Las Causas Ocultas del Bajo Rendimiento.

Los aprendices Viso-espaciales a menudo tienen dificultades para que su capacidad se refleje en los resultados académicos o en las puntuaciones de CI obtenidas en los test psicométricos.

La maestra de Teresa en 3er curso de primaria pensaba que tenía serios problemas de aprendizaje y que no estaba progresando adecuadamente. Teresa a menudo no entiende las explicaciones de su profesora y pide más explicaciones. Su maestra con frecuencia le respondía acusándole de no estar prestando la suficiente atención. Teresa ya no se atrevía a preguntar o pedir ayuda y empezó a intentar resolver las dudas por sí sola.

Cuando le advirtieron que no estaba respondiendo correctamente, su autoestima bajo a niveles mínimos. … “Soy estúpida, y no soy capaz de hacer nada” … Suspendía sus exámenes, uno tras otro. A pesar de que estudiábamos en casa y mostraba un correcto aprendizaje, su rendimiento en la escuela era de completo fracaso.

Así, la llevamos al psicólogo para una evaluación … Teresa demostró ser una aprendiz viso-espacial. Pero también mostró tener una capacidad superior en muchas áreas como ciencias (3 años por encima) o matemáticas (1 año por encima)… y sin embargo, un escaso nivel 2 en las pruebas secuenciales del test. Su baja puntuacion en las pruebas secuenciales, deprimía, claro esta, su puntuación global.

Nos adentramos un poco más en el conocimiento del funcionamiento del cerebro de una parte importante de la población, con un marcado desarrollo viso-espacial, en detrimento de sus capacidades auditivo-secuenciales, para así, eso esperamos, colaborar en una mayor comprensión de este alumnado, cuyo potencial no encuentra reflejo en su rendimiento, únicamente porque nuestro sistema no tiene en cuenta su modelo de aprendizaje y su funcionamiento cognitivo.

Extracto del capítulo 3 del libro “Upside-Down Brilliance, The Visual-Spatial learner”. Linda Silverman, 2002.

(La autora se expresa en primera persona en este capítulo y hemos mantenido este formato)

Descubrí algo más sobre el modo en que los aprendices viso-espaciales resolvían en las evaluaciones, además del hecho de que obtenían mejores resultados en las pruebas con un mayor nivel de dificultad, que en las más fáciles. Los test arrojaban un interesante patrón de fortalezas y debilidades. Los niños viso-espaciales obtienen magníficos resultados en puzzles, laberintos, dilemas, patrones, realizar diseños con bloques de colores, reproducir diseños abstractos memorizados o adivinando cuál sería la figura extendida que mostraría un trozo de papel cortado y doblado.

A pesar de esas destrezas, muestran dificultad en tareas como citar los días de la semana, repetir una serie de números, repetir una frase, deletrear palabras, nombrar los personajes del libro que acaban de leer o seguir instrucciones de 3 pasos.

Los test que miden el CI estan estructurados alrededor de funciones cognitivas (memoria, razonamiento verbal, organizacion perceptual, etc..), y no en función de estilos  y fortalezas (p.e. visual, auditiva, sensitiva…). Mientras examinaba los perfiles de los niños viso-espaciales con bajos resultados globales en sus test, me sorprendí por la enorme discrepancia entre sus resultados en las pruebas visuales y las auditivas.

Los niños de alta capacidad viso-espaciales con elevados resultados de CI, responden con éxito en ambas categorías, sólo que los resultados en sus pruebas viso-espaciales alcanzan niveles muy elevados. Para ellos, aprender de forma viso-espacial es una preferencia, y no tanto una necesidad.

Pero, ¿qué pasa con aquellos que tienen dificultades en las pruebas auditivas?

¿Cómo afectan las infecciones auditivas?.

Tratando de encontrar un patrón común a todos estos niños con baja puntuación en las pruebas auditivas de los test, me informé de que muchos de ellos habían sufrido infecciones auditivas frecuentes durante los tres primeros años de edad. Las infecciones auditivas (otitis del oído medio) tempranas afectan a 5 de cada 6 niños (con mayor o menor frecuencia). Muchos de los niños que se muestran inteligentes en casa pero tienen bajo rendimiento académico, y los niños que encajan con la percepción de un niño de alta capacidad pero sus puntuaciones en los test aparecen por debajo del rango de alta capacidad, han sufrido, con elevada frecuencia una alta incidencia de infecciones de oído en los tres primeros años de su vida.

Cuanto más pronto aparecen estas infecciones de oído, más probabilidad tienen de dañar la capacidad de procesamiento auditivo. Y cuanto antes se inicia su intervención, más efectivos son los resultados. Las habilidades auditivas son muy importantes en el desarrollo cognitivo. De hecho, es reconocido que los niños con discapacidad autiditiva detectados y tratados antes de los 6 meses, obtienen como media niveles de CI más elevados que aquellos que fueron diagnosticados más tarde.

Los estudios también revelan que aquellos niños que han sufrido 9 o más brotes de otitis en el oído medio antes de los tres años, muestran problemas de atención, comprensión de instrucciones, capacidad para escuchar la voz del maestro en una clase abierta, comprensión y deletreo. Y con más gravedad si el oído infectado con frecuencia era el oído derecho, o ambos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la falta de síntomas. Los niños con alta tolerancia al dolor han podido sufrir varios brotes de otitis sin que éstos hayan sido evidentes para sus padres y, sin embargo, tener efectos a largo plazo.

Las frecuencias auditivas mas altas se procesan en el hemisferio izquierdo. Cuando estas frecuencias estan bloqueadas durante el período crítico de aprendizaje, esto es, los tres primeros años de vida, este hemisferio recibe menos estímulo y, por tanto, menos desarrollo. Estas altas frecuencias son responsables de la secuenciación, así como de otras funciones del lenguaje. ¿Y cuál es la tarea más secuencial que podemos pedirle a los niños? ¡Escribir!

Tienen que aprender en qué dirección escribir las letras, después tienen que unir estas letras en un orden concreto para formar frases, y unir las frases en párrafos, de forma que tengan sentido y organización. Más tarde unen estos párrafos para hacer redacciones, contar historias o exponer su aprendizaje…. ¡No te preguntes porque tu hijo odia escribir! ¡Es un aprendiz Viso-Espacial¡

Además el Dr. Doreen Kimura y su equipo han probado evidencias de que el hemisferio izquierdo es esencial para el desarrollo de ciertos movimientos de la mano, esta especializado en el control motor y en la musculatura tanto oral como manual.

Así, los niños que han tenido varias infecciones de oído en sus tres primeros años de vida, han sufrido de pérdida en el conducto auditivo, lo que bloquea la recepción de las frecuencias altas, responsables del desarrollo de los procesos auditivo-secuenciales del hemisferio izquierdo y del desarrollo de las habilidades del sistema motor fino, ambas requeridas en el proceso de escritura, y por tanto, afectan a su rendimiento académico en general.

¿Por qué los médicos no estan más preocupados por estas infecciones?

En general la comunidad médica no cree que estas infecciones de oído puedan tener ningún efecto a largo plazo en el desarrollo del lenguaje o el desarrollo cognitivo. Pero esto es porque su experiencia y conclusiones estan basadas en grupos de niños tipo.

El “Boston Otitis Media Group” realizó un interesante estudio entre niños comparando el CI de aquellos que habían sufrido otitis por más de 130 días durante sus tres primeros años de vida, y sus más saludables hermanos, asumiendo -correctamente- que los hermanos suelen tener niveles de inteligencia muy similares -algo que por algún motivo no se asume con tanta facilidad por los educadores y psicopedagogos-.

Analizando este estudio descubrí que en los rangos de CI medios -puntuaciones entre 95 y 116- no se observaron diferencias. Sin embargo, en el rango de inteligencia superior -puntuaciones entre 115 y 130- se encontraron diferencias de hasta 20 puntos de CI!

Entrevistando a Elizabeth Hagen (co-autora del Test de Capacidades Cognitivas -CogAT- y de la 4ª edición de la escala de Stanford-Binet), nos explicó los motivos de estas diferencias. En los test de inteligencia, hay muchos items que colocan a un niño tipo en un resultado tipo. Puede fallar todos los resultados de las pruebas auditivas sin que ello afecte a su puntuación final de CI. Sin embargo, sólo unos pocos items te situan en las puntuaciones de inteligencia superior. Así, si un niño de alta capacidad falla las pruebas de carga auditiva, su puntuación final caerá hasta los rangos medios.

Así, y a partir de esta información, realizamos nuestro propio estudio con niños de alta capacidad, para encontrar diferencias de puntuaciones de ¡hasta 67 puntos de CI! entre los hermanos con afecciones de oído y los que no  las habían sufrido. Sabemos por todas las evidencias que los hermanos que han sufrido otitis son tan inteligentes comos sus hermanos más sanos, ¡pero no tienen la capacidad de mostrarlo en los test de inteligencia! Obtienen puntuaciones más bajas en las áreas verbales de estos test porque sus capacidades adutivo-secuenciales se han visto comprometidas  por su historial de infecciones de oído.

Como una madre expresa:

Ningún profesional me tomaba en serio cuando acudía con mis sospechas sobre la capacidad de expresión de mi hijo de año y medio. Podía darme cuenta de su alta capacidad parra entender el mundo a su alrededor y, sin embargo, su capacidad de expresión parecía retrasada. Me dijeron que no me preocupase. Que le estaba presionando por compararle con su hermano mayor, mucho más fluido verbalmente. Pero yo seguía sin entender porque no conseguía expresarse adecuadamente. Por fín, con 4 años, conseguí que le aceptaran en un programa de logopedia. Resultó que su capacidad de discurso se veía afectada por que su oído estaba afectado. Había tenido varias infecciones de oído hasta los 6 años, y los médicos incluso acabaron concluyendo que, aún cuando la infeccion no era manifiesta, había tenido fluído en sus oídos.

Ante todas estas evidencias empezamos a recopilar datos sobre otitis media en la población de niños de alta capacidad a través de cuestionarios a los padres. Toda esta información recopilada y analizada nos permite afirmar que las infecciones de oído frecuentes en muchos casos, no sólo rebaja el resultado del CI global, sino que afecta negativamente al rendimiento escolar de los niños de alta capacidad.

Los niños Viso-Espaciales, ¿nacen o se hacen?

Entonces, ¿todos los aprendices viso-espaciales tienen un historial de otitis-media? No. Muchos de los niños viso-espaciales estudiados en nuestro gabinete no habían sufrido infecciones de oído. Sin embargo, si tenían al menos un padre con este perfil. Para la mayoría, su desarrollo viso-espacial es heredado. Pero los niños con infecciones de oído reiteradas con frecuencia se convierten en aprendices viso-espaciales o, al menos, sus destrezas viso-espaciales se ven realzadas.

Si tus oídos estan bloqueados de forma que te cuesta entender lo que escuchas, tu cerebro empieza a procesar la información a través de tus ojos, fortaleciendo los circuitos viso-espaciales del hemisferio derecho. La combinación de un padre viso-espacial y un historial de 9 o más infecciones de oído en los primeros años de vida, es una combinación que genera con certeza un aprendiz viso-espacial.

Estos niños también muestran a veces lo que los padres definen como “sordera selectiva”. “No me escucha cuando estamos en la misma habitación y la estoy llamando para cenar, y, sin embargo, es capaz de oírme cuando estamos a varios metros de distancia y hablo de chuches”. En realidad estos niños carecen de lo que he venido en llamar “audición periférica”, sólo pueden atender a un estímulo auditivo al mismo tiempo. Si están escuchando la televisión, o leyendo un libro o hablando por teléfono o absortos en su ordenador, jugando con sus amigos o concentrado en alguna otra tarea, no pueden procesar otros estímulos auditivos. Pero cuando estan totalmente concenrados en un estímulo concreto, pueden escucharlo con claridad, incluso con sorprendente claridad. Un oído muy desarrollado puede de hecho interferir con la capacidad para escuchar. Algunos niños perciben tantos estímulos auditivos que tienen dificultades para centrar la atención en lo que es de verdad importante.

Una madre nos contaba sobre su hija de 6 años (real) : “Mamá, casí toco esa pieza al piano perfectamente, pero el ruido que hacías al ponerte los calcentines me distrajo y perdí el ritmo”.

¿Qué hay de la música?

Otro aspecto que confunde a los padres sobre este modo de aprendizaje sucede cuando sus hijos con alta capacidad viso-espacial, destacan también en el ámbito musical. ¿No debería ello indicar que son aprendices secuenciales? He observado que la mayoría de mis estudiantes de alta capacidad con un talento matemático destacado también tenían una gran destreza musical. Sabemos que aquellos con una elevada capacidad matemática tienen una sólida destreza viso-espacial. Sabemos que Mozart literalmente “veía” la partitura de una simfonía completa en su cabeza que después debía escribir laboriosamente nota a nota. Pero.. entonces ¿la música no es secuencial?.

Las frecuencias más altas (procesadas en el hemisferio izquierdo) controlan la capacidad verbal y secuencial. Las frecuencias bajas (procesadas en el hemisferio derecho), controlan la entonación, el ritmo y la emoción.. ¡y eso es música!. La música tiene lugar en el hemisferio derecho, responsable del aprendizaje viso-espacial.

¿Cuáles son los signos de un desorden en el procesamiento auditivo?

Ser un aprendiz preferentemente viso-espacial no implica tener un desorden del procesameinto auditivo severo. Pero estos signos si serían muestras de un grado de dificultad en el aprendizaje auditivo significativo:

  • ¿Empezó a hablar más tarde que el resto de tus hijos?
  • ¿Entiende lo que dices cuando no te esta mirando?
  • ¿Le cuesta escuchar su nombre cuando esta jugando o concentrado?
  • ¿Le cuesta oírte o entenderte con frecuencia?
  • ¿En muchas ocasiones, parece no estar escuchándote?
  • ¿Se abstrae o desconecta con frecuencia?
  • ¿Tiene dificultades para pronunciar o deletrear algunas letras?
  • ¿Se cubre los oídos ante ruidos fuertes?
  • ¿Sube mucho el volúmen de la televisión?
  • ¿Tiene dificultades para recordar indicaciones de varios pasos?

Y en el aula:

  • ¿Pide que le repitas las instrucciones con frecuencia?
  • ¿Observa al resto de niños para saber qué es lo que se supone que tiene que hacer?
  • ¿Parece especialmente distraído en clase cuando el resto de alumnos estan siendo especialmente ruidosos?
  • ¿Habla muy alto?
  • ¿Su voz suena plana, sin apenas entonación?
  • ¿Pronuncia mal algunos sonidos o palabras?
  • ¿Sueña despierto despues de 10 minutos de instrucciones?

 

Actividades para mejorar el procesamiento auditivo

Los aspectos auditivos pueden ser mejorados. Cody, una niña de 5 años y medio, vino a mi consulta hace años. Obtuvo puntuaciones muy elevadas en razonamiento abstracto, pero puntuaciones rozando las propias de niños con dificultades de aprendizaje en dígitos, memoria a corto plazo para números no significativos. La derivamos a un audiólogo quien le pasó una batería de pruebas que certificaron que Cody tenía un transtorno del procesamiento central auditivo.

Su madre la trajo para una nueva evaluación el año siguiente. Los resultados nos sorprendieron. Cody puntuaba ahora en los niveles superiores de capacidad en memoria auditiva a corto plazo. El médico también confirmó que su dificultad en el procesamiento auditivo había desaparecido.(1)

Su madre había obrado este milagro. Cada día le daba instrucciones para hacer algo y le obligaba a que él se las repitiera a ella, asegurándose de que mantenía contacto visual con ella. ¡Resultó mágico! A los 6 meses decidí pasarle el test de Stanford-Binet para encontrar su techo. No sólo obtuvo un CI altísimo, sino que sus mayores puntuaciones se obtuvieron en las pruebas de memoria auditiva a corto plazo!.

Así es como podemos mejorar sus destrezas auditivo-secuenciales y su memoria a corto plazo: Realizando ejercicios como juegos de memoria (cartas, encontrar parejas, listados), repetir instrucciones de dos o tres pasos, cantar canciones que impliquen repetir estribillos que van evolucionando y completándose, repetir frases y series de números al revés, coreografías de manos (combinando palmadas, chaquidos, manos arriba y abajo, estc), con juegos de ordenador secuenciales, con juegos tipo “Simón dice” o palabras encadenadas, con diagramas en los que haya que completar listados que cumplan una serie de características y todo tipo de juegos en los que haya que seguir instrucciones y que deberemos ir complicando poco a poco.

Linda Silverman es Doctora en psicología por la Universidad de Denver y dirije el Instituto para el estudio de desarrollo avanzado del centro para el Desarrollo de la Alta Capacidad, en Denver, Colorado. Más de 4.500 niños han sido evaluados en este centro, en los últimos 25 años. Linda acuñó el término “aprendiz viso-espacial” en 1981 y ha estado ayudando a las familias con niños viso-espaciales en los últimos 20 años. Experta internacionalmente reconocida en el campo de las altas capacidades y una ponente habitual de congresos y conferencias, ha escrito más de 200 publicaciones, incluido “Counseling the Gifted and Talented”.

 (1) Hablamos de una dificultad debida a la falta de estímulo en el hemisferio izquierdo debidos a problemas auditivos a una edad temprana, y no a trastornos diagnosticados debidos a causas físicas o de otra índole.

8 comentarios sobre “Las Causas Ocultas del Bajo Rendimiento.

  1. Muchas gracias por estos artículos, me interesa mucho el tema de las personas con predominio de pensamiento viso-espacial, pienso que podría ser la causa de algunas dificultades que está teniendo mi hijo en el colegio. Su padre (artista) responde a estas características, y también mi hermana (estudiante de Bellas Artes). Mi hermana tuvo muchas infecciones de oído de pequeña y en el instituto aseguraba que “no oía” las explicaciones por lo que llegó a hacerse dos audiometrías, el resultado fue que oía perfectamente, incluso un poco más de lo normal.
    ¿Este libro de Linda Silverman está traducido al español? ¿y el de “101 Giftedness?
    Gracias! y Enhorabuena por el blog!!

    1. Hola Beatriz, gracias por tus comentarios. No, no estan traducidos al español, tristemente no, porque haría mucha falta que esta investigación se tomara en consideración en las escuelas. Aqui iremos desgranando más aspectos sobre los niños visoespaciales. De hecho, el próximo sábado “toca”. Un abrazo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s