot (BAS3), Raven, y los autores del Weschler.

En sus respuestas se ponían de manifiesto varias cuestiones que se pasan por alto en la evaluación psicopedagógica:

  • Cada test conceptúa la inteligencia de un modo diferente, por lo que la interpretación de los resultados varía de uno a otro. La proporción de carga verbal y no verbal varía de una prueba a otra, por lo que un mismo niño obtendría puntuaciones diferentes según el test al que es sometido, en función de su perfil particular.
  • Todos los autores entienden que el uso de puntos de corte límite rígidos (CI>130) son una práctica poco ética, artificial, y casi imposible de interpretar. La evaluación debe incluir la medición de dominios múltiples y múltiples perspectivas. La gran mayoría de nuestros autores creen que el uso de más de una dimensión en la evaluación es la condición “sine qua non” de la mejor práctica clínica. La recopilación de múltiples datos desde múltiples perspectivas y múltiples fuentes es siempre lo que valida el diagnóstico en psicología o educación, como lo es en la medicina y otros campos. Por ejemplo la información y calificación del profesor, informes de los padres, actividades fuera del aula, y observaciones directas proporcionan un punto de vista más amplio y profundo (Pfeiffer, 2015).
  • El uso de un punto de corte rígido y utilizando sólo una calificación de la prueba son contrarias a las Normas para la Educación y Psicología de medición (AERA, APA, y SNEM, 2014) y las mejores prácticas en materia de evaluación de talento (Pfeiffer, 2015; Thompson y Morris, 2008). El uso de una sola dimensión proporciona una muestra bastante limitada del perfil de la capacidad de un joven y puede subestimar (o sobreestimar) su capacidad o potencial.
La Visión de Linda Silverman

En su libro “101 Giftedness”, Linda Silverman, directora del Center for Gifted Children de Chicago por el que han pasado más de 6.000 niños de alta capacidad, también apela al mal uso de los test de inteligencia como “reglas de medir el potencial o la inteligencia”.

En este artículo, donde puedes ampliar todos los puntos que aqui tratamos, nos indica:

Seleccionar el test adecuado es más complejo para los niños con alta capacidad que para el resto de niños. Los niños que puntúan en la media, suelen obtener resultados similares en las distintas pruebas, mientras los niños con alta capacidad suelen obtener puntuaciones muy diferentes en función del tipo de prueba.

Esto es así porque cada prueba conceptúa la inteligencia de una forma diferente, como los propios autores reconocen. Cada escala de inteligencia clasifica la “alta capacidad” bajo diferentes criterios. La puntuación global de CI no es una medida fiable de la alta capacidad ya que no representa un constructo unitario. Cuantos más factores de la inteligencia tratemos de medir, menos cohesionada será la puntuación global obtenida“.

Además, las puntuaciones en la parte superior de la escala no son equivalentes. Mientras en la escala Wechsler una puntuación de 130 indica alta capacidad, en la 5ª edición de la escala Stanford-Binet de inteligencia, ésta se considera a partir de 120.

La experiencia y pericia del evaluador determinará cuál es la prueba más adecuada para cada niño en base a su perfil y los objetivos de la evaluación.

Estas pruebas pueden ser fiables para el 95% de la población. Sin embargo es frecuente que infra-valore las habilidades de los niños con alta capacidad, y muestren una baja efectividad en los niños extremadamente inteligentes y los niños con doble excepcionalidad.

En la evaluación para los niños con alta capacidad hay aspectos que a menudo no son entendidos ni valorados. Aspectos como el techo en la valoración, la dificultad de los ejercicios, el criterio de discontinuidad (o nº de ejercicios que el niño debe fallar antes de que la prueba termine), la asignación de créditos para todas las puntuaciones obtenidas, y factores ambientales que pueden afectar el resultado final de las pruebas, dado el pequeño número de pruebas que separan la media de la alta capacidad.

Como Kaufman, Silverman no aboga por abolir las pruebas psicométricas, por el contrario defiende su utilidad. “Muchos niños con alta capacidad no se sienten más listos. Algunos no pueden concentrarse en un trabajo que les resulta demasiado fácil, otros no soportan la rutina y las repeticiones, y otros han reprimido sus habilidades para ganarse la aceptación del resto. Algunos adolescentes excepcionalmente inteligentes encuentran sus tareas tan opresivas que se sientan delante de ellas incapaces de acometerlas. Los niños con doble excepcionalidad que combinan su alta inteligencia con dificultades para leer, escribir, memorizar o deletrear no se sienten inteligentes en absoluto. Estas habilidades definen lo que significa ser “inteligente” en la escuela, y los niños que no desarrollan estas habilidades concretas a tiempo se sienten incompetentes. La evaluación les aporta más confianza en sí mismos y nos muestra el perfil del niño para adaptar la respuesta educativa”.

Pero esta evaluación no debe hacerse únicamente en base al test psicométrico. Los mejores evaluadores y aquellos que cuentan con la suficiente experiencia en el trato con niños de alta capacidad, completan su evaluación con lo que llamamos una evaluación cualitativa. Una breve conversación con el niño, una entrevista con los padres, los hitos en su desarrollo madurativo, la historia familiar, …

Como nos dice Silverman “El cerebro humano es de enorme complejidad, no es completamente medible con pruebas psicométricas. El único instrumento suficientemente complejo para entender a un ser humano, es otro ser humano….”

Herramientas de Identificación del Potencial.

Así, algunos autores como el propio Kaufman, Renzulli, Pfeiffer o Stanley han desarrollado herramientas de identificación que tienen en cuenta aspectos más amplios, nos aportan una visión del potencial más allá del CI, y abarcan hasta un 15-20% del alumnado:

Talent-Pool (Renzulli)

Joseph Renzulli es probablemente el psicológico con más influencia en el campo de la identificación del potencial. Su modelo SEM (Enriqueciendo el Curriculum para todo el Alumnado) ha mostrado su eficacia en el desarrollo del potencial y la generación de talento. Su modelo de identificación (Revolving Door) sugiere a las escuelas realizar un “Talent-Pool” o parrilla de candidatos en la que participarían tanto los estudiantes cuyas pruebas psicométricas les identifican como alumnos de alta capacidad, como aquellos nominados por los maestros, por destacar en cualquier área o campo (creatividad, razonamiento, persistencia, interés, etc..). Además tiene en cuenta las valoraciones de los padres, actividades extraescolares, maestros de cursos anteriores, y otras información cualitativa valiosa que nos hablan de un potencial general o concreto en el menor.

En este artículo puedes ampliar las claves y pautas sobre este modelo: http://www.javiertouron.es/2012/12/el-revolving-door-identification-model.html

Modelo Tripartito (S. Pfeiffer)

Steven Pfeiffer es Profesor de la Universidad Estatal de Florida y autor del Modelo Tripartito de identificación de la alta capacidad. En su blog (www.javiertouron.es), el Profesor Javier Tourón, vicerector en la UNIR, nos presenta este modelo : “El modelo tripartito sobre la alta capacidad, (supone) un nuevo paradigma para ver a los estudiantes más dotados desde tres perspectivas: la alta capacidad vista como alta inteligencia, la alta capacidad vista como rendimiento sobresaliente y alta capacidad vista como alto potencial para sobresalir o rendir de modo excelente”.

“El artículo también vincula las prácticas de evaluación de los más capaces a cada una de las tres perspectivas mencionadas, ofreciendo a psicólogos y educadores alternativas y enfoques defendibles para identificar a los estudiantes más capaces en las escuelas. Uno de los propósitos de este artículo es reducir la brecha entre las prácticas de evaluación de los más capaces y los nuevos conocimientos disponibles en las ciencias cognitivas y el campo del desarrollo del talento”

En estos dos artículos puedes profundizar sobre este modelo:

http://www.javiertouron.es/2015/05/conoces-el-modelo-tripartito-sobre-la.html

http://www.javiertouron.es/2014/02/el-modelo-tripartito-sobre-la-alta.html

Talent Search y CTY (J. Stanley)

“El Talent Search es un modelo de identificación que tiene como objetivo principal seleccionar anualmente a un gran número de estudiantes con talento tanto verbal como matemático, considerados los ejes vertebrales de todo el aprendizaje escolar” (J. Tourón)

Este modelo incorpora las pruebas llamadas “out of level” para aquellos alumnos que se sitúan en los percentiles 97-99% en las pruebas estandarizadas. “Stanley pensó, con acierto, que si algunos alumnos estaban preparados para enfrentarse con contenidos avanzados también serían capaces de hacerlo con tests preparados para alumnos mayores, (…) y resolver problemas que corresponden a un currículo al que no han sido expuestos” porque “los alumnos más capaces adquieren conocimientos y exhiben una capacidad de razonamiento extraordinaria que va más allá de lo que se les enseña en la escuela.” (J. Tourón)

“El modelo del CTY nace para ayudar en el desarrollo intelectual, académico, social y emocional, personal en definitiva, de los alumnos. (…) El modelo CTY está eminentemente vinculado con la acción educativa, pero para poder intervenir es preciso saber quiénes han de ser los receptores de la intervención, quiénes son los alumnos cuya potencialidad no está adecuadamente estimulada. Por ello, lo primero es el descubrimiento del talento, que se lleva a cabo a través de los Talent Search, que se realizan de manera sistemática todos los años. (…) Además, es preciso llevar a cabo la descripción de los distintos perfiles de capacidades de los alumnos, de sus intereses, de sus puntos fuertes y débiles, de su grado de talento, lo que requerirá planificaciones educativas diversas.” (J. Tourón)

En estas entradas puedes profundizar sobre los principios pedagógicos del Talent Search y del modelo de Respuesta CTY:

http://www.javiertouron.es/2013/01/el-modelo-de-identificacion-talent.html

http://www.javiertouron.es/2013/01/el-corazon-del-talent-search-el-out-of.html

http://www.javiertouron.es/2013/01/el-talent-search-traves-de-los-anos.html

http://www.javiertouron.es/2016/08/la-importancia-el-out-of-level-en-la.html

Un comentario sobre “Hay una forma de descubrir el Potencial Humano, y no son las pruebas estandarizadas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s