¿Puede la escuela individualizar el aprendizaje y Desarrollar el Talento?

Video de las Jornadas sobre innovación educativa y desarrollo del talento que los catedrátivos S.Pfeiffer (Univ. Florida) y J.Tourón (UNIR) celebraron el pasado 28 de Enero en el Centro de Formación del profesorado de la Comunidad de Madrid.

Asistimos hoy a un clamor por una parte de los profesionales de la educación y familas por un cambio educativo hacia la individualización y la verdadera inclusión. Mientras otra parte se resiste reclamando recursos, medios y una ratio mejor. No lo hemos entendido.

No se puede negar que en aulas con pocos alumnos y muchos recursos, especialmente humanos y tecnológicos, permite una mejor relación maestro-alumno. Pero que en estas condiciones el aprendizaje sea individualizado e inclusivo, depende de lo mismo que depende cuando el ratio aumenta : De la metodología del aprendizaje y la actitud y formación del profesorado.

Todos los niños son diferentes y todos aprenden de distinta forma y a distinto ritmo. Sus intereses, personalidad, habilidades, capacidad, motivación, autonomía y educación familiar, interrelacionan entre sí creando diferencias que influyen en su aprendizaje. El maestro además aporta al aula su propio bagage.

Cuando el aprendizaje en el aula se administra de forma que el maestro habla, y los demás escuchan, no estamos más que “despachando el rancho” para todos los “soldados” igual, sin importarnos sus necesidades nutricionales específicas, el particular gasto calórico, metabolismo o alergias. Bajo este modelo tradicional, no podemos hablar de aprendizaje individualizado. Ni tan siquiera de inclusión. Sólo podemos hablar de homogeneización. Todos “comen” lo mismo, al mismo tiempo y en la misma cantidad. Y aquél que presenta necesidades alejadas de este “prototipo”, sufre y no aprende. Efectivamente, en este modelo, cuanto mayor es el ratio, más complejo, por no decir imposible, se hace atender la individualidad.

Sin embargo existe otra forma de enseñar. Es decir, de aprender. Una metodología que permite distintas velocidades dentro del aula, que propone ejercicios multinivel, que tiene en cuenta los intereses de cada niño, que permite a cada uno brillar allí donde cada uno es más capaz. Una forma donde el impacto del ratio no es tan palpable y donde el maestro se convierte en un magnífico “chef” que “cocina platos” elaborados a la medida de cada alumno, teniendo en cuenta sus características individuales. Existe, y no es una utopía. Javier Tourón te lo explica en este video..

alumnos excelentes

Esta forma de enseñar es muy eficaz para atender las necesidades específicas de los niños de alta capacidad (y para el resto del alumnado). Atender sus necesidades dentro del aula, compartiendo trabajos y proyectos con sus compañeros es muy importante para responder, no sólo sus necesidades cognitivas, sino también sus necesidades emocionales y sociales, pues sólo cuando ambas reciben atención sucede el desarrollo equilibrado de la persona y el potencial.

Hoy la legislación promueve medidas de atención que pasan por proponer al alumno trabajos adicionales que aislan al niño de su grupo. Así, mientras todos comen “rancho”, a estos alumnos se les coloca en una cola especial, y bien se les da dos raciones de rancho o bien se les da el mismo rancho con alguna pequeña mejora, algunas pasas o nueces adicionales, mientras sus compañeros les miran extrañados y recelosos por ese “trato especial”. Sigue siendo “rancho” que no esta hecho a su medida, con lo cuál apenas estimula sucapacidad cognitiva, y además afecta a sus necesidades de integración social, por lo que muchos prefieren ocultarse ante tan poco atractivos “premios”.

A veces surgen voces que indican que la escuela debe proponer aprendizaje, contenidos, materias. Y que las necesidades emocionales del niño deben ser cubiertas en casa. Quizá alguna vez esto haya podido tener algún sentido, cuando los padres de estos niños no tenian estudios, internet no acercaba a los hogares todos los contenidos posibles, y formar trabajadores adaptados era suficiente para tener una sensación de progreso. Salir del campo para trabajar con un traje y corbata era algo que conseguían sólo unos pocos.

Pero la sociedad hoy es más exigente. Un trabajador adaptado ya no es un profesional de éxito. Creatividad, innovación, investigación, entrega, excelencia, divergencia, reflexión, análisis, liderazgo, iniciativa, … son las materias de los cursos que las empresas imparten hoy a sus trabajadores. Materias que la escuela se ha empeñado en obviar y rechazar.

Desde que Maslow nos hablara de su pirámide de necesidades en 1967, no podemos seguir ajenos al hecho de que el individuo tiene necesidades afectivas y de pertenencia al grupo que pesan sobre su necesidad de desarrollo. Y que el desarrollo feliz y equilibrado depende de la satisfacción de ambas necesidades. La escuela no es sólo un lugar para aprender contenidos. La escuela es el referente social del niño. Allí desarrollará (o debería hacerlo) sentimientos de competencia, auto-estima, actitud ante su propio desarrollo y un rol social y personal. Y estos condicionantes afectan a su aprendizaje y a su desarrollo profesional posterior. Así la emoción no se puede desligar del aprendizaje.

Los niños de Alta Capacidad tienen las mismas necesidades emocionales y sociales que el resto de niños. Al fin y al cabo, siguen siendo niños. Pero una escuela que no les presenta reto y estímulo es una escuela que les priva de desarrollar estos sentimientos de competencia y auto-estima. Porque sólo probando tus límites y alcanzando logros que suponen un cierto esfuerzo puede el individuo aprender a superarse y conocer cuáles son sus habilidades y capacidad. Sólo así puede cada niño encontrar su “elemento” como diría Ken Robinson y escoger finalmente aquella profesión que le permite obtener reconocimiento y auto-realización. La felicidad depende de ello.

DESARROLLO MASLOW

El Catedrático Steven Pfeiffer, creador del modelo tripartito de identificación de la alta capacidad, autor de varios libros y reconocido experto internacional, ha dedicado más de 30 años al estudio y seguimiento de los niños de alta capacidad. Ha visto como unos llegaban a lo más alto y otros no y por qué. En este video Pfeiffer explica su modelo de una forma muy didáctica y nos habla de cómo atender estas necesidades emocionales y sociales de los niños más capaces.

Todos los investigadores internacionales, Gagné, Pfeiffer, Tourón, Renzulli, NAGC, etc.. vienen a coincidir en que debemos identificar el talento desde una visión más amplia, entendiendo que estamos ante un potencial que debe ser estimulado y retado por la escuela si queremos servir a estos niños, que deben dejar de ser “alumnos de 2ª” que “no necesitan apoyo”. Centrarse en el CI y establecer un criterio de corte fijo, sea éste el que sea, es obsoleto y esta en contra de todo el trabajo de investigación y seguimiento estadístico llevado a cabo en los últimos 30 años, desde los campos de la neurología, la psicología, la pedagogía y las experiencias educativas.

Romper esta barrera y entender el talento como un potencial para atenderlo dentro de un cambio metodológico y cultural, fué el principal objetivo de estas jornadas. Esperamos así poner las bases de un cambio que no tarde en llegar, en la Comunidad de Madrid y en el resto de Comunidades Autónomas. En España seguimos empeñados en modelos de identificación basados exclusivamente en el CI y en establecer criterios adicionales de lo más variopintos para, al final, tan sólo acceder a esa “doble ración de rancho”.

Por eso, difundir el contenido de estas jornadas, se nos antoja una labor prioritaria, para todos, maestros y padres, los que esperamos una verdadera escuela inclusiva capaz de atender a toda la diversidad y para los que estamos convencidos de que “el talento no se etiqueta, se potencia” (Roberto Ranz).

Esperamos lo disfrutes tanto como lo hemos disfrutado nosotras :

Video Completo de las Jornadas “Dos Lecciones para la Escuela Actual y el Desarrollo del Talento”

Un comentario sobre “¿Puede la escuela individualizar el aprendizaje y Desarrollar el Talento?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s