©℗®™ 7 Junio 2015


Como Gepetto y su Pinocho

Como muchos padres, Gepetto sólo quería que su hijo fuera como los demás. Pero Pinocho era diferente. Él estaba hecho de otro material. Intentó ser como los demás, se esforzó, pero nunca estuvo muy seguro de qué es lo que tenía que hacer en cada momento. Esta inseguridad le llevó por el mal camino.

Familias y docentes debemos ocuparnos de identificar, potenciar y crear el entorno adecuado para que las fortalezas y talento de nuestros hijos se desarrollen al máximo posible, y dejar atrás los absurdos esfuerzos que realizamos por que nuestros hijos «sean como los demás», «alcancen un estándar» o «se integren» cuando esto supone una renuncia a su propio yo.

Con este artículo nos estrenamos como colaboradores en INED21, un proyecto donde diversos docentes reflexionan sobre la educación aportando interesantísimas miradas que amplían y mejoran la visión sobre el trabajo docente.

https://ined21.com/como-gepetto-y-su-pinocho/

COMO-GEPETTO-Y-SU-PINOCHO-01-INED21

 

Autor: Paulina Bánfalvi Kam. La Rebelión del Talento @aacclarebelion @PaulinaBk

Derechos de autor:

Los textos publicados en internet están sujetos a los mismos derechos de autor que las obras impresas. Me encantará que compartas siempre que cites de forma clara y explícita al autor y añadas el enlace a la fuente (tanto si es el texto completo o partes del mismo, incluso si parafraseas el contenido), y lo hagas sin fines comerciales ni lucrativos.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Valora el Artículo

Puntuación: 2.5 de 5.