Los costes de tener un niño con Alta Capacidad.

El talento excepcional en los niños puede ser una fuente de estrés económico y emocional para los padres que no se sienten preparados.

Todos los padres creen que su hijo es especial, pero algunos niños realmente son excepcionales y tienen en realidad un “don”. Sin embargo, cuando se confirma esa noticia a los padres, se producen reacciones sorprendentes, “unos con frecuencia lloran, y hay padres que, a menudo, cuestionan la validez de los resultados de las pruebas“, -escriben Linda Silverman y Kathi Kearney, dos expertas en los niños de altas capacidades en la página web de recursos Hoagies’ Gifted Education-. Lo que es causa de regocijo, en realidad puede provocar problemas económicos y estrés.

En efecto, es una fuente de ansiedad reconocida desde hace tiempo. Silverman y Kearney señalan como referencia un informe de 1940 realizado por la psicóloga Leta Stetter Hollingworth, quien escribió:

“Las ayudas económicas a una persona joven para que tenga una preparación de primer orden de cara a ejercer una profesión, y que, además, le permita su desarrollo personal, cuesta miles de dólares. Un gran número de los niños de altas capacidades son en la actualidad excluidos de las carreras adecuadas a sus capacidades, por falta de dinero”

Sin embargo, la prevalencia de los problemas entre las familias de los niños de altas capacidades es poco conocida, en gran parte porque los expertos no están de acuerdo en una definición de conjunto de las altas capacidades en EE.UU. (The National Association for Gifted Children, sin embargo, apunta que hay un 10% de niños de altas capacidades). Esta falta de claridad también significa que muchos niños de altas capacidades pueden estar deslizándose bajo el radar, especialmente si sus padres no tienen conocimiento de ello, y simplemente no reconocen las altas capacidades o bien no tienen la confianza para animar a sus hijos a probar.

Afortunadamente, los expertos reconocen cada vez más este tipo de desafíos y están tratando de idear métodos para ayudar. En la BBC, Kate Ashford informa sobre consejos para los padres de niños de altas capacidades, con especial atención a las finanzas. “Establecer un presupuesto“, aconseja, y “mantener y controlar tus ahorros.” Ashford también advierte de los contras, citando Ellen Winner, una profesora de psicología en la Universidad de Boston y autora del libro “Niños superdotados: Mitos y Realidades”: “Hagan todo lo posible para fomentar y estimular el regalo que suponen las altas capacidades de su hijo, cualquiera que sea el campo en el que destaque. Pero hay una diferencia entre permitir o fomentar sus capacidades y otra es empujar al niño a que se convierta en un espectáculo público “.

En el caso de los niños de altas capacidades cuyos padres se están divorciando o ya lo están, también se pueden enfrentar a problemas económicos específicos, tales como la forma de repartir los costes adicionales asociados al apoyo excepcional que su niño requiere. En algunos estados de EEUU lo reconocen expresamente. Por ejemplo, en Nueva Jersey y Carolina del Norte, se incluyen los “gastos extraordinarios” en sus cálculos para la manutención de menores, que representan los gastos relacionados con las altas capacidades: clases especiales o escolarización privada “para satisfacer las necesidades educativas específicas de los niños.”

El artículo de Ashford en la BBC también hace hincapié en que los niños de altas capacidades son todavía niños, física y emocionalmente, y que presionar demasiado puede producir problemas cuando el niño madura. Esto sucede especialmente en las áreas creativas, los niños pueden “quemarse” si sus intereses precoces son a costa de saltarse etapas de la vida. Como Karen Monroe, un psiquiatra en el Hospital McLean de Boston que trabaja con niños prodigiosos le comentó a Andrew Solomon para The New York Times Magazine: “Cuando usted tiene un niño cuyo don es tan excepcional, es posible que esa parte tan especial nos distraiga y no nos permita ver la noción del niño en sí mismo “.

En otras palabras, los niños de altas capacidades todavía requieren el derecho de ser sólo niños, tal y como sus compañeros talentosos hacen.

Traducido del original:

http://www.smithsonianmag.com/smart-news/hidden-costs-having-gifted-child-180957313/?no-ist

Cómo educar con “cerebro”.

La escuela de hoy, sigue el mismo patrón que hace 200 años. Basa el aprendizaje en la repetición de las tareas, en la pasividad del alumno cuyo papel es siempre pasivo y receptor de las ideas que el maestro le transmite, una vez debidamente masticadas. El maestro aporta el problema y la solución universalmente aceptada. El alumno aprende a resolver el problema siempre de la misma forma. En este contexto, muchas son las innovaciones que se proponen, y pocas las que se incorporan en la escuela de forma efectiva, porque se olvida que el cambio sólo es posible, cuando los implicados creen y participan en él. El cambio no pueden ser medidas impuestas desde una equipo de la administración ajeno al día a día. Requiere un debate de todos los profesionales implicados, sin connotaciones potíticas o ideológicas. Algunos dicen que la educación no debe estar al servicio del mercado. Nosotros defendemos que la educación no debe estar al servicio de la política y las ideologías. El mercado somos precisamente los usuarios. Los niños y sus familias. La educación debe adaptarse a nuestras necesidades.

En este documento que comparto con vosotros, se analizan los últimos descubrimientos sobre el funcionamiento del cerebro, y aquellas situaciones que nos hacen aprender, no sólo con mas rápidez, sino mejor y de forma más duradera y eficaz.

Uno de los fragmentos que más me ha llamado la atención, dice asi :

Para Sir Ken Robinson , (autor del libro “El elemento”), otro de los grandes gurús en educación, la escuela actual se diseñó durante la revolución industrial, cuando hacía falta tener trabajadores preparados para repetir lo mismo una y otra vez. El colegio seguía ese mismo patrón: niños que aprendían de memoria determinados conocimientos y que los repetían como loros.

Pero el mundo, afortunadamente ha cambiado. Nuestra sociedad ya no se basa en la producción masiva de objetos, sino cada vez más en la de ideas, en la creatividad y surgen nuevas profesiones que se adaptan a esta nueva época en que vivimos. “Necesitamos maestros que preparen a los niños para afrontar esos nuevos retos. Ellos son capaces de transformar el cerebro, tanto física como químicamente, de los alumnos, de la misma manera que un escultor con su cincel es capaz a partir de un mármol amorfo crear una figura tan bella como el David”, afirma el neurocientífico Francisco Mora.

El texto completo podéis verlo en este enlace:

https://cristinasaez.files.wordpress.com/2014/10/neuroeducacion.pdf

Niños “superdotados” y.. ¿Problemas de madurez?

Si alguna vez te han dicho que tu hijo no puede ser de alta capacidad, porque es inmaduro. Aqui tienes la respuesta. Las características de sobreexcitabilidad o las propias de su edad, provocan comportamientos, que se malinterpretan como una falta de madurez impropia.

Niños “superdotados” y problemas de madurez
Escrito por nancy lovering Google | Traducido por txell parera

Los niños de alta capacidad acostumbran a tener comportamientos que parecen inmaduros hasta que no se examina más detenidamente.

Las altas capacidades llevan consigo algunas habilidades mejoradas en una o más áreas, por lo tanto es difícil de imaginar que la inmadurez sea parte de este perfil cognitivo. Curiosamente, lo que parece ser un comportamiento inmaduro es signo de que la alta capacidad está presente: estos niños experimentan una profundidad emocional que les causa actuar de manera diferente a como suelen los niños.

Desarrollo asimétrico

Es menos habitual que un niño de alta capacidad este igualmente avanzado en todas las áreas. Muchos de de ellos tienen áreas de desarrollo precoz que resaltan en contraste con los típicos comportamientos de su edad, creando la ilusión de que el comportamiento típico de su edad es, en realidad, inmadurez.

La prodigio del ajedrez de 6 años de edad, que tiene un colapso al final del día porque está cansada, puede parecer inmadura, a pesar de que el comportamiento es como el de la mayoría de niños de 6 años en una situación similar. Separar a niños de alta capacidad por su comportamiento antes de compararlo con compañeros de edad, permite a los padres y cuidadores determinar con mayor precisión si ese comportamiento es, de hecho, inmaduro.

Excepcionalidad Dual

Algunos niños de alta capacidad están legítimamente por detrás de sus compañeros en algunas áreas y se consideran “de doble excepcionalidad”. Estos niños muestran algunas dificultad en su desarrollo junto a sus capacidades. Por ejemplo, un niño de alta capacidad con ADHD puede estar varios grados por encima en matemáticas, y al mismo tiempo estar varios años atrasado respecto de sus compañeros en áreas de desarrollo de comportamiento, tales como el control de los impulsos y la problemas de capacidad lectora. Puede necesitar un plan de estudios de matemáticas superior, junto con la guía de comportamiento y el apoyo que normalmente se da a un niño más pequeño.

Corteza prefrontal

El U.S. Department of Health and Human Services hace referencia a la corteza prefrontal como el “director ejecutivo del cerebro”. El desarrollo de esta zona trae una mayor conciencia de la necesidad de autoajuste y, con ella, la capacidad de regular el propio comportamiento. Los niños altamente dotados tienen más delgadas que la media las cortezas prefrontales sobre la edad de siete años, después se produce un rápido crecimiento seguido, finalmente, por el adelgazamiento. El patrón atípico de crecimiento de la corteza prefrontal del niño intelectualmente dotado sugiere que hay más neuroplasticidad, pero también puede implicar un comportamiento inmaduro antes que aumente.

Alienación de compañeros de su edad

El comportamiento que parece inmaduro de un niño de alta capacidad puede ser en realidad la manifestación de la alienación con la misma edad. En relación con otros niños de la misma edad que no tienen los mismos intereses o que reaccionan de manera diferente a su entorno puede ser muy difícil para ellos, y puede provocar sentimientos de aislamiento y frustración, que pueden provocar un comportamiento inmaduro.

Aburrimiento

Irónicamente, un intelecto mayor puede parecer inmadurez cuando un niño de alta capacidad se aburre. Fantasías, demasiada cháchara, hábitos de trabajo chapuceros, falta de motivación y desafío son algunos comportamientos que parecen problemas de madurez. No obstante, si los padres y profesores motivan o retan correctamente a estos estudiantes, estos retos pueden disminuir o eliminar los problemas.

Sobre-excitación

Los niños de alta capacidad pueden ser muy sensibles e intensos. El psiquiatra y psicólogo polaco Kazimierz Dabrowski identificó varias áreas en las que un individuo puede mostrarse excesivamente excitables: psicomotriz, sensualidad (vista, olfato, tacto, gusto y oído), intelectual, imaginativa y emocional. Una niña que salta arriba y hacia abajo mientras te habla rápidamente, puede estar intranquilo con la idea de matar insectos con productos químicos, y que trata a sus animales de peluche como juguetes que tienen sentimientos mucho después que sus compañeros hayan dejado de hacerlo, puede ser percibido como inmadurez . Pero de hecho, puede ser fruto de tener aumentadas las sensibilidades acompañando la alta capacidad

Diferencias sensoriales

Indica algunos perfiles sensoriales atípicos como una característica de la alta capacidad. Un niño que tiene miedo a las alturas puede parecer inmaduro, pero en realidad puede tener aversión a aquello vestibular y estar neurológicamente conectado a reaccionar de manera diferente a los estímulos sensoriales que involucran el equilibrio. Lo mismo puede decirse para los niños que no les gustan las multitudes: pueden ser más sensibles a la propiocepción (conciencia de la posición del cuerpo) que el niño promedio podría, pero en cambio puede ser visto como inmaduro.

Introversión

Muchos niños de alta capacidad tienen un perfil introvertido (reflexivo-observador). Si un niño es reacio a comprometerse socialmente, esto se puede interpretar como falta de madurez, cuando en realidad puede ser introversión relacionada con su alto nivel de reflexión. Los introvertidos tienen la consideración a menudo de tener habilidades sociales subdesarrolladas, cuando en realidad, el aislamiento social de esta personalidad se debe en parte a una mayor actividad en los lóbulos frontales, que tienen que ver con el pensamiento complejo, a diferencia de la actividad cerebral trasera de los extrovertidos, que busca estímulos sociales externos.

Artículo original : http://www.livestrong.com/es/ninos-superdotados-problemas-info_6948/

5 Formas de Sensibilidad en Personas con Altas Capacidades.

Siempre hemos sentido que la diferencia no estaba sólo en un CI elevado. De hecho, lo que de verdad genera distancias respecto de sus semejantes, es, precisamente, la falta de comprensión hacia esta especial sensibilidad. Ser capaz de hablar de sentimientos aún no sentidos, de ver intenciones aún no mostradas, de expresar con las palabras, la música, la pintura, lo que todos vemos pero sólo algunos sienten, de enfrascarse con más intensidad en una tarea, de no poder frenar al cerebro. No solemos compartir las listas de características que tratan de definir en unos pocos apartados como son o dejan de ser las personas de altas capacidades, pero este artículo va más sobre porqué no somos todos iguales.

Las personas con altas capacidades, no se caracterizan únicamente por poseer una inteligencia más elevada de lo que es habitual en la población. Recientes estudios en materia de neuropsicología nos indican además, que la amígdala, esa estructura cerebral asociada a las emociones, suele ser más reactiva en este tipo de perfiles.

También cabe señalar que según investigaciones como las llevadas a cabo por el psiquiatra Kazimierz Dabrowski, las personas con altas capacidades suelen demostrar una sensibilidad muy alta, o como suele llamarse en este mismo contexto “sobreexcitabildiad” o “overexcitability” (OE).

¿Qué significa esto entonces? Básicamente, que las personas muy inteligentes suelen presentar una alta capacidad de respuesta a los estímulos. Podríamos decir entonces que todo niño, o todo adulto de alta capacidad (haya sido o no identificado), suele demostrar un funcionamiento cognitivo diferente al resto, y a su vez, una forma de sentir y de reaccionar también que los expertos suelen definir como sobreexitabilidad intelectual, motora, emocional, imaginativa… etc.

Páginas como sengifted.org suelen dar apoyo a las personas con este tipo de rasgos. Nosotros, por nuestra parte, pasamos a describirte esas 5 formas de sensibilidad o sobreexicitabilidad (OE) que nos describió el psiquiatra  Kazimierz Dabrowski. Cabe decir que lo habitual, es que las personas con altas capacidades se identifiquen con una o más dimensiones, no es necesario que presenten todas estas sensibilidades.

La OE psicomotora

En esta área estarían esos niños brillantes que además, son muy energéticos, nerviosos e inquietos por naturaleza. Son entusiastas y ávidos por experimentar y aprender, mostrando incluso cierta impulsividad. Son habladores, necesitan la “acción” y cuando son adultos, es frecuente que se conviertan en “maniacos” del trabajo.

Niño confuso en el súper

Según nos explica el propio Kazimierz Dabrowski, es común que en el colegio se les diagnostiquen de modo erróneo con un TDAH (Déficit de atención con hiperactividad).

La OE intelectual

Buscan el conocimiento por encima de todas las cosas. Son ávidos lectores, metódicos, muy curiosos, tenaces y a su vez, suelen salirse de las normas convencionales para descubrir otras opciones, muy alejadas de lo que es común o esperable. Son pacientes y disponen de un agudo sentido de la justicia.

La OE sensitiva

Necesitan interactuar con el mundo a través de los sentidos: tocar, mirar, escuchar…  Desde muy pequeños se sienten atraídos por el arte y por el placer estético que les aporta todo tipo de manifestación pictórica, escultórica y musical.

human-753172_1280 (Copy)

Encuentran también mucho placer en la comida, y a su vez, son muy sensibles al sonido, los tonos muy agudos les provoca incluso dolor físico. Suele ocurrir también que hasta los olores les distraen si están haciendo una tarea.

La OE imaginativa

En esta dimensión tendríamos a personas habituadas por ejemplo a usar muchas metáforas en su modo de hablar. Asocian imágenes a sensaciones y de inmediato, quedan abstraídos en sus propios pensamientos, imaginando, deduciendo, pensando y soñando.

4043364183_a3f0de073b_b (Copy)

Se distraen con facilidad porque disponen de mundos privados muy vastos y complejos a su vez. Tienen, por así decirlo, un mundo paralelo. Es frecuente que los niños superdotados, que a su vez presenten una alta sensibilidad en esta área imaginativa, suelan tener amigos imaginarios y que en clase les cueste mucho atender las explicaciones. No pueden adaptarse a un sistema educativo rígido.

La OE emocional

Esta área es mucho más compleja. Las personas que manifiestan una alta sensibilidad emocional, son perfiles con una alta empatía que de inmediato, se identifican con las emociones ajenas, sufriéndolas de igual modo.

face-623314_1280 (Copy)

Son intuitivos y sienten mucho las críticas, los rechazos, se preocupan demasiado por las cosas hasta el extremo de poder caer en alguna depresión. Cuando son niños suelen pasar épocas muy traumáticas al ser más maduros emocionalmente, teniendo que vivir en el siempre complejo y cruel contexto infantil tan habituado a las críticas o las burlas.

Para concluir, Dabrowski nos explica también que esta serie de dimensiones pueden presentarlas personas con un CI dentro de la media, no obstante, en las personas con altas capacidades es habitual que “despunten” de un modo muy particular en una o varias de estas características, puesto que la sobreexcitabilidad, es algo innato en este tipo de perfiles.

Imagen: Hartwig HKDTristan Martin

Artículo original : http://www.supercurioso.com

Renzulli nos insta #NopisoteeslasAACC

Desde el Centro Renzulli en Madrid

http://www.centrorenzulli.es/

Joseph Renzulli nos deja este video:

A su paso por el Congreso Internacional de Pensamiento de Bilbao, Joseph Renzulli se hace eco del cambio normativo en Madrid que, desafortunadamente, podría contagiarse al resto de Comunidades españolas. Creemos que habla claro: #Nopisoteeslasaacc