Saltar al contenido.

El Talento, un arma poderosa.

Sobre el Talento ….

Jornadas Asociación ACTEF de Ibiza / 16 y 17 de Octubre.

Programa de formación para el profesorado sobre “Intervención educativa de niños, niñas y jóvenes”. La Rebelión del talento invitada para hacer la lectura en la apertura, de uno de nuestros artículos publicado el pasado 4 de Julio “Lección Aprendida”. Antes, una reflexión:

El talento es al arma más poderosa del ser humano. Gracias al talento de algunas personas, la humanidad avanza. Hubo un día que alguien descubrió el fuego, otro inventó la rueda, un genio la abstracción de las matemáticas, otro la penicilina y un quinto esto de internet. Y por eso estamos aquí el resto. Sin embargo, y mientras las administraciones y fundaciones empresariales ponen el foco en diversos colectivos desatendidos, nadie se atreve a apoyar el talento, esto no vende y se considera elitista.

Tener talento es malo. Si, es verdad. Es malo sobresalir, destacar, tener un don, ser diferente en algún aspecto. Es bueno si al final de tu vida consigues hacerte un hueco, triunfar y hacerte millonario sin ayuda de nadie. Entonces si, te aplauden y te siguen. Pero no es por tu talento. Ni siquiera por tus ideas. Sino por tu dinero.

Antes de llegar a ello, todas y cada una de las personas que te encuentres en el camino estarán recelosas de tu talento. Será algo a opacar, a destruir, a flagelar, a modelar, a “normalizar”. Lo negarán y destacarán tus fallos para demostrar que tu talento, no es tal. O te dirán que lo tuyo “no es normal”, que hay que “amoldarse a los demás”, que eso “no toca”, o que no te concierne. Más tarde dirán que “eres muy exigente” o “es que quieres ir muy deprisa” o “no hay que presionar” o que eres muy impositivo o poco “social”.

La única forma de sobrevivir a toda esta presión es, simplemente, no escuchando, creando una coraza protectora que en una u otra medida te acabará separando del resto. Sólo así, puedes seguir adelante, escuchando tu interior para creer en ti. Sólo así se puede renunciar a intentar ser como los demás, complacerles, adaptarte a ellos. Y debes renunciar porque, simplemente, no vas a conseguirlo, e intentarlo sólo destruirá tu talento y tu felicidad.

Tener altas capacidades no va de ser perfecto, no va de saberlo todo, no va de tener éxito, no va de no necesitar ayuda. Tener altas capacidades significa sobre todo ver las cosas de un modo distinto. La capacidad de relacionar conceptos a gran velocidad y la extrema sensibilidad y percepción aguda, nos dotan de un modo de sentir, crear, producir, generar y aprender diferente. Y esta visión diferente es lo que necesita comprensión y apoyo en el ámbito académico.

La profesión docente está llamada a cambiar el futuro de las generaciones presentes. A provocar un cambio en la sociedad donde se trabaje para el desarrollo del talento. De todos los talentos. Donde el niño deje de ser el sujeto pasivo que aprende por repetición y memorización a ser el curioso activo que experimenta, crea, investiga y produce. En vuestras manos esta lo más valioso que tenemos : nuestros hijos. En vuestras manos esta que los niños más capaces crezcan en un ambiente de reto, estímulo, motivación y comprensión, donde sencillamente puedan ser ellos mismos.

En estas jornadas leímos la experiencia de Erín,Lección Aprendida“. En él, Erín, ya adulta, recuerda las duras lecciones que como niña superdotada, aprendió durante su estapa de primaria y secundaria. Las mismas lecciones que hoy nuestros hijos siguen aprendiendo cada día, en cada una de nuestras escuelas. Lecciones que tienen que cambiar y sólo pueden hacerlo si toda la comunidad educativa se conciencia de ello.

Puedes leer el artículo completo pinchando en este enlace.

5 Comentarios »

  1. Se prepara un sofrito….
    Si, pero ¿qué es un sofrito? se pregunta el pretendiente a cocinero cuando entra por primera vez en la cocina.
    Ese cocinero que quiere serlo, por haber abandonado cualquier otra alternativa profesional después de fracasos estruendosos. Su capacidad intelectual y sus pocas ganas de esforzarse le condujeron a la única solución laboral a su alcance: la de mal pinche.

    Para ser un buen cocinero se necesita:
    Inteligencia
    Imaginación
    Estudios
    Esfuerzo
    Voluntad
    Amor a la profesión

    Y todo ello como muy poco.
    Para alcanzarlo tiene que asistir a cursos impartidos por los grandes del sector, someterse a una rígida disciplina y a la sumisión al maestro.
    Si lo ha soportado, puede considerarse que inicia su andar por la ruta de una bella y creativa profesión a la que aportar mucho al llegar a la meta. Después le darán estrellas o no, eso es lo de menos.
    Para todo ello se necesita tiempo y voluntad política, los libros, aunque tengan estupendos contenidos, no son la solución.
    La sociedad que quiera alcanzar la excelencia educativa tiene que ponerse de inmediato a establecer los cimientos. Cada año que pase será un año perdido y unos jóvenes mandados al peor de los destinos: la ignorancia y el paro.

    JM LETONA
    Ingeniero Industrial

    • ¡Que agradable profesor Letona tenerle aqui entre nosotros¡. La cocina es un arte hoy en día gracias a Dios reconocido y cúantas grandes cocineras que hoy son abuelas no han tenido ni maestro ni libro, sino necesidad y amor por su familia. El arte se puede estudiar y se puede aprender de un maestro, pero también se puede experimentar por uno mismo y crear sus propias recetas. ¡Un abrazo¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: